Evento "Ariete 2018"

        El pasado fin de semana del 4 y 5 de agosto tuvo lugar en la gallega localidad de La Coruña una nueva edición del ya conocido evento de recreación histórica "Ariete", organizado por la asociación "Royal Green Jackets", y que en esta ocasión tuvo como elemento principal un personaje tradicional de la propia localidad: la historia de María Pita y su lucha contra los invasores británicos. Junto a esta recreación tuvieron lugar otras muchas de diversas temáticas históricas.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

            NOTA (II): Algunas de las imágenes utilizadas fueron realizadas por la propia Unidad de Estrategia y Operaciones, y otras por los fotógrafos Vicente Cervera y Lucía Wagner Fotografía, siendo utilizadas con el permiso expreso de sus respectivos autores con fin divulgativo. Se recomienda visitar sus impresionantes trabajos en las páginas de Facebook de su nombre.

        EL EVENTO "ARIETE"

        Desde hace más de una década se lleva realizando en la ciudad de La Coruña un evento de recreación histórica organizado por la asociación "Royal Green Jackets", cuyo presidente, don Manuel Arenas, es además un empresario de dicha localidad.

        Este evento, que se realiza en el período vacacional de verano, siempre a principios del mes de agosto, cubre diferentes momentos históricos, que van variando de año en año, pero que siempre incluyen una actividad principal de la II Guerra Mundial, aprovechando el incomparable marco de las antiguas baterías de la costa situadas en el Monte San Pedro, ambientándose dicha recreación en las operaciones del Desembarco de Normandía.

        Además, para la realización del mismo, se cuenta con el apoyo del Excmo. Ayuntamiento de La Coruña, así como con la colaboración de las Fuerzas Armadas, a través del Museo Militar situado en la localidad y del Cuartel de Atocha, que sirve de alojamiento para el centenar de recreadores que participan en la muestra.

        Como es habitual en los eventos de recreación de cierta magnitud, diversos grupos de reconstrucción histórica colaboran para ofrecer un programa de actividades variado, que permita al público disfrutar de la labor divulgativa y al mismo tiempo lúdica que permiten los campamentos, las batallas y las diferentes opciones que se ofrecen por toda la localidad, estando el área de campamentos y la zona de exposición permanente en los aledaños del Museo Militar de La Coruña.

        Inevitablemente, la muestra se completa con la realización de diferentes actividades culturales, que incluyen, por supuesto, el propio Museo Militar, así como exposiciones, tiendas de compra venta de militaria y diversas conferencias y demostraciones sobre los períodos históricos tratados, que se realizan en la zona de los campamentos.

        Además, como complemento de toda la exposición y las actividades, existe una muestra de vehículos históricos, que se exponen de forma permanente durante los dos días del evento para su exhibición al entusiasta público, realizándose además algunos desfiles tanto a pie como motorizados para de ese modo implicar también a la ciudadanía y dar a conocer el evento. Finalmente, también se aprovechan las comidas (y cenas) del evento para que sirvan de punto de confraternización y encuentro entre los diferentes grupos de recreación, y crear así nuevos lazos de amistad que germinen en futuras actividades.

        En el caso concreto que nos ocupa, en las recreaciones de "Ariete 2018" se trataron diversas épocas históricas, destacando especialmente la innovación que supuso la batalla por La Coruña en la que su patrona, María Pita, logró arrebatar el estandarte inglés al abanderado, lográndose la victoria, en el siglo XVI. Además se trataron dos escenarios diferentes de la II Guerra Mundial, a saber, la batalla de Anzio, que se realizó en la Plaza de María Pita, justo delante del ayuntamiento, y el desembarco de Normandía, en las Baterías del Monte San Pedro.

     

        Además de las ya mencionadas recreaciones, el domingo se llevó a cabo un ajedrez viviente, ambientado también en el período de la heroína María Pita, y se contó también con la presencia de recreación de temática policial, realizada esta a cargo de la UEO, con la colaboración de uno de los vehículos de los "Royal Green Jackets", completándose con sesiones fotográficas de varios períodos, incluyendo la Campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial, la Campaña de Italia o diversos departamentos de policía norteamericanos.

        LAS ACTIVIDADES: VIERNES 3 DE AGOSTO

        Dada la situación geográfica de La Coruña, el viernes se utilizó para coordinar la llegada de los diferentes grupos, mientras que la organización y aquellos grupos de la zona de Galicia aprovechaban el día para montar los campamentos. En el caso de la Unidad de Estrategia y Operaciones, dado que se partía de nuestra Sede Central, se citó al personal a media mañana, aprovechando también la circunstancia de que nos acompañaba algún miembro de la Asociación Imperial Service para enseñarle la Sede. Destaca el detalle que tuvo nuestro acompañante y amigo, que donó para el proyecto de museo uniformidad británica de la II Guerra Mundial. Aprovechamos desde aquí la oportunidad para agradecer su detalle, y para resaltar la buena sintonía en la que los miembros de ambas organizaciones colaboran en diversas actividades por todo el territorio nacional.

        El punto de reunión de los grupos fue el Cuartel de Atocha, lugar en el que por parte de la organización, y con la colaboración de las Fuerzas Armadas, podrían pernoctar aquellos recreadores que así lo deseasen y lo hubieren solicitado. Una vez gestionadas las cuestiones burocráticas, el punto de encuentro con los coordinadores del evento era, inevitablemente, la zona de campamentos, en el Museo Militar de La Coruña, en la zona de los campamentos, donde ya se pudo tratar directamente con los miembros de la Asociación "Royal Green Jackets".

        Por parte de la UEO, la llegada a la zona de La Coruña fue a media tarde del viernes, destacando que durante el viaje coincidimos con varios amigos que también acudían al evento procedentes de la Comunidad Valenciana (¡y nosotros creímos que hacíamos kilómetros!), con los que ya aprovechamos a comer y a seguir el viaje ya en convoy.

        Una vez en La Coruña, y tras conocer personalmente a don Manuel Arenas, organizador del evento, quien nos dio la bienvenida y nos dio explicaciones sobre los detalles y pormenores de las actividades del fin de semana, se procedió a cenar, retirándose a continuación cada uno a su respectivo hospedaje.

        LAS ACTIVIDADES: SÁBADO 4 DE AGOSTO

        Aunque la apertura de actividades para el público era a las 11 de la mañana, la llegada de nuestros amigos de la Asociación Imperial Service, que tenían que montar un campamento sobre la época de los Tercios, hizo que nos personáramos dos horas antes, entrevistándonos con su presidente, don Jose Miguel Alberte, y ayudando así con el montaje del campamento, que además nos sirvió de base de operaciones a la UEO, dado que desde nuestra organización en esta ocasión no montamos puesto ni campamento. La experiencia adquirida con el tiempo ha determinado que tener esa "base de operaciones" acaba siendo fundamental en un evento.

        -La batalla del sábado por la mañana: Italia: La batalla recreada en la mañana del sábado trató sobre la temática de la II Guerra Mundial, concretamente en las acciones de la batalla de Anzio, dentro de la campaña de Italia. Se realizó en la Plaza de María Pita, justo delante del edificio del Ayuntamiento, y se aprovechó el desplazamiento de los vehículos y recreadores participantes para realizar un pequeño desfile por la ciudad, de modo que también sirviera de promoción para el evento. A tal efecto, se formó un convoy que incluía un camión Dodge, un coche de mando americano y un coche patrulla, entre otros, que se dirigieron a la zona de la recreación.

     

        Una vez allí, el público se reunió alrededor de la zona acotada, reproduciéndose algunos combates de entorno urbano que se produjeron en la Campaña de Italia. El principal foco de resistencia en la campaña fue la defensa de la Línea Gótica, donde las tropas del Mariscal Kesserling se atrincheraron, con el famoso Monasterio de Montecassino como uno de los puntos fuertes. Los aliados realizaron un desembarco en la zona de Anzio, a fin de abrir otro frente, pero finalmente la operación fracasó, al no retirar grandes contingentes germanos de la línea de defensa, y finalmente la Línea Gótica fue tomada a base de ataques frontales y con muchas bajas para las tropas aliadas.

        Al mismo tiempo que se llevaba a cabo la recreación, el resto de vehículos que no participaban en ella se mantuvieron en el centro de la plaza, donde atrajeron la atención de gran parte de veraneantes y transeúntes que por allí pasaban. Destacó especialmente el vehículo de la Patrulla de Carreteras de California (California Highway Patrol), en especial por no tocarse normalmente esa temática en las recreaciones, ¡atrayendo a casi tanto público como los propios espectadores de la batalla en sí!

        Una vez concluida la recreación de la mañana, se citó a los participantes del evento en el Cuartel de Atocha, donde se ofreció la comida a los recreadores, momento que estos aprovecharon para confraternizar entre sí. De entre los diferentes temas tratados durante dicha comida se aprovechó también para hablar de futuros proyectos, destacándose el que Imperial Service está organizando en Zamora, en colaboración con el Excmo. Ayuntamiento de esa ciudad, sobre la batalla de Stalingrado, para el mes de noviembre.

        Durante la tarde, la zona de campamentos del Museo Militar estuvo abierta al público, pero debido al calor la afluencia de público fue menor que por la mañana, por lo que se aprovechó para realizar sesiones fotográficas y para visitar la tumba del General Británico Sir John Moore, que durante la Guerra de la Independencia dirigió la retirada de las tropas inglesas por La Coruña, mientras eran perseguidas de cerca por los franceses de Napoleón Bonaparte.

        En el caso de la Unidad de Estrategia y Operaciones, se continuó con la temática policial, aprovechando la ayuda del fotógrafo don Vicente Cervera, para realizar algunas fotografías con la uniformidad del Departamento de Policía de New York (NYPD), así como con uniformidad de la 101º Aerotransportada de la II Guerra Mundial, permaneciendo a continuación en la zona del campamento de los Tercios de Imperial Service, donde su presidente continuó incansablemente sus disertaciones hacia el público sobre aquél período histórico.

        -La batalla del sábado por la tarde: María Pita y La Coruña: A medida que avanzaba la tarde y con la caída del sol comenzaban a descender las temperaturas, se comenzaron los preparativos para la batalla de la tarde (tarde-noche, en realidad), agrupándose las tropas ataviadas con el uniforme de la época.

        Por parte de la organización se había dispuesto un nuevo desfile de camino a la zona de la batalla, pero aprovechando la circunstancia también para realizar un homenaje a la patrona en la plaza de su nombre, María Pita, con una parada militar y un reconocimiento a su figura histórica. Se contó por supuesto con la caracterización de personajes históricos del período, como era la propia Maria Pita y Su Majestad Felipe II por parte nacional, o el almirante Drake entre otros por parte británica, que además de participar en el acto institucional, serían parte integral de la recreación de la batalla.

        Así, se agruparon primeramente las tropas del bando español (aunque el concepto de España no existiera todavía en esa época, se ha generalizado para su mejor comprensión por el público, aprovechando la circunstancia de que ya se usaba la expresión "Rey de Las Españas"). En aquella época, todavía contaban con instituciones y símbolos propios los reinos de Castilla y Aragón, así como otros reinos en Italia (Nápoles y Sicilia, por ejemplo), u otros por Europa, que conformaban el escudo de armas de Felipe II, uno de cuyos lemas en el máximo esplendor fue "En mis territorios nunca se pone el sol", lo cuál era cierto al tener posesiones por todo el globo terráqueo, de modo que cuando era de día en una zona era de noche en la otra y viceversa.

     

        La marcha fue precedida por los tambores y la comitiva regia, a la que seguían los diferentes estandartes ondeando al viento. A continuación, al son de la música de un gaitero, que tocaba "Scotland the Brave" (una melodía que aún no se había creado, pero se utilizó por ser de las más populares conocidas por el público), avanzaban las tropas inglesas, con sus contingentes de piqueros y arcabuceros, y encabezadas también por los propios estandartes, incluyendo, como no podía ser menos, por la Cruz de San Jorge.

        En lo que se refiere a la batalla, las tropas defensoras contaron con el apoyo de dos espectaculares piezas de artillería, que se emplazaron en el reducto final, en una posición elevada cerca de la cuál se encontraba la propia María Pita. El resto de tropas desplegaron al pie del muro, dispuestas a enfrentarse a la acometida inglesa, que pronto apareció en formación cerrada con sus picas en posición, formando un frente unido que debía romper las defensas enemigas, y apoyada por algunos grupos de mosqueteros en sus flancos.

        Se ofreció así al público una muestra de cómo se combatía en la época, junto a la cuál además miembros de una escuela de esgrima antigua local hicieron demostraciones de lucha con espadas, dando un espectacular efecto que el entusiasta público disfrutó. Finalmente, se repitió la historia cuando la heroína de La Coruña logró hacer frente y matar al abanderado inglés, y le arrebató el estandarte, ordenando Drake la retirada inglesa entre los aplausos de los asistentes.

        A continuación, y tras replegarse las tropas, se llevó a cabo la cena en la zona del puerto, también a cargo de la organización, realizándose una barbacoa en carpas, que además coincidió con diversos actos culturales de asociaciones locales de La Coruña relacionadas con la propia María Pita. La cena sirvió además de punto de encuentro para algunos grupos y recreadores que llegaron al evento en ese momento, ya que al venir de todo el territorio nacional, las distancias y las agendas laborales muchas veces no permiten a los participantes disfrutar de todos los actos.

        LAS ACTIVIDADES: DOMINGO 5 DE AGOSTO

        De nuevo se citó a los participantes a las 11 de la mañana en la zona del Museo Militar de La Coruña, aunque muchos de los recreadores estuvieron antes, a fin de ultimar los preparativos para las actividades del día. Una vez más, la tienda y el campamento de la Asociación Imperial Service pudo ser utilizada por la UEO como almacén y base de operaciones, mientras de nuevo su presidente seguía departiendo sobre la época de los tercios ante el público congregado.

        Reunidos ya todos los que acudimos de la Unidad de Estrategia y Operaciones, aprovechamos el entorno del Museo, y en especial alguna de las piezas de artillería naval allí emplazadas, para hacer una serie de fotografías con la temática de la Campaña del Pacífico en los inicios de la entrada de los Estados Unidos en la II Guerra Mundial, en especial Pearl Harbour, Corregidor, Singapur o Hong-Kong.

        Con respecto a las actividades del día, la más destacada era la de la II Guerra Mundial sobre el desembarco de Normandía, que tendría lugar por la mañana en el incomparable marco de las Baterías Costeras del Monte San Pedro, a donde hubo que desplazarse en vehículos debido a la distancia, por lo que nuevamente se aprovecharon los transportes históricos para hacer un convoy y dirigirse a la zona de la recreación.

        -La batalla del domingo por la mañana: Normandía: Las instalaciones de las antiguas baterías costeras Vickers del Monte San Pedro, con el mar de fondo y en una posición elevada, son el marco perfecto para recrear acciones de la zona del desembarco de Normandía sin necesidad de contar con embarcaciones. Además de las dos piezas principales, la zona de parques de alrededor incluye almacenes, instalaciones y otra pieza artillera, esta vez un cañón antiaéreo alemán (el famoso 88), que logró su reputación además de como arma antiaérea, como pieza contracarro tras la batalla de Arrás, en Francia (1940), a raíz de la cuál su uso para dicha función se estandarizó.

     

        La batalla en sí constó de dos fases principales, coincidiendo, obviamente, con la toma de las dos piezas costeras principales, para cuya conquista contaban las tropas norteamericanas con el apoyo de vehículos ligeros equipados con ametralladoras. Por desgracia, en esta edición de "Ariete" no se pudo contar con la presencia del Sdkfz 222 alemán ni del M-8 "Greyhound" norteamericano de que disponen los "Royal Green Jackets" en sus eventos, debido a que se encontraban en una exposición en otra parte de España.

        Finalizada la recreación, los participantes se mantuvieron no obstante por la zona, para interactuar con el público y que los más pequeños pudieran fotografiarse con las tropas y con los vehículos, mientras la organización recogía el material y los decorados utilizados. A continuación, se procedió a volver a la zona de los campamentos y del Museo Militar, a fin de comenzar la recogida de material y comer.

        La organización del evento había previsto una serie de actividades para la tarde del domingo, incluyendo la realización de un ajedrez viviente en la Plaza de María Pita, ambientado en el período histórico de la heroína, pero por desgracia, la distancia existente entre Madrid y La Coruña nos impidió a los miembros de la UEO que asistimos al evento colaborar con dicha actividad, recogiendo todo el material y ayudando a Imperial Service a recoger el suyo, agradeciendo su acogida en su campamento para guardar nuestra propia uniformidad durante el evento.

        -La entrega de premios: Antes de retirarnos a Madrid, a las 17:00 horas, se procedió por parte del presidente de los "Royal Green Jackets" y por parte del Director del Museo Militar a realizar la entrega de premios a aquellos colaboradores y grupos que habían destacado especialmente, siendo galardonados una escuela de esgrima de La Coruña y acaparando el resto de premios la asociación Imperial Service, por su incansable labor divulgativa durante el evento.

        Dichas distinciones fueron recogidas por su junta directiva, encabezada por el infatigable Jose Miguel Alberte, cuyas disertaciones fueron una constante en la zona del Museo de La Coruña, fuera la hora que fuera y se realizara la actividad que se realizara. Aprovechamos la ocasión para felicitarle, tanto a él como a los miembros de Imperial Service, por su labor y por su esfuerzo para dar a conocer la historia del Camino Español y de los Tercios.

        Finalizada esa pequeña ceremonia, se inició el retorno a la Sede Central de la UEO, donde tras un largo viaje de regreso, en el que también coincidimos con otros recreadores, aprovechando para formar convoy en carretera, cada uno se retiró a su propio hogar.

        LA COLABORACIÓN DE LA UEO

        Como es habitual en los eventos a los que se asiste por parte de la Unidad de Estrategia y Operaciones, una de las máximas de nuestra entidad es ayudar y colaborar en todo lo que se pueda para auxiliar a la organización, en lugar de convertirnos en meros espectadores. Por experiencia adquirida con los años, cuando se realizan actividades de estas características siempre surgen imprevistos que requieren colaboración que no estaba planificada, y toda aportación por parte de quienes participan del evento es agradecida y ayuda a integrar a los participantes, sirviendo además de apoyo a los organizadores.

        En ese sentido, y dado que se contaba con uniformidad policial para el evento, y por parte de don Manuel Arenas se nos proporcionó un vehículo rotulado de policía, dando libertad de acción, los que no participamos en la batalla de la II Guerra Mundial colaboramos controlando al público y vigilando los accesos de los vehículos en las recreaciones. Además, la propia uniformidad y el mismo vehículo radiopatrulla se convirtieron en verdaderos focos de atención para los turistas y paseantes, siendo una de las atracciones del evento.

     

        Además, a petición de la organización, y gracias a la colaboración de la Asociación Imperial Service, se contó con la presencia de algunos de los miembros de la UEO en la participación de la batalla de María Pita el sábado por la tarde, a fin de aportar un mayor número de combatientes. Con respecto a la uniformidad que se empleó en el evento, de la II Guerra Mundial se vistió, aportada por cada uno de los componentes, británica de paseo y de combate de la 1º División Aerotransportada Británica, así como de personal femenino del mismo país, así como uniforme de combate de la 1º División de Infantería (Big Red One) del ejército norteamericano.

        También para las sesiones fotográficas relacionadas a la Guerra del Pacífico, utilizando como base el uniforme de la Patrulla de Carreteras de California se pudo adaptar una representación de un piloto de la US Navy, así como un oficial con el uniforme de preguerra, que era el que estaba presente en las guarniciones estadounidenses de Hawaii y Filipinas, entre otros.

        En la temática policial, ya que se contaba con un vehículo radiopatrulla de California (California Highway Patrol), se empleó el uniforme de la época, que difiere del actual en la coloración de la prenda de cabeza (que actualmente también es un sombrero "Montana", pero del mismo color que el uniforme) y de la corbata y adornos, que en la actualidad son de color azul y añaden una franja azul en el pantalón para determinados servicios. La Patrulla de Carreteras de California es una entidad policial a nivel estatal, lo que significa que tiene competencia en todo el Estado (no como los Departamentos de Policía, que sólo tienen jurisdicción en sus ciudades, o los Sheriff, que tienen competencias sólo en el Condado), quedando inmediatamente por debajo en la pirámide policial americana sólo de las agencias federales (FBI, DEA, ATF...etc)

        Además, para dar variedad a la muestra, también se utilizó el uniforme de patrulla del Departamento de Policía de New York (NYPD), uno de los más grandes del mundo (cuenta con tanta plantilla como el Cuerpo Nacional de Policía español), que se empleó en la época en la que se comenzaba a cambiar la camisa azul cielo y se sustituía por la camisa actual, vistiéndose en esa época todavía pantalón de vestir (hoy en día se usa pantalón de intervención).

        Finalmente, y a efectos de vestir con facilidad a algún colaborador que quisiera participar, también se llevó una de las famosas cazadoras que usan las agencias federales norteamericanas, en este caso perteneciente a la ATF (Agencia contra el Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego), que tantas veces estamos acostumbrados a ver en las películas de esa temática de Hollywood.

        La estructura policial norteamericana se compone de diferentes escalones, con competencias en sus respectivas especialidades. Así, a nivel urbano, se encuentran los Departamentos de Policía, como New York, Los Ángeles... (NYPD, LAPD...), que cubren sus propias ciudades. En según que estados, las ciudades pertenecen a Condados, a cargo de un Sheriff (Los Ángeles County, por ejemplo), que abarca también zonas rurales y que unifica esfuerzos en el caso de que las ciudades no puedan financiarse por sí mismas servicios como SWAT. Esto, que puede parecer una tontería en el supuesto de grandes ciudades, como Los Ángeles o New York, no lo es cuando cubre zonas con poblaciones más pequeñas.

        Por encima de estas fuerzas locales se encuentran las Policías Estatales (California Highway Patrol, Texas Rangers, etc), con competencias en todo el estado, para la persecución de delincuentes especialmente importantes o que hayan delinquido a lo largo de varias ciudades y condados. También se ocupan de tareas que abarcan varias demarcaciones, como el traslado de algunos presos, y aportan personal especializado para situaciones que puedan sobrepasar a las fuerzas policiales locales.

        Como colofón, en lo alto de la pirámide están las Agencias Federales, que abarcan por una parte jurisdicción en todo el territorio nacional, ya sea por persecución de criminales que delinquen a lo largo de varios estados, o que directamente cometen delitos contra la administración federal (falsificación de moneda, por ejemplo). Cada una de ellas está especializada en sus respectivos campos, abarcando gran cantidad de tareas.

     

        Así, por ejemplo, tenemos la Oficina Federal de Investigación (FBI), la Agencia contra la Droga (DEA), el Departamento de Caza y Pesca (Fish and Game), el Servicio Federal de Parques o la ATF, por citar algunos ejemplos. Cabe destacar que organizaciones como la NSA o la CIA tienen rango de agencia federal, al igual que el Servicio Secreto (que protege al Presidente), pero la CIA tiene prohibido actuar en territorio nacional, cubriendo sus funciones dentro de los Estados Unidos el FBI.

        AGRADECIMIENTOS

        Antes de terminar el presente artículo, se quiere aprovechar para agradecer, en primer lugar, a Vicente Cervera y a Lucía Wagner Fotografía la cesión de algunas de sus imágenes para ilustrar este trabajo, destacando su gran labor de difusión cultural en el aspecto histórico mediante su trabajo fotográfico. Como ya se ha incluido en las anotaciones iniciales, el trabajo de ambos puede encontrarse fácilmente en Internet, sobre todo en Facebook, y representa una visita imprescindible para los aficionados a la historia. También se quiere aprovechar a agradecer a la Asociación Imperial Service el uso de su campamento para poder guardar el material que la Unidad de Estrategia y Operaciones empleó en La Coruña, así como el préstamo de su uniformidad para los Tercios.

        Finalmente, y como cabe suponer, el agradecimiento principal debe ir dirigido a la Asociación "Royal Green Jackets" y a don Manuel Arenas, organizador del Evento Ariete, no sólo por su esfuerzo y dedicación, sino por el trato dispensado hacia nuestra organización, así como la confianza depositada en nosotros para el uso de su vehículo radiopatrulla. Su amabilidad y buen trato ha hecho que nos llevemos una inolvidable imagen de La Coruña y del evento "Ariete" que sin duda harán que repitamos siempre que la agenda lo permita. Aprovechamos desde aquí a desearle lo mejor y mucha suerte con sus proyectos, ofreciéndole además nuestra ayuda y colaboración para aquello que nos necesite.