Aula 2017

        El pasado mes de marzo de 2017, concretamente entre los días 1 y 5 del mes, tuvo lugar una nueva edición de la tradicional Feria Aula, que ofrece a los jóvenes el estado del mercado laboral y las diferentes alternativas que podrán elegir para dedicarse profesionalmente en su futuro. Como en el caso de la edición anterior, la UEO colaboró a través de nuestros amigos de Codex Bélix con el stand que el Ministerio de Defensa montó en la feria, con la presencia de varios uniformes históricos.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        LA FERIA "AULA"

        Todos los años tiene lugar en el IFEMA de Madrid la Feria "Aula", un punto de encuentro en el que universidades, escuelas profesionales, empresas e instituciones ofrecen las posibles salidas laborales a los estudiantes españoles, a fin de que estos puedan interactuar mínimamente con el que podría ser su futuro, obteniendo información de primera mano y consiguiendo una idea aproximada de lo que suponen las distintas salidas profesionales.

        De entre las citadas instituciones, como no podía ser de otro modo, colaboran las pertenecientes al Ministerio de Defensa, con los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, ofertando posibilidades laborales tanto durante el servicio de las armas como cuando se pase a la vida civil.

        Ya el año pasado, la Unidad de Estrategia y Operaciones colaboró, a través del Presidente de la Asociación de Reconstrucción Histórica Codex Bélix, don Antonio Lalaguna Arroyo, con el stand del Ministerio de Defensa, con la aportación de uniformidad de otros períodos que aportaran variedad y vistosidad al material que las propias Fuerzas Armadas exponen en la muestra. En vista del éxito de la anterior colaboración, el propio presidente de Codex Bélix volvió a solicitar la colaboración de la UEO, debido a que la temática del año 2017 quería que versara sobre las campañas españolas en el Norte de África y en el período colonial en general, por lo que un año más, la UEO acudió a colaborar con las Fuerzas Armadas.

        LA APORTACIÓN DE LA UEO

        El período colonial español es uno de los más largos de la historia de los diferentes países, ya que, en realidad, se inicia antes incluso del Descubrimiento de América, con las posesiones del Norte de África, una serie de pequeñas fortificaciones para proteger la Península y el comercio de las incursiones de los piratas bereberes. Sin embargo, irónicamente, de los aspectos más desconocidos de nuestra historia colonial, destacan los más recientes, esto es, el período romántico del siglo XIX y las campañas africanas de principios del siglo XX, salvo las más famosas acciones como el Desastre del 98, Annual o el Desembarco de Alhucemas.

        Con el fin, por lo tanto, de resaltar esas páginas condenadas a la oscuridad por las propias instituciones, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se trató de rendir un pequeño homenaje a nuestros esforzados antepasados que lucharon por unos territorios que, aunque luego fueron abandonados a través de la política, eran España y costaron mucha sangre y sufrimiento conservarlos en su momento.

        -Uniformidad del Ejército de Filipinas, período romántico: Antes de la introducción del famoso uniforme de rayadillo en los territorios de ultramar, los uniformes empleados por las tropas del ejército de Filipinas incluían colores principalmente blancos y azules. Como despliegue permanente existieron hasta siete regimientos de infantería, que fueron suplidos por personal nativo conforme las enfermedades tropicales diezmaban a las unidades. Por su parte, se creó una unidad fija de caballería, que posteriormente sería denominada Lanceros de Luzón, si bien sus cifras no llegarían a sumar las de un regimiento de caballería peninsular.

     

        Al igual que en la Península, el Reglamento de Uniformidad establecía diferentes modalidades de para oficiales y tropa, que además era utilizada en un sentido u otro según la ocasión. Así, se distinguían el uniforme de diario o servicio, el de media gala y el de gala, tal y como se describen en el Álbum de Filipinas, que es en el que se basó el estudio. La caballería en concreto, además de las diferentes unidades de milicias que se crearon en las islas, según la época y la modalidad vestía uniforme blanco completo, o bien guerrera azul y pantalón blanco o, finalmente, la utilizada en la muestra, guerrera o chupa blanca con pantalón azul y doble franja roja. Con respecto a la prenda de cabeza, el casco con penacho no corresponde al de Lanceros de Luzón, pero a finales de siglo se adoptó uno de forma similar para ceremonia, mientras que en campaña se usaba el tradicional salacot filipino, que era diferente del usado por el resto de territorios.

        -Uniformidad del Ejército en el Norte de África, campañas de finales del XIX-primer cuarto del siglo XX: Las campañas de Melilla de 1893, o las de principios de siglo XX (1908, 1909, 1912 y 1913) utilizaron en general el uniforme de rayadillo en campaña, tocados con el gorro cuartelero, si bien la coloración del mencionado rayadillo era diferente del utilizado en Cuba o en Filipinas. Ya desde comienzos de siglo se comenzó a completar la uniformidad, en especial en los oficiales, con los tradicionales salacots, del que destacó el modelo llamado Wolseley, que sería el que utilizarían los hombres de Cavalcanti durante su famosa Carga de Axdirt.

        Sin embargo, en conjunción con el famoso uniforme de rayadillo, comenzó a introducirse en campaña, sobre todo para unidades montadas y de artillería, y en oficiales de infantería y estado mayor, uniformes compuestos por combinaciones de color marrón o beige y azul, que se comenzarían a usar a finales del XIX y que sería usados en el primer cuarto del siglo XX, hasta que todo el conjunto del vestuario español fue cambiando al verde oliva, pasado el Desastre de Annual (en esa época, las tropas españolas estaban en pleno proceso de cambio de uniformidad).

        -Uniformidad del Ejército en el Norte de África, campañas de Annual y Alhucemas: Tras el Desastre de Annual, el Ejército español, fomentado por el Directorio de Primo de Rivera, sufrió una espectacular modernización, que incluyó la introducción de aeroplanos de apoyo a tierra, carros de combate y otros medios de apoyo.

        Por supuesto, entre esas modificaciones, la uniformidad fue debidamente modernizada, y por fin el verde oliva terminó de abrirse paso hasta completar a la mayor parte de las unidades del ejército. Algunas de ellas, sin embargo, conservaron el color marrón claro o beige del anterior período, en especial en el caso de algunas de las fuerzas desplegadas en el Norte de África, como fue el caso de los Regulares, tropas nativas al mando de oficiales europeos, o elementos de la escolta del Gobernador, que conservaron ese aspecto más tradicional de la uniformidad anterior.

        AGRADECIMIENTO

        Como en la anterior edición, la participación de la Unidad de Estrategia y Operaciones se vio circunscrita a la solicitud que de ella hicieron nuestros amigos de la Asociación de Reconstrucción Histórica "Codex Bélix", y en especial su presidente, don Antonio Lalaguna Arroyo, a quien desde aquí se quiere aprovechar, como siempre, para agradecer su predisposición a incluir nuestra entidad en todos sus proyectos, en especial en aquellos en los que se colabora con las Fuerzas Armadas o con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y a desearle lo mejor en los que sin duda serán sus próximos éxitos en el mundo de la Recreación Histórica, y que sirven para acercar al público en general el apasionante pero a veces desconocido mundo de la historia militar.