Cena de gala de la Asociación Histórica de la Guardia Civil

    El pasado día 5 de diciembre tuvo lugar en la localidad madrileña de Leganés una nueva edición de las cenas de gala que organiza la Asociación Histórica de la Guardia Civil, en la que la entidad aprovecha para rendir homenaje a aquellas personas o instituciones que colaboran o han colaborado en la difusión de la historia castrense española. En esta ocasión, la celebración se organizó en torno a la historia de la presencia española en África, desde los tiempos más remotos, pasando por el colonialismo y hasta la actualidad.

        NOTA: Queda prohibida la difusión total o parcial de los textos e imágenes contenidos en el siguiente artículo sin la autorización expresa de la administración del presente espacio web.

        INTRODUCCIÓN

        Desde hace un tiempo se vienen celebrando por parte de la Asociación Histórica de la Guardia Civil una serie de actividades encaminadas a estudiar y difundir tanto la labor como la historia del Benemérito Cuerpo, y una de ellas es el reconocimiento de aquellas personas, asociaciones e instituciones que promueven dichas actividades y el prestigio de la entidad. Este reconocimiento se realiza mediante la entrega de diplomas, metopas y condecoraciones, que son concedidas por la junta de gobierno de dicha asociación, y que son impuestas en una cena de gala que se realiza al efecto.

        En este año en concreto, y ante la circunstancia de que la Asociación Codex Belix, una de las entidades homenajeadas, no iba a poder asistir, se solicitó que uno de los miembros de la Unidad de Estrategia y Operaciones, que tiene una magnífica relación con Codex Belix, acudiera al evento en su nombre. Ello, unido a la realización por parte de la UEO de la exposición sobre la historia de la uniformidad en la policía española (que por supuesto incluía a la Guardia Civil), hizo que algunos de nuestros miembros fueran también invitados a participar en el evento, a fin de establecer relaciones institucionales para futuras actividades conjuntas.

        La temática del evento del año presente era referente a la presencia española en África, ya fuera en sus orígenes, y hasta la actualidad. Así, se hizo referencia a las actuales ciudades autónomas (Ceuta y Melilla), cuya existencia y posesión española se remonta a antes siquiera de la existencia de Marruecos, para a continuación referirse a las diferentes campañas llevadas a cabo por el ejército en todo el continente, como fue la Guerra Romántica, las campañas de Melilla de 1893, y todas las de principios del siglo XX, incluyendo la más famosa de todas, la de Annual y el Desembarco de Alhucemas.

        Sin embargo, como corresponde a los estudiosos del tema, la referida exposición inicial no se quedó sólo en la presencia en Marruecos, de la que por cierto se mencionaron las Plazas Fuertes que todavía son territorio español (Vélez de la Gomera, Chafarinas, Alhucemas, Alborán y Perejil), sino que también se trataron otros territorios como Sidi-Ifni y la lejana Guinea Ecuatorial, con sus territorios, que llegaron a ser provincias, de Fernando Poo, Rio Muni, etc.

        Por supuesto, dada la institución que organizaba el evento, fue de justicia destacar la presencia del sufrido Cuerpo de la Guardia Civil en todos los territorios, ya que participó en la Guerra Romántica escoltando al Mariscal O´Donnell, por ejemplo, o en la propia Guinea Ecuatorial, donde fue la encargada, además de guarnicionar esas lejanas provincias, de crear la Guardia Territorial, custodio y testigo de aquellos territorios que un día fueron provincia española como lo es hoy Cádiz o Badajoz...

        LA CENA DE GALA

        El evento dio comienzo con un pequeño discurso, en el cuál se expuso a los asistentes los motivos por los que la Asociación Histórica de la Guardia Civil había decidido premiar a cada una de las instituciones participantes, así como una relación de las intervenciones españolas en África, tema principal que se conmemoraba. Inevitablemente, dicho discurso terminó con un brindis por Su Majestad el Rey, otro por el Reino de España, y otro por la Guardia Civil, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad.

         A continuación, distribuidos en mesas de alrededor de 8 personas, se procedió a la cena en sí misma, que tuvo lugar en un ambiente cordial y de camaradería, donde los invitados tuvieron la oportunidad de aprender mediante el intercambio de experiencias, nuevos conocimientos tanto culturales como profesionales. En nuestro caso concreto, fue especialmente amable y distendido el trato que se nos proporcionó por parte de nuestros compañeros de mesa, que pertenecían a la Protección Civil de Leganés y de El Grove (O Grove), y cuya compañía fue una experiencia verdaderamente gratificante.

        Como corresponde a esta clase de actos, se solicitó por parte de la organización la presencia uniformada de aquellos invitados que gozaran de tal privilegio, y se pidió a la Unidad de Estrategia y Operaciones que además se llevara alguno de los uniformes históricos que tiene, a lo que por parte de la entidad se accedió gustoso. Dadas las circunstancias, y siendo nuestros anfitriones la Guardia Civil, tal privilegio recayó en el uniforme de la Benemérita del Reglamento de 1943, que despertó gran interés entre los invitados, en especial de los pertenecientes al Cuerpo.

        Terminada la cena, se procedió a iniciar la entrega de diplomas. Se procedió primeramente a realizar dicha entrega a personas físicas y jurídicas que hubieran colaborado con al Asociación Histórica de la Guardia Civil, así como de aquellas que hubieran destacado en el cumplimiento de su deber. Fue un especial honor y toda una sorpresa por parte de los asistentes de la Unidad de Estrategia y Operaciones poder contarse entre quienes fueron homenajeados, algo que desde nuestra organización no esperábamos, y por lo que es de justicia expresar nuestra más profunda gratitud.

        A continuación, se procedió al nombramiento de miembros de honor de la Asociación a aquellas entidades y personas que la junta había decidido, conforme a sus méritos, para continuar haciendo entrega de una simbólica distinción, que era una reproducción de las medallas de Vitoria de 1812. Varias de las entidades premiadas, además, homenajearon a los anfitriones, y les hicieron entrega de sus propios diplomas y distinciones, que fueron concedidas a la Asociación Histórica de la Guardia Civil, junto con diversos documentos de hermanamiento que certificaban la colaboración de ambas partes en futuros proyectos.

        Por supuesto, una de las asociaciones que recibió su correspondiente distinción fue la responsable de nuestra presencia, la Asociación Codex Belli, cuyo esfuerzo cultural en la conservación de material histórico y militar fue recompensado, tanto a nivel colectivo como a nivel individual, en la persona de Antonio La Laguna. Es por ello tembién que debemos aprovechar la ocasión no sólo para felicitarle, sino para agradecerle su invitación para asistir al acto.

        LAS ENTIDADES ASISTENTES

        Además de asociaciones culturales y de recreación histórica como Codex Belix, con cuya invitación asistió la Unidad de Estrategia y Operaciones, estuvieron representadas diversas instituciones de carácter social, militar y policial. Así, entre otras, destacaron la Asociación de Víctimas del Terrorismo, estando presente su Presidenta, así como la de Veteranos de los Boinas Verdes o las de Regulares, cuya presencia fue especialmente emotiva con su intervención al recoger uno de los distintivos que les fue concedido.

        Inevitablemente, y como no podía ser de otro modo, la presencia de la Guardia Civil fue patente durante todo el acto, junto con la de su cuerpo hermano, la Policía Nacional, varios de cuyos representantes estuvieron presentes. Además, participaron también diversas agrupaciones de Protección Civil, en especial El Grove (O Grove) y Leganés, así como su coordinador regional.

        También las Fuerzas Armadas estuvieron presentes, y al evento asistieron representantes de la Policía Aérea, la Brigada Paracaidista o el propio Ejército de Tierra, y del elemento militar destacó la presencia de un suboficial de la Legión Extranjera Francesa, que tuvo a bien honrarnos con su presencia durante todo el acto institucional.

        Sería injusto no destacar que otras asociaciones y entidades estuvieron presentes, pero nuestra posición en calidad de invitados no nos permitió profundizar más en el tema. Baste la pequeña relación que se ha expuesto en este artículo para dar fe de la relevancia, importancia y rotundo éxito del evento, por cuya ejecución se felicita a la Asociación Histórica de la Guardia Civil, a la que se augura y desea un éxito como mínimo igual en sus próximas actividades, con las que la UEO colaborará siempre que pueda ayudarles.