Cena de gala del Patrón del CNP 2012

        Como cada año, y siguiendo la tradición, el pasado mes de octubre de 2012 tuvo lugar la Cena de Gala en celebración por el Patrón del Cuerpo Nacional de Policía, los Santos Ángeles Custodios, siendo elegido el emplazamiento de la misma el Club Deportivo Militar La Dehesa, lugar que en sucesivos años se convertiría en icono de esta celebración por las facilidades dadas por el personal y por reunir las ideales condiciones de seguridad.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        LOS SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS

        Desde tiempos inmemoriales, los componentes de la defensa de la ley en España han contado con diversos protectores. Así, la Guardia Civil está amparada por la Virgen del Pilar, mientras que las Policías Locales conservan el aura de protección de San Juan (protector que también ampara a la policía gubernativa desde los tiempos de la Santa Hermandad). Finalmente, los Santos Ángeles Custodios son los encargados de velar por la protección espiritual del Cuerpo Nacional de Policía, y es por ello que su festividad, el 2 de octubre, es reivindicada por los componentes de esta institución, como su día particular.

        La tradición ha impuesto que en todas las dependencias policiales españolas de policía gubernativa el día 2 de octubre sea considerado festivo, compensándose a aquellos agentes que deban prestar servicio (ya que la sociedad no puede permitirse que la policía no trabaje por motivos evidentes de seguridad y orden público), y se realice además algún tipo de acto o celebración. Además, a nivel central, es costumbre organizar actos institucionales a fin de promocionar el Cuerpo e imponer las condecoraciones que se hayan concedido en el año en curso, rotándose de ciudad en ciudad el acto para que en todas las ciudades españolas el ciudadano pueda interactuar con su policía en un día lúdico, que además incluyen exhibiciones de las diversas unidades, talleres para los más pequeños y demás actividades.

        LA VINCULACIÓN DE LA U.E.O.

        Dada la estrecha relación de colaboración de la Unidad de Estrategia y Operaciones con la fuerza pública, ya sea mediante su labor de participación en Protección Civil como por el hecho de que muchos de sus componentes pertenecen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la mayoría al Cuerpo Nacional de Policía, se estableció en su momento que en fechas cercanas a la festividad de los Santos Ángeles Custodios, pero sin coincidir nunca con las celebraciones oficiales (para que cada miembro pueda asistir a los actos en sus respectivas dependencias), se realizara una cena de gala que sirviera, por un lado, de hermanamiento entre miembros e instituciones, y por otro, de homenaje de la ciudadanía al Cuerpo policial.

        Este reconocimiento que se realiza por parte del colectivo es también parte de las actividades de la difusión de la cultura militar y policial que se realiza por parte de la Unidad de Estrategia y Operaciones mediante exhibiciones y exposiciones, siempre en colaboración con otras entidades que tienen intereses comunes, y con aquellas instituciones con las que se tiene oportunidad de aportar apoyo en su labor relacionada con el tema, destacando especialmente el Área de Automoción, o algunas unidades militares como la BRIPAC.

        En ese sentido, a las actividades realizadas desde la Unidad de Estrategia y Operaciones, acuden representantes de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de Protección Civil y de la Liga Naval. En concreto a la cena objeto del presente artículo, acudió la Real Liga Naval Española, en su Delegación de los Mares de Castilla, siendo encabezada la comitiva por don Jose Carlos Tamayo Gálvez, a quien acompañaron diversos componentes de la entidad, así como mandos del Ejército de Tierra y una nutrida representación del Cuerpo Nacional de Policía. También estuvieron presente representantes del Congreso de los Diputados, en especial de la parte del Archivo General del mismo, así como miembros de diversas asociaciones históricas y universitarias, demostrando una vez más los vínculos existentes entre la U.E.O. y las autoridades académicas.

     

        La necesidad quizás olvidada desde la institución de que se celebren en clima de amistad y camaradería, sin perder de vista el toque institucional, pero siempre primando el hermanamiento entre los componentes del Cuerpo, ha hecho que de año en año aumente el número de asistentes pertenecientes a las diversas entidades antes mencionadas, aprovechándose además el momento para poder tratar temas de actualidad o de interés entre los propios agentes y los representantes de asociaciones y otras personas jurídicas presentes, surgiendo así nuevos proyectos e ideas que sirvan para continuar dando prestigio a la policía española.

        LA CENA

        Los actos dieron comienzo, como en anteriores ocasiones, a las 22:00 horas, con la entrada solemne de la Enseña Nacional, que como en anteriores ocasiones fue portada y escoltada por representantes del Cuerpo Nacional de Policía, siendo recibida por todos los asistentes en pie y en un respetuoso silencio mientras sonaban los acordes de la Marcha Real. A continuación, fue emplazada en un lugar de honor desde el que, en compañía de una imagen del Ángel Custodio, presidieran el acto.

        A continuación, el presidente de la Unidad de Estrategia y Operaciones se dirigió a los asistentes, para rogarles que se pusieran de nuevo en pie y se guardara un respetuoso minuto de silencio y oración por todos aquellos que en el pasado dieron su vida por la Patria, y en especial por aquellos que fallecieron en el cumplimiento del deber velando por la seguridad de otros, siendo, como en otras ocasiones, uno de los momentos más emotivos de la velada.

        El mensaje elegido para transmitir en esta ocasión por la entidad anfitriona buscó destacar en los asistentes la necesidad de luchar por aquellos valores de cohesión que sostienen todo modelo de sociedad, destacando los desmanes y problemas que en el momento concreto atenazaban la paz social, y destacando que en especial si esos males triunfaban era porque desde la posición de cada individuo de la sociedad no se luchaba contra ellos.

        Así, se hizo una reflexión sobre cómo se había atacado al sistema de valores tradicional, cómo se fomentaba la ignorancia y cómo el conjunto de la sociedad, por evitar críticas o debates, dejaba de defender aquello en lo que creía. En ese sentido, se hizo un llamamiento a que cada persona que compone un entorno puede cambiar ese mismo entorno, y poco a poco se podría recuperar el espacio de convivencia cada vez más perdido. Se hizo también una reseña histórica de tiempos pasados y oscuros de otras épocas en España en que la sociedad logró superar sus dificultades, haciendo la reflexión de lo que hubiera pasado si héroes pasados se hubieran dejado llevar por la corriente y no hubieran combatido con todas sus fuerzas por aquello en lo que creían.

        En ese sentido se mencionaron personajes como Viriato, Pelayo, los Reyes Católicos, Cristóbal Colón, Blas de Lezo o el General Prim, entre muchos otros, enfocando qué pensarían si despertaran en el mundo actual y vieran en qué se ha convertido aquello por lo que se sacrificaron, para a continuación destacar las actitudes cívicas y ejemplarizantes de algunos de los presentes en la sala, destacando sus respetivas labores en diferentes ámbitos. Como en anteriores ocasiones, se terminó la intervención con el público en pie y con los tradicionales "¡viva España!, ¡viva el Cuerpo Nacional de Policía! y ¡viva el Rey!", que además fueron acompañados de un largo y emocionado aplauso por todos los asistentes.

        La velada se prolongó hasta las primeras horas de la madrugada, acompañada tanto de la cena como de las diversas conversaciones de los asistentes, y realizándose a la finalización de la misma la tradicional foto de familia.