Classic Auto 2018

        El pasado fin de semana del 24 de febrero de 2018 tuvo lugar en la madrileña Casa de Campo de Madrid una nueva edición de la conocida feria de automovilismo "Classic Auto", en la que, como en anteriores ediciones, estuvo presente el Cuerpo Nacional de Policía, con algunos de los vehículos históricos que se conservan en el Área de Automoción, y junto a los cuáles estuvo presente colaborando, como siempre que lo permiten los horarios, la Unidad de Estrategia y Operaciones.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        INTRODUCCIÓN

        Desde hace ya varios años tiene lugar todos los años en Madrid, en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, una exposición de vehículos clásicos e históricos del mundo del automovilismo, que reúne a asociaciones, particulares, coleccionistas y aficionados de toda España, y a la que también acuden, invitados por la organización, instituciones como el Cuerpo Nacional de Policía.

        En efecto, como parte integrante y fundamental para el estudio del paso del tiempo en la sociedad, el parque histórico de la Dirección General de la Policía, que es gestionado desde el Área de Automoción, es invitado a participar en el evento por parte de la organización, siendo respaldado de unos años a esta parte por la Unidad de Estrategia y Operaciones, que aporta uniformidades y material de difusión diverso sobre la historia policial para complementar la exposición de los vehículos.

        Esta labor de difusión que lleva a cabo el Área de Automoción constituye un elemento fundamental de labor de imagen de la institución, ya que ofrece la posibilidad a miles de visitantes de conocer su historia policial e interactuar con los agentes, ya sean en activo o jubilados, que de forma voluntaria custodian y muestran los vehículos, destacando en ese sentido la sufrida e incansable labor del policía Antonio Muñoz Maldonado, quien a pesar de estar jubilado, sigue presente en cada evento al que acuden estas joyas históricas.

        EL ÁREA DE AUTOMOCIÓN DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA POLICÍA

        Encuadrada dentro de los Organismos Centrales, el Área de Automoción del Cuerpo Nacional de Policía se encarga, entre otras muchas funciones, del mantenimiento y conservación del parque automovilístico de la policía gubernativa española, actuando en todo el territorio nacional y teniendo su sede central en Madrid. La Dirección General opera de dos formas diferentes para sus vehículos: mediante renting y mediante propiedad. El primer sistema consiste en un contrato con alguna empresa que se compromete a proporcional y mantener los vehículos que se determinen, renovándose de ese modo la flota cada cierto número de años, y evitando así que los modelos queden obsoletos.

        El segundo de los sistemas, en propiedad, proporcional un parque fijo de vehículos a la institución, al margen de posibles huelgas o problemas externos que puedan afectar a su mantenimiento, pero también requiere la asignación de personal permanente para la conservación en buenas condiciones de uso de esos mismo vehículos. Como una parte de los medios utilizados por la Policía no pueden ser objeto de externalizaciones por sus especiales características, se hace imprescindible la existencia de agentes especializados en ello, que conforman el Área de Automoción, y que además cubren otros servicios, como es la conservación y exposición del parque histórico.

        Dado el nivel de especialización de los componentes del Área de Automoción, a su cargo se encuentran los referidos vehículos históricos, que son llevados a las celebraciones institucionales que realiza la Dirección General de la Policía, como es el caso, por ejemplo, de la celebración del Día del Patrón, 2 de octubre de cada año, en que se realiza la fiesta de la policía con los Santos Ángeles Custodios, realizándose por un lado en todas las dependencias del Cuerpo y por otro, centralizándose en un macro acto que va variando de ciudad en ciudad cada año, moviéndose así por toda la geografía nacional.

     

        Otras ocasiones en las que se realizan exposiciones con el parque histórico de la policía son eventos organizados por otras instituciones, como ayuntamientos, y por asociaciones y clubes como el que organiza el propio Classic Auto, o la Asociación de Recreación Histórica "Codex Belix", en cuyos eventos se ha convertido en un clásico la presencia de la Policía, en especial por la afluencia masiva de público que suele acudir a los mismos, siendo así una oportunidad única para el público de apreciar el pasado de la institución del mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana.

        LOS VEHÍCULOS EXPUESTOS

        Como suele ser habitual en las exposiciones, se procuró que existiera una representación de cada uno de los diferentes Cuerpos que precedieron a la actual Policía Nacional. Así, se llevaron a la muestra radiopatrullas de la Policía Armada y de Tráfico, del Cuerpo de Policía Nacional y finalmente del Cuerpo Nacional de Policía.

        -Vehículos de la Policía Armada y de Tráfico: El turismo más antiguo que se conserva en manos de la Dirección General de la Policía es un Fiat 1400 que fue empleado en tiempos de la Dictadura Franquista. Originalmente, los Fiat 1400, aun contando con la rotulación y con el sistema acústico y luminoso, fueron empleados por los inspectores del Cuerpo General de Policía, pasando posteriormente a las labores de patrulla realizados por la Policía Armada, hasta que fueron sustituidos por modelos de la siguiente generación, los Seat 1500.

        -Vehículos de transición de la Policía Armada al Cuerpo de Policía Nacional: La parte final de la Dictadura vio la aparición de una nueva rotulación de la flota de la policía. Los colores de los radiopatrullas pasaron del gris al blanco (lo que les dio el sobrenombre de "lecheras" entre la población) en los modelos Seat 124 y Seat 131, eliminándose el Águila de San Juan de las puertas y añadiéndose la palabra "Policía" a lo largo de las puertas laterales, siendo ese el distintivo de vehículo oficial junto con el puente luminoso.

        -Vehículos del Cuerpo de Policía Nacional: En el año 1969 se creaban las Compañías de Reserva General, unidades especializadas en gestión de orden público y con operativa en todo el territorio nacional. Se dotó a estas unidades de vehículos todo terreno Land Rover, tanto en la modalidad 88 como de la 109 (la diferencia entre ambos modelos se refiere al tamaño de los vehículos, con la separación en pulgadas entre ejes).

        Estas unidades, junto con las llamadas Banderas Móviles, continuaron existiendo con la remodelación que convirtió a la Policía Armada en el Cuerpo de Policía Nacional, cambiándose la coloración de los uniformes y vehículos del gris al marrón, y manteniéndose el Águila de San Juan (pero sin el Yugo ni las Flechas, que se consideraban simbología del Régimen Franquista), en color azul, en los vehículos Land Rover. En el período en que existió el Cuerpo de Policía Nacional (de 1978 a 1986) se produciría la sustitución paulatina de las unidades de transporte de las Compañías de Reserva General a furgonetas, que pasarían a ser heredadas por el Cuerpo Nacional de Policía.

        -Vehículos del Cuerpo Nacional de Policía: En 1986 se unificaron el Cuerpo Superior de Policía, civil y de paisano, y el Cuerpo de Policía Nacional, militar y uniformado, formándose el Cuerpo Nacional de Policía, de naturaleza civil y actuando de uniforme o sin él según la función que desempeñen sus componentes. De entre todos los cambios que se produjeron con la llegada del nuevo Cuerpo, uno de ellos era su consideración como servicio público.

        Sin embargo, otro de los cambios introducidos fue la llegada de una nueva uniformidad tanto para los agentes como para los vehículos policiales, que cambió del color marrón al color azul oscuro, una tonalidad que se conserva en la actualidad, junto con el escudo corporativo y la placa emblema, que entonces se portaba en el uniforme. La primera coloración incluía una combinación de blanco y azul, con la bandera nacional en el costado colocada en forma vertical, y la palabra "Policía" en los costados. Posteriormente se añadirían nuevas modalidades conservando los colores, hasta la actualidad, en que los radiopatrullas van de color azul completamente.

     

        Los primeros vehículos utilizados por el nuevo Cuerpo Nacional de Policía eran herederos de la época anterior, los famosos Talbot Horizon, que cambiaron la rotulación, conservando el equipamiento y el puente con acústicos y luminosos. Sería sustituido posteriormente por los famosos Citröen BX, un verdadero icono de la policía de la época. El segundo de los vehículos expuestos en la muestra también era un Talbot, una versión tamaño casi furgoneta que se utilizaba como ambulancia en servicios internos policiales, como por ejemplo en apoyo a prácticas de tiro.

        LA COLABORACIÓN DE LA U.E.O.

        Como en anteriores ocasiones, la Unidad de Estrategia y Operaciones colaboró con la exposición de vehículos expuesta a través del Área de Automoción. La colaboración consistió en, por una parte, la exposición de diversos uniformes relacionados con las épocas tratadas a través de los vehículos, además de la presencia de varios miembros para explicar al público la historia policial y custodiar los diferentes modelos.

        Junto con todo lo anterior, se montó además una pequeña mesa con diversos dioramas, cuadros y fotografías, que complementaban la exposición de los vehículos. La presencia del personal de la U.E.O. cubrió los tres días del evento, a excepción de la mañana del sábado, por tener que asistir al evento "Polibomber" de la International Police Association, del que varios participantes se pasaron la tarde del sábado por el Classic Auto, con la presencia del impresionante radiopatrulla del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

        De los uniformes expuestos en maniquíes, junto a los vehículos, primeramente se expuso el de un Subteniente de la Policía Armada, los famosos "grises", de la segunda mitad del período de existencia del Cuerpo, en que la guerrera utilizada ya era de cuello abierto con corbata (los primeros modelos eran cuello cerrado), con el correaje de cuero negro.

        Del segundo período tratado, el del Cuerpo de Policía Nacional, se expuso el uniforme de un agente de seguridad ciudadana con la modalidad de servicio, cuya característica principal era, por un lado, la cazadora corta, y por el otro, la boina. Dentro de la simbología del uniforme, se retiraron el yugo y las flechas del Águila de San Juan, por considerarlos franquistas, conservando no obstante el ave.

        Finalmente, el tercer uniforme expuesto fue el de las Unidades de Intervención Policial (UIP) del Cuerpo Nacional de Policía, con la modalidad inmediatamente anterior a la utilizada actualmente. Las Unidades de Intervención son las herederas de las antiguas Compañías de Reserva General, y están especializadas en el restablecimiento del orden público, operando en todo el territorio nacional.

        Junto a los referidos uniformes, a lo largo de los tres días, el personal de la U.E.O. expuso también la actual uniformidad de servicio de la Policía Nacional, así como la de gala en verano (que es similar a la que se utilizaba cuando se creó el Cuerpo en 1986) y el uniforme de transición entre el Cuerpo de Policía Nacional y el Cuerpo Nacional de Policía, que incluía la modalidad de color marrón, pero con las nuevas divisas y escudos y la nueva placa emblema portándose en el pecho del uniforme.

        El complemento de todo lo anterior incluía además una fotografía protocolaria que mostraba el uso de la modalidad del uniforme de Gran Gala del Cuerpo Nacional de Policía en actos solemnes, en concreto el velatorio del fallecido Presidente Adolfo Suárez, que se llevó a cabo en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados. Junto a ella se podía observar una imagen del Santo Ángel Custodio, patrón de los agentes desde tiempos inmemoriales, que a lo largo de los siglos ha protegido su labor y su seguridad.

  

        Hasta tres dioramas de diferentes temáticas policiales completaban la exposición. El primero de ellos representaba una patrulla del Cuerpo de Seguridad, con el uniforme empleado en el año 1877, fecha de su fundación. Las patrullas de la época, en ausencia de vehículos, se realizaban tanto a pie como a caballo, armados con sables, revólveres y carabinas. Sería a finales del Directorio de Primo de Rivera, con la creación de la Sección de Gimnasia, cuando se introduciría la defensa como arma de disolución de multitudes, generalizándose su uso en tiempos de la República.

        El segundo de los dioramas representaba un control policial de carreteras, combinando unidades de seguridad ciudadana con Unidades de Prevención y Reacción (UPR), una de las cuáles, de las más conocidas en su día, fueron los Centauros. Los controles que se realizan en vía pública requieren una cierta preparación para la colocación de los efectivos, para dar seguridad a los agentes y al mismo tiempo establecer condiciones que permitan evitar la huida de los posibles sospechosos. Primeramente se coloca un primer vehículo, encargado de dar seguridad y de indicar a los usuarios de la vía que reduzcan la velocidad. A continuación, los vehículos seleccionados son detenidos para proceder a su registro, contándose con el apoyo de una furgoneta y desplegándose rastrillos, pinchos u otros métodos de detención en caso de emergencia. Finalmente, un segundo radiopatrulla se coloca al final del control, para perseguir a posibles elementos sospechosos que se den a la fuga y detenerles.

        Un tercer diorama representando una intervención del Grupo Especial de Operaciones (G.E.O.) completaba la muestra de miniaturismo. Las intervenciones de las unidades especializadas como el GEO son realizadas en situaciones de grave riesgo, como asaltos y detenciones de delincuentes peligrosos o tomas de rehenes.

        La colección de los tres dioramas junto con los uniformes completaban la muestra aportada por la UEO, añadiendo un cartel del proximidad de tiempos del Cuerpo de Policía Nacional, rubricado con el lema "La policía es tu amiga".

        OTRAS ASOCIACIONES PRESENTES

        Junto al resto de coleccionistas privados, varias asociaciones de recreación histórica estuvieron presentes en el Classic Auto, exponiendo una amalgama de vehículos militares. De las dos más destacadas estuvieron tanto la Fundación don Rodrigo como la 3º Acorazada "Spearhead", que desplegó un elenco de vehículos militares más modernos, incluyendo camiones y un Hum-vee.

        Todo el conjunto del evento estuvo acompañado de varias decenas de puestos de venta de recambios y material antiguo, así como de venta de varios vehículos clásicos, y se completó con los correspondientes servicios de restauración, de modo que no le hiciera falta al visitante salir del recinto.

        Sin duda, la masiva afluencia de asociaciones, coleccionistas y público en general auguran un futuro brillante para sucesivas ediciones que se vayan produciendo en próximos años en un evento que se ha convertido en una verdadera referencia para el mundo del motor, y que es un punto de encuentro único para que los aficionados puedan compartir experiencias e información, y los coleccionistas puedan exponer sus cuidados vehículos, dando así la oportunidad al público de poder admirar joyas que de otro modo sería inviable.