Classic Auto 2019

        El pasado fin de semana del 22, 23 y 24 de febrero tuvo lugar en Madrid una nueva edición del evento Classic Auto, que constituye un punto de encuentro de aficionados y coleccionistas de vehículos, y que al mismo tiempo sirve de escaparate para que las principales marcas promocionen sus nuevas incorporaciones al mercado. Al igual que en anteriores ediciones, la Unidad de Estrategia y Operaciones estuvo presente acompañando y completando con material y uniformes la parte de la exposición que aportó el Cuerpo Nacional de Policía a través del Área de Automoción.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        EL EVENTO CLASSIC AUTO

        Todos los años tiene lugar en Madrid un encuentro de vehículos clásicos, tanto de particulares como de asociaciones y empresas, llamado Classic Auto, que en esta ocasión y en las ediciones previas ha tenido lugar en los meses de febrero en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, donde a lo largo de varias plantas se despliegan multitud de vehículos de todas las épocas (incluyendo militares, aportados desde la Fundación Don Rodrigo), combinados con mercadillos de repuestos, conferencias, stands de las primeras marcas del automóvil y restauración, dando así un elenco completo de actividades para los aficionados, coleccionistas y profesionales.

        Como ya lleva siendo habitual a lo largo de varios años, el Cuerpo Nacional de Policía asiste a la muestra con una representación de sus vehículos clásicos, que varían de año en año, a fin de dar a conocer la reserva histórica que el Área de Automoción conserva en varias instalaciones del Cuerpo.

        Desde hace también algunos años, desde la UEO se viene colaborando con esta rama de la Policía Nacional, a fin de completar la exposición con material y diversa uniformidad, acorde a los vehículos expuestos a cada muestra, de modo que se pueda aprovechar estas ocasiones para dar a conocer a la ciudadanía la historia de su policía.

        LOS VEHÍCULOS DEL ÁREA DE AUTOMOCIÓN

        Para esta ocasión en concreto, se buscó romper con la dinámica habitual de desplegar varios coches radiopatrullas, para dar a conocer otros modelos menos difundidos en los eventos. Debe tenerse en cuenta que la capacidad de transporte disponible es limitada, y por ello se debe seleccionar qué vehículos llevar a cada uno de los eventos, en función del aspecto que se quiera dar a conocer del pasado policial.

        Sin embargo, y dado que en Classic Auto la importancia radica en los vehículos en sí mismos y no en la historia, ello dio una oportunidad excepcional de exponer algunos modelos que habitualmente no salen de los garajes donde se guardan.

        En ese sentido, primeramente, y siendo lo que más llamaba la atención, el público pudo contemplar uno de los camiones de transporte de personal de la Policía Armada, que además fue empleado en los comienzos de la institución, siendo progresivamente sustituidos con el tiempo por todoterrenos Land Rover 109 y furgonetas, sobre todo en las Compañías de Reserva General, ya que ello permitía que cada una de las unidades que componían las mismas tuviera su transporte específico asignado, favoreciéndose así la organización de las respectivas Compañías y el despliegue de su personal en la zona de operaciones.

        El segundo de los vehículos que se expusieron es de los menos conocidos de la historia policial, no tanto por el modelo del todoterreno en sí, sino por la función que desempeñaba y los mecanismos que para ella debía utilizar.

        Se trataba de un Land Rover 88 pero en su modalidad de Grúa, un verdadero icono de la Automoción Policial, pues la función principal de este área es la recuperación y reparación del resto de medios motorizados de la institución.

        El modelo en concreto es un Land Rover 88, la llamada "versión corta" (la "larga" eran los Land Rover 109), que se empezó a utilizar en la Policía Armada y que fue heredado por el Cuerpo de Policía Nacional, en la transformación que sufrió la policía gubernativa con la llegada de la democracia a España en 1978.

        Por ello, el modelo expuesto, con los colores corporativos de la época, ya de color marrón claro (al igual que el uniforme que se utilizaba), luce en los costados de sus puertas el mismo escudo que se portaba en el brazo del uniforme, y que incluye la Enseña Nacional, con la leyenda "Policía Nacional" sobre ella.

        Este vehículo, en particular, atrajo especialmente la atención de los asistentes, ya que es difícil de ver en otras exposiciones (de hecho, fue la primera vez que se llevó a una muestra abierta).

        LA UNIFORMIDAD EN EL EVENTO

        Como ya se ha mencionado anteriormente, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se colaboró, junto con otros compañeros del Cuerpo, que a modo particular participaron con la exposición del Área de Automoción, con la exposición viviente de varios de los uniformes empleados por la policía gubernativa española a lo largo de su historia, hasta llegar al modelo actual. Así, hubo una representación de la Policía Armada, los llamados "grises", por la coloración de su uniforme, y que estuvo vigente a lo largo de toda la Dictadura Franquista, teniendo su origen en el color de los uniformes de verano de la Guardia de Asalto (un hecho no muy conocido).

        Del siguiente período uno de los miembros de Automoción estuvo vistiendo el uniforme de patrulla del Cuerpo de Policía Nacional, en su modalidad de invierno, con pantalón marrón claro y cazadora de color marrón oscuro, y que estuvo vigente hasta la llegada de la unificación del Cuerpo de Policía Nacional y el Cuerpo Superior para formar el Cuerpo Nacional de Policía, cuyo representante vistió el uniforme de las primeras Unidades de Intervención Policial (UIP), y que posteriormente se empleó por los miembros de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR), que incluían grupos tan famosos como los "Centauros" y los "Alazanes", siendo empleados también por las Unidades Especiales, como los Guías Caninos.

        Finalmente, como no podía ser de otro modo, el paso de unidades de servicio y de policías en activo supuso la presencia de la uniformidad actual, con el reciente sistema de divisas incorporado hace pocos años, y que sustituye al anterior modelo, aunque mantiene parte de la simbología, como es la hoja de laurel, añadiéndose además la Corona Borbónica. Cabe destacar en este punto que, aunque oficialmente el cambio ha incluido también que la institución pase a ser llamada oficialmente "Policía Nacional", la definición como "Cuerpo Nacional de Policía" sigue siendo vigente y de hecho sigue presente en muchos elementos del uniforme.