El Cuerpo Nacional de Policía

        El 13 de marzo de 1986 se promulgaba la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que entre otras cosas recogía la creación del Cuerpo Nacional de Policía. Tal acto terminaba con la tradicional división en la policía gubernativa española entre un cuerpo policial civil y de paisano, encargado de la investigación, y otro militar y uniformado, que se ocupaba de la seguridad ciudadana. Se abría así una nueva etapa en nuestra historia policial que perduraría hasta nuestros días.