Feria de Militaria de marzo de 2019

        El pasado mes de marzo tuvo lugar en Madrid una nueva edición de la Feria de Coleccionismo Militar "No sólo militaria", que cada año organiza la Fundación Don Rodrigo, junto con la tienda "Soldiers", en la capital de España, y que reúne a cientos de puestos de compra venta e intercambio, así como a miles de aficionados, recreadores, coleccionistas y simples curiosos, que acuden a la muestra a contemplar los vehículos o las exhibiciones y despliegues que los grupos colaboradores con la organización realizan a lo largo del fin de semana.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes incluidas en el mismo, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        LA FERIA "NO SÓLO MILITARIA"

        La Feria de coleccionismo, compra venta e intercambio "No Sólo Militaria" se ha convertido por derecho propio en un puntal del hobby de la recreación histórica, ya que su celebración sirve como punto de adquisición de material que pueda faltar en el conjunto del uniforme que intentamos reproducir.

        Es el lugar ideal para comprobar el estado de la afición, para encontrarse con los compañeros y amigos de esta no siempre aceptada afición por algunos sectores de la sociedad, en un entorno favorable y que permite, al margen de los eventos de recreación, pasar un fin de semana de hermanamiento, al no haber un programa saturado de actividades.

        Desde su creación hace ya muchos años, y aquellos viejos tiempos en que se realizaba en un hotel de Plaza de Castilla,  la feria ha ido aumentando en tamaño y en cantidad, si bien lo cierto es que el aumento de eventos por toda España, que hacen que cuadrar las agendas sea cada día más complicado (ya que coinciden fechas y actividades, obligando a elegir a cuáles asistir) y los diferentes obstáculos administrativos realizados por parte del Ayuntamiento de Madrid este crecimiento ha sufrido una cierta merma, si bien ha sido compensada por la fidelidad de los aficionados, que siguen acudiendo a la cita.

        Otro de los problemas a los que se enfrentan las ferias y vendedores de coleccionismo ha sido el aumento de las páginas de internet en las que se pueden adquirir productos relacionados con el tema, si bien es muy difícil asistir a estos eventos y no comprar nada, pero lo cierto es que cada vez se van convirtiendo más en punto de encuentro con los amigos que en punto de venta.

        PARTICIPACIÓN DE GRUPOS Y ASOCIACIONES

        Elemento fundamental para el buen desarrollo de la feria es la participación de asociaciones y grupos de recreación histórica, además de, por supuesto, los propios puestos de venta. Podría decirse que dicha participación podría colocarse en dos bloques principales, véase, los enfocados a la venta en sí, y la parte encargada de ambientar y de complementar con demostraciones y actividades la feria.

        De este primer bloque, el de compraventa, varios cientos de puestos, con auténticas calles entre ellos, ofertaban multitud de artículos, uniformes, réplicas, armas y demás a los asistentes que buscaran completar sus colecciones o uniformidades. Como en anteriores ediciones, acudieron "stands" clásicos venidos de toda España, como Gagomilitaria, Armería Cantábrico, Militaria Granada, y un largo etc, que se completaba con puestos que se encuentran en Madrid.

        En ese sentido, destacaba la presencia de los organizadores del evento Polibomber, la IPA (International Police Association), a la que pertenecen algunos de los miembros de la Unidad de Estrategia y Operaciones, y que como en anteriores ediciones habían desplegado un puesto de compraventa sobre temática policial, que incluía parches y placas principalmente.

        También entre los puestos de venta de Madrid se encontraba el de la Asociación Imperial Service, con quienes también colabora mucho la UEO en sus eventos, así como los de algunas tiendas que se pueden visitar en el Rastro de Madrid o el de la sastre Morgana, que tiene su taller cerca de la Casa de la Moneda.

        Con respecto al segundo bloque, diversos grupos de recreación histórica montaron sus propios despliegues, que abarcaban temáticas tan dispersas como la Segunda Guerra Mundial, con la presencia de la Asociación Marlene Dietrich, o la Legión Romana, pasando por grupos medievales (vikingos), o de la Guerra Civil Española. También destacaba la presencia de recreadores de tropas actuales, que contaban hasta con equipos electrónicos y de visión nocturna.

        Además de todo ello, también estaban presentes diversas asociaciones que colaboran con las instituciones, como son las agrupaciones de veteranos de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente la Guardia Civil.

        LA PARTICIPACIÓN DE LA UEO

        Como en anteriores ediciones, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se acudió con la exhibición de diversos uniformes, la mayoría de ellos de temática policial, iniciativa a la que se unieron diversos coleccionistas particulares, que completaron con su presencia la evolución de la policía gubernativa desde el final de la Guerra Civil Española.

        Así, primeramente se vistió el uniforme de la Policía Armada y de Tráfico, en modalidad de patrulla, cuyo color del uniforme le hizo ser denominada en los bajos fondos como "los grises", siendo el segundo Cuerpo que más ha durado de la Policía Gubernativa española (de 1941 a 1978), superado sólo por el Cuerpo de Seguridad (1877 a 1941).

        El segundo de los Cuerpos representados fue de duración efímera, ya que se creó en 1978 y fue disuelto en 1986, siendo el denominado Cuerpo de Policía Nacional o los "marrones" (también se les llamaba "los maderos", por el color del uniforme), y se llevó a la muestra la modalidad de patrulla y la modalidad de gala, a fin de dar la imagen de los diferentes tipos de uniforme que existían en su momento. Respecto del último período, el actual (Policía Nacional), uno de los coleccionistas llevó uno de los uniformes miméticos empleados en cursos y entrenamiento de unidades especiales, completando así la muestra.