Feria de Militaria, Noviembre 2015

    El pasado fin de semana del 7 y 8 de noviembre tuvo lugar en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid la XLVI Edición de la Feria de Militaria que desde hace ya muchos años viene organizando la Fundación Don Rodrigo, y que como en anteriores ocasiones atrajo a multitud de coleccionistas y curiosos, así como a diversos grupos de recreación histórica, entre los que participó la U.E.O.

        NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de los presentes artículos, ya sea en su formato de texto o de las imágenes expuestas, sin la autorización expresa de la administración del presente espacio web.

        INTRODUCCIÓN

        Desde hace ya muchos años se ha convertido en una tradición dentro del mundo de la Recreación Histórica y del coleccionismo militar el asistir a las dos ferias anuales que la Fundación Don Rodrigo se encarga de organizar en Madrid, siendo un especial punto de encuentro y enlace de grupos de recreación, tiendas, coleccionistas y curiosos que simplemente asisten a ver el espectáculo que ofrece la posibilidad de retroceder en el tiempo a través de las actividades que se realizan en el evento.

        Todos los años la Fundación Don Rodrigo organiza estos puntos de encuentro, rondando las fechas con las correspondientes variables, en los meses de abril y de noviembre de cada año, y el esfuerzo y la constancia ha permitido a la citada fundación lograr que el evento se convierta de un simple punto de intercambio en un salón de un hotel a un verdadero espectáculo que ya absorbe todo un pabellón en la Casa de Campo, con el considerable aumento de dificultad y de coordinación que todo ello supone. Por ello, y antes de continuar con nuestro particular reportaje, es un caso de justicia reconocer y agradecer su esfuerzo, sin el cual no sería posible la progresión de un hobby que hace diez ó quince años era apenas desconocido y de hecho en muchas ocasiones mal visto por la falta de información y conocimiento social. Así pues, muchas gracias y seguid adelante, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se os seguirá apoyando en todo lo que se pueda.

        Hasta la fecha, nuestra organización sólo había asistido a las diferentes ferias de modo particular, como meros observadores y clientes que acuden a adquirir material diverso que de otro modo sería difícil de encontrar, pero este año, a través de nuestra última incorporación a la U.E.O., se gestó y llevó a cabo la idea de participar en el evento con la realización de una de nuestras exposiciones sobre temática policial, un campo apenas tratado en este mundillo. A tal efecto, se realizaron los oportunos contactos, y gracias a Alfonso, en Soldiers, el proyecto cobró forma.

        LA EXPOSICIÓN: HISTORIA DE LA POLICÍA ESPAÑOLA

        Dada que era la primera participación en un evento de las características de Militaria, donde la gente suele acudir a comprar y no a visitar exposiciones, las cuestiones logísticas y de seguridad determinaron el material que se expondría y la disposición del mismo. Primeramente, se eliminó de la ecuación cualquier elemento de pequeño tamaño, que fuera susceptible de desaparecer ya fuera por sustracción o pérdida. Ello redujo las posibilidades principalmente a uniformes completos y a documentación.

        En anteriores exposiciones sobre cuestiones históricas se había seguido el criterio cronológico por encima del temático, pero en esta ocasión se consideró de mayor interés agrupar los elementos por bloques temáticos y una vez distribuidos así, por orden ya cronológico. Ello dejó como bloques principales la policía gubernativa, la policía local y finalmente la Guardia Civil, encabezado todo el conjunto por la enseña nacional, que como es tradición preside las exposiciones realizadas por la UEO, y completado por dioramas y elementos varios de tamaño medio.

        La enseña nacional: Como se ha mencionado anteriormente, desde que la Unidad de Estrategia y Operaciones comenzó a realizar exposiciones de una cierta entidad y a participar u organizar actividades institucionales con otras entidades, en especial con personal del Cuerpo Nacional de Policía y de las Fuerzas Armadas, se consideró la necesidad de incluir como elemento fundamental la enseña nacional, ya fuera para rendir honores a los caídos ante ella o para su exposición y en especial la difusión de la historia tanto de la bandera como del escudo. Baste referir aquí una breve reseña sobre ambos, a modo de introducción de los que pueda interesar.

        La bandera española tiene su origen en la época de Carlos III, cuando el monarca estableció un concurso para que se presentaran diversas enseñas de entre las que elegir una que se convertiría en el nuevo estandarte para la Armada Real. De todas las que se presentaron en el referido concurso (los diseños se encuentran expuestos en el Museo Naval de Madrid) salió vencedor el actual modelo (rojo, amarillo y rojo), convirtiéndose así en la nueva bandera que enarbolaron buques y astilleros. Hasta la fecha, las banderas habían sido simplemente el escudo del monarca del momento, con los territorios de la Corona, sobre fondo blanco, similares a las Coronelas de infantería, que se siguieron usando en tierra. Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, la nueva bandera naval se popularizó por todo el país, debido a su simplicidad (que la hacía fácil de fabricar por el pueblo) y a su colorido, que la hacía fácilmente identificable. Posteriormente, el 13 de octubre de 1843, quedaba establecida oficialmente como bandera nacional del Reino de España.

        En lo que al escudo se refiere, se encuentran representados en él los reinos tradicionales que han formado España, y que son, según el orden en que están colocados en el escudo, el de Castilla, el de León, el de Aragón, el de Navarra y finalmente, en 1492, con la toma de Granada, se añade ese fruto en la parte inferior del emblema. En el centro se encuentran las tres flores de lys, símbolo tradicional de la monarquía borbónica. Sobre el conjunto se encuentra la Corona de la referida monarquía, que se repite en la columna de la izquierda, mientras que en la derecha se sitúa la corona imperial. En referencia a esas dos columnas, son las mitológicas Columnas de Hércules, que en tiempos de la Antigua Grecia marcaban el fin del mundo (Non Plus Ultra en latín, "no se puede ir más allá"). Con el Descubrimiento de América se demostró que sí era posible ir más allá, y la frase quedó como Plus Ultra. Destaca que además, las dos columnas con la cinta en la que se encuentra esa frase, en forma de S, son el origen del símbolo del Dólar.

        Los orígenes de la policía española: La primera fuerza en lo que hoy es el Reino de España que tuvo jurisdicción más allá de las simples ciudades o de los reinos que entonces eran entidades propias fue la Santa Hermandad, fundada en tiempos de los Reyes Católicos. Buscando criterios unificadores, Isabel y Fernando decidieron crear una fuerza policial que pudiera perseguir "golfines y bandoleros" en ambos reinos, siempre en nombre de los reyes y de Dios. Esta fuerza adoptó como emblema el Águila de San Juan, que también era símbolo utilizado por los Reyes Católicos, y se convirtió en iconografía tradicional en la policía española. De hecho, las policías locales siguen utilizando hoy en día a San Juan como a su patrón y protector. Como representación de aquellos tiempos se encontraban varias láminas, una de ellas representando la Toma de Granada y la segunda de las mismas con el escudo de los Reyes Católicos, la referida águila con el lema "Tanto Monta" (que refleja el poder de ambos reyes sobre el reino de sus respectivos consortes: Tanto Monta, Monta Tanto, Isabel como Fernando).

        En un concepto ya más moderno, y como fecha que la Dirección General de la Policía establece como fundación de la policía gubernativa actual, se exponía una reproducción de la Real Cédula de 1824, por la que Fernando VII ordena la creación de la Policía General del Reino. Era esta una nueva fuerza armada y de control con la que el monarca buscaba un nuevo elemento de apoyo, que sustituyese a los movimientos liberales que habían recibido simpatías por parte del ejército y de la propia Iglesia Católica. No obstante, como ya se ha referido, no fue esta la primera policía con jurisdicción en toda España, y de hecho en 1822 se creó, por parte de los liberales, un Reglamento Provisional de Policía, cuya reproducción también se encontraba a la vista del visitante. La Policía General de Reino, además, fue creada en una época de grandes convulsiones sociales en nuestro país, y pronto fue disuelta, pasando las labores policiales a entidades más locales, como las milicias concejiles y otros elementos similares.

        La policía de la República: Aunque denominado así, este espacio abarcaba un período mayor, ya que cubría desde la creación del Cuerpo de Seguridad, en 1877, hasta la llegada de la Policía Armada, en 1941. Sin embargo, como el período de mayor fama que obtuvo la institución fue durante los tiempos de la II República, fue ese el criterio para denominar así a este espacio. En referencia al Cuerpo de Seguridad, cuando se crea en 1877, se establece una diferenciación de cuerpos policiales que estaría vigente hasta el Cuerpo Nacional de Policía, en el sentido en el que quedó establecida la existencia de un primer cuerpo, militar y uniformado, y encargado del orden público y de la seguridad ciudadana, que sería el Cuerpo de Seguridad, y un segundo cuerpo, civil y de paisano, encargado de las investigaciones, que sería el Cuerpo de Vigilancia.

        En lo que a la colección de láminas se refiere, se exponían, junto a una bandera de la República, situadas sobre un panel, diversas imágenes que relataban la evolución del Cuerpo de Seguridad. Así, la primera de ellas refería la uniformidad, de color negro, que se utilizó a finales del siglo XIX, mientras que otras dos referían el cambio al color azul para su uso a principios del siglo XX, que estuvo vigente hasta los tiempos republicanos. Ya dentro de ese período, se incluía el uniforme de un agente de la época de Primo de Rivera, que también se utilizó durante la República, con el águila todavía en la gorra, y luego se hacía referencia a la motorización de la policía española, que se produjo a raíz del asesinato de don Eduardo Dato, y que consistió en la adquisición de motocicletas y camiones principalmente. Esos mismos camiones se harían famosos por ser los utilizados por la unidad de elite republicana, la Sección de Vanguardia o Asalto (los famosos "Guardias de Asalto"), cuyo uniforme también se encontraba expuesto en una de las láminas, tanto en versión de gala como de actuación táctica, con la Sección de Gases.

        La Policía Armada y de Tráfico: Cuando en 1939 terminó la Guerra Civil Española, el bando vencedor, los llamados Nacionales, a las órdenes del Generalísimo Franco, decidieron que las fuerzas de orden público debían ser modificadas y depuradas. Así, ello supuso la desaparición del Cuerpo de Carabineros, así como la disolución del Cuerpo de Vigilancia, que se convertiría en el Cuerpo General de Policía, también civil y de paisano, y con el reconocimiento de sus intervenciones como "Secretas" (de ahí el apodo), y del mismo modo, la desintegración del Cuerpo de Seguridad y los Guardias de Asalto, que pasaría a convertirse en la Policía Armada y de Tráfico. De carácter militar y uniformado, conservó la competencia de Tráfico hasta 1959, en que dicha competencia pasó a la Guardia Civil, que logró salvarse de la desaparición por la actuación en el Alcázar de Toledo durante la guerra.

        La Policía Armada se estructuró de forma totalmente militar, aunque ajustándose a las operativas policiales. Así, las unidades se agrupaban en circunscripciones, mandadas por un Coronel, y divididas a su vez en Banderas (de Guarnición, Móviles, etc...), unidades de tamaño batallón que finalmente se dividían en Compañías, que eran asignadas a los destacamentos y comisarías. En 1969 se crearían las Compañías de Reserva General, especializadas en labores de orden público.

        En lo que a este cuerpo se refiere, en la exposición se encontraba el primero de los uniformes reales que se ofrecían al visitante, consistente en un policía raso, con correaje, defensa, pistola y la placa de su destino, "Guarnición", para representar las funciones que desarrollaba. Junto a él se encontraba la bandera del Régimen, con el águila franquista, que es de destacar que no es la misma que la de la Policía Armada (que sigue utilizando el Águila de San Juan de los Reyes Católicos), permitiendo establecer la diferencia entre ambos símbolos. Así, el Águila que utilizó Franco (y que se usa en los botones del uniforme, porque eran tomados también de elementos militares), modifica la original cambiando la orientación de las flechas, y añadiendo la frase "Una, Grande y Libre" en una cinta sobre la cabeza del ave. Erróneamente se ha creído que el Yugo y las Flechas también tiene su origen en el franquismo, por su uso por la Falange Española, cuando en realidad el Yugo representa a Ysabel (que en castellano antiguo se escribe con Y), mientras que las flechas representan a Fernando.

        La Policía Nacional: El siguiente salto en el tiempo adelantaba al visitante a la Constitución de 1978, y a la creación de una nueva policía que sustituyera a la Policía Armada. Así, el Cuerpo General de Policía pasó a ser el Cuerpo Superior de Policía, y la Policía Armada se convirtió en la Policía Nacional, cambiando del gris al marrón, y en lo que a la simbología se refiere, quitando el yugo y las flechas del águila, por miedo a que se le asociara con el Régimen de Franco. En esta época se crearía un uniforme específico para las Compañías de Reserva General, modalidad que se encontraba expuesta, y que consistía en pantalones "de tipo noruego", metidos por dentro de las botas, así como una cazadora corta, con bolsillos de cremallera en vez de botón, y con un pañuelo de un color determinado para cada una de las unidades. Una boina, de color negro en lugar del burdeos de los patrulleros, completaba en uniforme.

        Junto al uniforme anteriormente referido, se encontraba una segunda modalidad en otro maniquí, la de paseo, que incluía las trinchas  cartucheras para el mosquetón Mauser, y que se utilizaban en ceremonia. Este uniforme, que con camisa blanca y corbata negra, se convertía en gala, portaba además el distintivo de "Escoltas", modificación de la Bandera de Protección que se creó al poco de pasar del gris al marrón.

        En el corto período que duró la Policía Nacional (de 1978 a 1986), se intentó modernizar el aparato policial, conforme a los estudios de la época, y en la academia se desarrollaban, en especial para el Cuerpo Superior, estudios de la escena del crimen, criminología y otros elementos punteros en el momento, cuyas anotaciones de un alumno se incluían en la exposición, a fin de que pudiera comprobar el visitante el nivel de cambio que ha experimentado esa materia con las modalidades actuales. Además se incluía el retrato de Su Majestad Don Juan Carlos I, vestido con el uniforme de General de la Policía Nacional, debido a que en aquella época, al ser militares, los policías estaban subordinados, de forma simbólica, al Rey, como Capitán General.

        El Cuerpo Nacional de Policía: El 13 de marzo de 1986 se ponía fin a la tradicional división entre cuerpos policiales uniformados y de paisano, con la unificación del Cuerpo Superior de Policía y el Cuerpo de Policía Nacional en el Cuerpo Nacional de Policía, un instituto armado y de carácter civil, y que introduciría una nueva etapa en la historia policial española. El nuevo modelo se basaba en un modelo de servicios, enfocado no sólo a la prevención y a las labores propias de seguridad, sino a un "servicio público" en el que primara la "calidad". En la actualidad, el Cuerpo Nacional de Policía ha pasado a ser de nuevo la Policía Nacional, aunque sin que haya habido ningún cambio operativo al respecto. Por ello, el CNP tuvo una duración que no llegó a los 30 años siquiera, condena que ya es toda una tradición en la policía gubernativa española.

        La Ley Orgánica 2/86 de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que regulaba todas las policías españolas, establecía que el CNP era el único cuerpo autorizado a portar placa emblema en el uniforme, estableciendo una singularidad que lo distinguía de sus cuerpos hermanos. Así se muestra en el modelo del uniforme de servicio que se utilizaba en 1986 y que estuvo vigente hasta 2010 (de hecho, en la actualidad, sigue vigente para determinados actos y servicios policiales), y que en el caso de la muestra, corresponde por sus divisas a una Inspectora Jefe.

        Otro de los uniformes que se ofrecían a la vista del visitante era el de las Unidades de Intervención Policial (UIPs), de las que actualmente prestan servicio en España 13, cada una con un color característico en sus distintivos, aunque los emblemas de cada unidad que utilizaban con el uniforme marrón desaparecieron. Aunque son conocidos por sus labores de mantenimiento de orden público, estas unidades están especializadas en muchas otras funciones operativas, como son el establecimiento de controles o de cercos a delincuentes potencialmente peligrosos, la colaboración en redadas de importancia operativa, el despliegue a la hora de colocar zonas de seguridad en caso de atentatos terroristas, tanto con bomba como con NRBQ, etc. Constituyen de hecho una auténtica segunda línea, por detrás del GEO y los GOES, y a diferencia de las UPRs, son desplegados de forma natural por todo el país ante grandes eventos.

        Junto a los uniformes expuestos sobre la policía gubernativa y en concreto sobre el Cuerpo Nacional de Policía se encontraba un cuadro en el que se representa a los protectores que tradicionalmente han tenido los policías, el Santo Ángel de la Guarda. Tanto es así que en la actualidad, el Patrón de la Policía Nacional se celebra en la festividad de los Santos Ángeles Custodios, el 2 de octubre de cada año.

        Finalmente, el último de los uniformes expuestos sobre policía gubernativa era el actual uniforme de trabajo utilizado por la actual Policía Nacional, que no obstante, como fue creado antes de la modificación del nombre y de la entrada en vigor del nuevo sistema de divisas, todavía mantiene la nomenclatura de Cuerpo Nacional de Policía, y que pasó a sustituir la camisa blanca grisácea por un polo de color azul oscuro, el mismo que el del pantalón, en el que ya no se porta la placa emblema, sino que va bordada sobre el propio uniforme.

        Policía Municipal: Dentro del panorama organizativo español, y regulado por el Título V de la Ley Orgánica 2/86 de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, se encuentran las Policías Locales. La legislación establece la obligatoriedad de la existencia de cuerpos de policía local en municipios de más de 5.000 habitantes, estando regulados a través de las llamadas Juntas Locales de Seguridad. Así, y como representación de algunas de ellas, se expuso sendos paneles con una treintena de escudos de policías de diferentes municipios de toda España, a fin de que el visitante pudiera comprobar la iconografía y la heráldica de algunos de ellos. Aunque la competencia de las fuerzas de policía local se circunscriben a su territorio, lo cierto es que en ocasiones de catástrofe o calamidad pública, pueden actuar fuera de su municipio, siendo autorizados por las Juntas de Seguridad en caso de ser necesaria su colaboración con la Policía Nacional o la Guardia Civil (o en su caso las policías autonómicas).

        Por supuesto, de las policías locales en España, por su idiosincrasia y por su evidente mayor tamaño, reviste gran importancia la Policía Municipal de Madrid, y ello es el motivo por el que se expuso un uniforme de Gala de la misma, perteneciente a un benefactor del mencionado Cuerpo, el Sargento Lauro, y que fue complementado con otros elementos como las hombreras, por miembros de la International Police Association, que también estuvieron presentes en la Feria de Militaria. El uniforme en concreto está fechado a principios de los 80, siendo el que se utilizó durante la Transición para actos institucionales, y ya en aquella fecha, portaba placa emblema, lo que contrasta con la referida Ley Orgánica 2/86 antes mencionada. Otra curiosidad histórica digna de mención para quien quiera estudiar la historia de los cuerpos policiales españoles...

        Maquetas y dioramas: Aunque no se respete el orden cronológico, se consideró importante completar la muestra con una selección de material diverso, en especial por su vistosidad, que diera variedad al aspecto uniformológico, pero sin al mismo tiempo, alejarse en exceso del tema. Así, en una mesa se expuso una reproducción de la legislación por la cuál, en 1899, se crea una Policía de Ferrocarriles, siendo un antecedente y precursor de la Brigada Móvil de la Policía Nacional, que en la actualidad presta sus servicios en trenes, autobuses de larga distancia, Metro, etc. Junto a ella, un panel establecía las diferentes Escalas y Categorías que conforman el escalafón del Cuerpo Nacional de Policía, y que son las siguientes:

        -Escala Básica, compuesta por Policía y Oficial de Policía.

        -Escala de Subinspección, compuesta por Subinspectores.

        -Escala Ejecutiva, compuesta por Inspectores e Inspectores Jefe

        -Escala Superior, compuesta por Comisarios y Comisarios Principales.

        Otro de los cuadros y fotografías expuestos era el Velatorio del Ex-Presidente don Adolfo Suárez, que tuvo lugar en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, y que entre las distintas unidades que velaron su féretro se encontró el Cuerpo Nacional de Policía, que lo veló en solitario mientras que el resto de fuerzas lo hicieron en piquetes mixtos (formados por Ejército de Tierra, Infantería de Marina, Ejército del Aire y Guardia Civil), honor que se le concedió por ser el cuerpo que custodia la Alta Institución del Estado. Los componentes, cuatro por cada turno, además de un subinspector que los mandaba, vistieron el uniforme de Gran Gala del Cuerpo Nacional de Policía, motivo por el que se exponía la fotografía, que daba idea al visitante de dicha uniformidad.

        En referencia a los dioramas, el primero de ellos era una patrulla de agentes del Escuadrón de a Caballo del Cuerpo de Seguridad, vistiendo el uniforme azul de principios de siglo XX, y estando ambos agentes armados con carabinas. Era esta una costumbre que no se solía llevar a cabo en las ciudades, pues era más cómodo para los agentes hacer uso del sable o de la pistola, pero en ocasiones sí que se portaba el arma durante el servicio.

        El segundo de los dioramas representaba un asalto del Grupo Especial de Operaciones (GEO) en una sucursal bancaria. Inspirada su creación tras los trágicos sucesos de las Olimpiadas de Munich, en que un comando de la organización terrorista Septiembre Negro secuestró y asesinó a la Delegación Israelí, siguió los parámetros del GSG-9 alemán, que también fue creado a raíz de los mismos sucesos. Aunque su primera activación fue durante la llamada Operación Galaxia, en que protegieron el Palacio de la Moncloa en previsión de un supuesto intento de golpe de Estado, su primera intervención armada fue en Barcelona, durante el asalto a un banco, en que lograron rescatar a los rehenes y detener a los asaltantes. En aquella época no vestían el mono negro con el que tradicionalmente se les conoce, sino ropa de color beige, más acorde al marrón del Cuerpo de Policía Nacional, al que pertenecían entonces. Esta unidad de élite fue reforzada en 1989 con la creación de los GOES, Grupos Operativos Especiales de Seguridad, que actualmente se encuentran en grupos por todo el país, mientras que el GEO sigue destinado en Guadalajara, con jurisdicción en todo el territorio.

         Finalmente, el tercero de los dioramas que se exponía, representaba un control de carreteras, con sus tres zonas de actuación perfectamente delimitadas. Así, primeramente un primer vehículo selecciona quiénes serán aquellos a los que se parará para chequear en el control, y al mismo tiempo, protegerán el despliegue y se encargarán de perseguir a un hipotético coche que trate de evitar el mismo. A continuación se despliega un vehículo mayor, donde los policías realizarán el registro pertinente, con ayuda de perros en su caso, o con la colaboración de Policía Local o Guardia Civil en asuntos de tráfico, y donde se coloca el rastrillo que reventará los neumáticos de quien intente escapar. Y por último, otro vehículo policial será el encargado de perseguir a cualquier hipotético coche que se salte el control, para a continuación detenerlo y procesarlo.

            Antes de pasar al último área de la exposición, referida a la Guardia Civil, destacar también un Águila de San Juan que completaba la mesa de dioramas, como el tradicional escudo policial que es y que se ha mencionado anteriormente.

        La Guardia Civil: El último de los apartados de la exposición estaba dedicado a la Guardia Civil. Fundada en tiempos de Su Majestad la Reina Isabel II, era aquella una época de revoluciones, caos social y delincuencia, por lo que se dio la orden al Duque de Ahumada de crear un nuevo cuerpo policial que no solamente luchase contra la delincuencia, sino que fuera un elemento "inspirador y ejemplarizante" para toda la sociedad española, a la que serviría. Así mismo, se conformó como "un universo propio, con sus propios ritos y símbolos", tal y como reza la Cartilla de la Guardia Civil.

        Inmediatamente, el recién creado cuerpo se puso manos a la obra en sus obligaciones, y en tres años, despejó completamente el tránsito de bandas de forajidos, abriendo de nuevo las rutas comerciales y restaurando el orden, y ganándose así el respeto y la admiración de sus compatriotas. Sería ya en 1929 cuando, debido a su espíritu de sacrificio y su ayuda sobre todo en cuestiones humanitarias en zonas rurales, cuando recibiría el título de Benemérita, sobrenombre que ostenta todavía en la actualidad, y siendo el cuerpo policial con mayor continuidad histórica de España.

        Sobre la uniformidad expuesta, el primero y más vistoso de los uniformes que se exponía, era el uniforme de Gran Gala de la Guardia Civil, que era el que se vestía por parte de las unidades de a caballo en los primeros tiempos del Duque de Ahumada, con su brillante pechera con doble abotonadura y el tricornio decorado con vivos en dorado. Por su parte, el empleo de los suboficiales era mostrado por encima de los puños, en este caso, el dorado para sargento, una práctica que se conserva en esta modalidad de uniforme en la actualidad.

        El segundo de los uniformes era el que se utilizó en los últimos tiempos del Régimen Franquista y en los primeros de la democracia, con guerrera abierta, que sustituía a la de cuello cerrado del 43, y bajo la cuál se usaba camisa y corbata con los colores del cuerpo. Junto a él, se permitía al visitante observar una máquina de escribir de las utilizadas en la época.

        El tercer y último uniforme de la Guardia Civil era el que se utiliza en la actualidad, en la modalidad de Gala. La guerrera ya no usa el cinturón de tela de la modalidad anterior, sino que según el acto, se emplea un ceñidor dorado, mientras que en el bolsillo derecho se siguen portando los pepitos de especialidad o destino, al tiempo que en el lado izquierdo se colocan las medallas, en su tamaño natural. Según el tipo de uniformidad, y el acto al que se asiste, las medallas son colocadas en pasadores, naturales o miniaturas.

        Toda esta parte de la Guardia Civil en especial, pero también toda la exposición sobre temática policial en general, estaba dedicada al Sargento Millán, un abnegado Guardia Civil que además es el padre de uno de nuestros miembros de la Unidad de Estrategia y Operaciones, y que además le dedicó la siguiente y emotiva carta, que también se encontraba expuesta al público:

        "DEDICADO A MI PADRE"

        "Esta exposición está dedicada a todos y cada uno de los Guardias Civiles y policías y muy en especial a mi padre, Sargento de la Guardia Civil, hoy retirado y mutilado en acto de servicio. Esto va por ti, Papá."

        "No hay persona de la que me sienta más orgulloso en la vida, esa persona es mi padre, un padre al que admiro, respeto y quiero profundamente. Papá, me acuerdo cuando era pequeño y me contabas historias de tus horas de servicio en la Guardia Civil, cuando me decías que en aquella época patrullabas a pie, que te tuviste que comprar una máquina de escribir para redactar atestados y denuncias, y una Mobilette para no parullar a pie, y en la temporada que patrullabas a pie en pleno invierno por los Pirineos junto a otro compañero."

        "Recuerdo que me decías que cuando os juntabais con otra patrulla y parabais a descansar, hacíais una hoguera y os poníais las capas todos por encima para que no se fuera el calor, o cuando me contabas cuando buscabais a los maquis por las montañas, y cuando ibais patrullando y las propias gentes de las masías de los Pirineos os abrían las puertas para que entrarais a calentaros al lado de la chimenea porque os estaban agradecidos por protegerles de los maquis."

        "También recuerdo cuando me contabas que llegaba el verano y llevabas tu botella de agua guardada en la cartera de caminos y la metías en el río atada con una pequeña cuerda para que se refrescara, son tantas y tantas las historias que me contabas, Papá, me acuerdo de todas y cada una de ellas."

        "También recuerdo que me contaste tu paso por Tráfico, la cantidad de cosas que vistes, tu paso por Atestados e Informes o cuando ibais por la N 2 con vuestras motos BMW y parasteis a ayudar a un militar americano, creo recordar que era Sargento, que había tenido un accidente, y luego os hicisteis amigos, y cuando te cambiaron la BMW  a la SANGLAS, recuerdo tantas historias que podría escribir un libro, Papá, para mi eres el mejor, eres un héroe, un ejemplo a seguir, como tú bien me has dicho, todos los héroes visten con capa, tú la llevaste, así que para mi eres un héroe, el mejor padre del mundo."

        "Por último, darte las gracias por los consejos que me dabas de pequeño y todo lo que me has enseñado en la vida, tanto paternalmente como profesionalmente. Gracias a tus consejos, soy lo que soy."

        "También quiero darte las gracias, Papá, por la cantidad de veces que te has jugado la vida por salvar otras, eso hace que me sienta muy orgulloso de ti. Estoy escribiendo y se me están saltando las lágrimas, gracias Papá."

        "Esta exposición está también dedicada a todos los Guardias Civiles y policías que cada dia salen a patrullar para velar por nuestra seguridad, que no dudan  ni un momento en dar su vida para salvar otra. A todos ellos muchas gracias por protegernos (no hay nada más hermoso que dar a vida para salvar otra)."

        "¡¡¡Viva España, viva la Guardia Civil, viva la Policía Nacional, gracias, valientes!!!"

        Esta emotiva epístola constituía el cierre final de la exposición sobre la historia de la policía, que fue visitada por nada menos que 1345 personas en el día y medio que estuvo abierto el "stand" de la Unidad de Estrategia y Operaciones, y que sirvió, como toda exposición organizada por nuestra entidad, para homenajear a otro de esos héroes anónimos que discretamente son ignorados por una no siempre agradecida España, y que es nuestro deber ciudadano honrar en la medida de nuestras posibilidades, a fin de que no caigan en el olvido. Así pues, nuestro reconocimiento a un sufrido servidor de la ley en el cuerpo hermano de la Guardia Civil, y al que no queda menos que felicitar, tanto a él como a su esposa (que son las grandes olvidadas, las esposas o las novias, a pesar de que siempre están ahí), por el resultado de sus esfuerzos en la figura de su hijo, que es un orgullo para nosotros poder llamarle amigo y compañero en nuestra asociación.

        LOS UNIFORMES DE "REENACTEMENT"

        Como cada año, se aprovechó la feria de militaria para dar a conocer la amplia gama de uniformes que existen actualmente en la Unidad de Estrategia y Operaciones, en el proyecto de la creación de un museo, que actualmente se encuentra situado en nuestra sede central, en Valdemorillo, Madrid. Algunos de estos uniformes son reproducciones, mientras que otros son originales de la época, lo que lleva al siguiente paso, que es el estudio de la unidad a la que perteneció, en qué campañas intervino y sobre todo qué nos dice sobre la persona que lo vistió, para a continuación dejar constancia de ello y evitar que caiga en el olvido del tiempo. Es ese, desde nuestra perspectiva, el verdadero fin del coleccionismo militar y de la recreación histórica.

        Así, dado que la Feria de Militaria abarca el sábado completo y el domingo solo por la mañana, se decidió vestir un uniforme en la mañana del sábado, otro en la tarde, y un tercero en la mañana del domingo, sin contar con el normal de la propia UEO para el oficial que estuviera de servicio al cargo de la exposición, lo que se fue llevando a cabo por turnos, ya que también es objetivo de nuestra organización que nuestros miembros y colaboradores disfruten del evento, y no acudan a él para simplemente estar de guardia.

        Aunque cada uno de los uniformes que llevamos se tratará por separado, en un pequeño apartado que será descrito a continuación, baste una pequeña relación de los uniformes que la UEO llevó a la muestra, y que incluyeron, en orden cronológico, el 7º de Caballería de los Estados Unidos (con la modalidad que llevó el Regimiento en la Campaña del Washita y parte de él en la de Little Big Horn), la 101º División Aerotransportada en Normandía, la Guardia Civil (Reglamento de 1943), la Policía Armada y las Milicias Universitarias durante el Régimen del Generalísimo Franco. Además, como ya se ha reseñado anteriormente, el personal de servicio en el "stand" y en la exposición, vistió el uniforme reglamentario de nuestra propia entidad, a fin de que se le pudiera diferenciar claramente del resto de visitantes. A modo anecdótico, y antes de que se abriera la muestra, se realizaron algunas fotografías a título personal con el uniforme del Cuerpo Nacional de Policía, debido a la pertenencia de algunos miembros de nuestra institución al citado Cuerpo, pero ello se hizo antes de abrirse al público, ya que la exposición era una actividad realizada como iniciativa ciudadana.

        Uniforme del 7º Regimiento de Caballería (US): Se trata de una reproducción del uniforme que utilizó el 7º de Caballería durante la primera mitad de las Guerras Indias. La guerrera es excedente de la Guerra de Secesión, la modalidad de nueve botones que utilizó la Caballería Federal durante el conflicto, pero con el cuello dado la vuelta, ocultando así los adornos. Los vivos del uniforme son en amarillo, el color tradicional de la caballería americana, y se le ha añadido el pañuelo amarillo, que no siempre se usaba, pero que se convirtió en otro icono de las unidades montadas. El sombrero, Hardee, llevaba el símbolo de la caballería, dos sables cruzados, con el numeral del regimiento, y en otras versiones, la letra de la compañía, mientras que el ceñidor, de color negro, porta una funda para un Colt Army, que sustituyó al modelo Colt Navy que se usaba en la Guerra Civil. En referencia al pantalón, la franja amarilla solo la llevaban a partir de suboficiales, no tropa, y en el caso del pantalón de la muestra, corresponde al de un oficial, aunque la guerrera no lleve distintivos sobre los hombros. Los guantes de montar, de color claro, se colocan doblados en el ceñidor.

        El 7º de Caballería se creó en 1866, junto con otros tres regimientos, y participó en la exitosa batalla del río Washita, donde Custer aplastó un campamento indio, matando a mujeres y niños, además de a los 150 guerreros que lo protegían. Se levantaron algunos clamores contra la masacre, pero el 7º presentó como evidencia de la necesidad de la operación a cautivos blancos, y las protestas desaparecieron. Para la campaña de Little Big Horn fue destinado al Fuerte Abraham Lincoln, partiendo con la Columna del General Terry, de la que recibió la orden de separarse para atrapar a los indios hostiles y empujarles contra la columna de infantería. Sin esperar la llegada de la misma, el General Custer ordenó cargar contra el poblado dividiendo el regimiento en grupos, a fin de que ningún indio pudiera escapar al cerco y pudieran ser conducidos en conjunto a la reserva, pero los indios derrotaron a cada grupo por separado y aniquilaron al grupo de Custer. No obstante, ello no supuso la disolución del Regimiento, y los supervivientes de los otros grupos se unieron a nuevos reclutas, participando en varias acciones posteriores, junto con los otros 9 regimientos de caballería del ejército norteamericano.

        101º División Aerotransportada (US): Otro de los uniformes que se llevaron para la recreación histórica fue el de soldado paracaidista de la 101º "Airborne" (las divisiones aerotransportadas contaban con varios regimientos de paracaidistas y otro de planeadores), parte del cuál es reproducción y parte del cuál es original, fechado en 1943, lo que lo convierte en una pieza de coleccionismo en todo su conjunto. El uniforme en si va además con todo el equipo que se portaba en las operaciones de Normandía, donde la 101º fue lanzada con la 82º y la 1ª Aerotransportada británica detrás de las líneas germanas.

        La 101º División Aerotransportada fue creada poco antes de la II Guerra Mundial, adiestrándose durante los primeros años del conflicto junto con sus homólogas, algunas de las cuáles no llegaron a participar en combate como paracaidistas, mientras que otras ni siquiera llegaron a combatir. Las más famosas de las que participaron en el conflicto fueron la 101º y la 82º (AA: All American), que además combatieron juntas en Europa a lo largo de varias campañas.

        La primera de las campañas en que fueron lanzadas juntas en paracaídas fue durante la "Operación Overlord", el Desembarco de Normandía, en que fueron lanzadas en la retaguardia enemiga junto con las fuerzas aerotransportadas británicas, las cuáles tomaron el famoso Puente Pegaso. Cada una de las divisiones fue lanzada en un sector concreto, pero por desgracia los fuertes vientos significaron la pérdida de toda cohesión de unidad, y aunque se cumplieron los objetivos, fue a costa de asumir más bajas de las previstas.

        Posteriormente, asentada ya la ofensiva aliada en el Viejo Continente, las mismas fuerzas aerotransportadas aliadas, la 82º, la 101º y la 1º Aerotransportada Británica, junto con la Brigada Polaca, fueron lanzadas, como 1º Ejército Aerotransportado aliado, en la zona de Holanda, bajo los auspicios de la "Operación Market-Garden", planeada por Montgomery. El plan original era que cada división aerotransportada se lanzara en una población concreta, Eindhoven para la 101º, y ocupara los puentes, permitiendo al XXX Cuerpo Británico llegar hasta Arnhem y penetrar en Alemania. Sin embargo, la mala planificación y la fatalidad quisieron que las tropas británicas fueran a lanzarse sobre 2 divisiones Panzer SS que estaban descansando, y la operación terminó por fracasar.

        Sin embargo, a la 101º aún le quedaba por vivir su mayor hazaña, la que la haría pasar a la historia: La Batalla de las Árdenas. A finales de 1944, el Alto Mando Alemán planeó una contraofensiva de invierno en Bélgica, que rompiera el frente y obligara a los aliados a retroceder, ganando tiempo y procurando buscar, como tras la ofensiva alemana de la Gran Guerra, una negociación más ventajosa, que permitiera al Reich girarse contra los soviéticos. Descansando en una de las poblaciones que serían atacadas por los alemanes, Bastogne, se encontraba descansando la 101º, y cuando se iniciaron los ataques, los paracaidistas lucharon con tal bravura que lograron rechazar los asaltos de las divisiones acorazadas alemanas, que finalmente optaron por asediar la población. El momento más dramático de la situación fue cuando los alemanes solicitaron la rendición de los paracaidistas, y el furioso General Mc Auliffe respondió escribiendo en un pedazo de papel su famosa respuesta, "Nuts!", que desconcertó a los alemanes y a los que se les explicó que el significado de la frase era algo así como "Go to hell!" (¡Váyase al Infierno!). Finalmente, las exhaustas tropas de la 101º fueron abastecidas desde el aire, para ser rescatadas por las tropas acorazadas bajo el mando del General George S. Patton.

        Uniforme de la Guardia Civil (Reglamento de 1943): La Guardia Civil es la institución policial de mayor continuidad histórica en la historia española. Fundada en tiempos de Su Majestad la Reina Isabel II por el Duque de Ahumada, no ha sido disuelta jamás desde que nació. Se creó como elemento principalmente conservador y sobre todo estabilizador de la sociedad española, convulsa en aquellos tiempos, logrando rápidamente su objetivo. Además, concebida para un enfoque rural, rápidamente despejó las rutas de abastecimiento, abriendo de nuevo el comercio por toda la nación. En 1929 obtendría, por sus labores humanitarias, el título de "Benemérita".

        El uniforme que se llevó a la muestra es en su mayor parte original de la época, una auténtica pieza de coleccionismo del ámbito policial, e incluía el famoso capote por el que tradicionalmente se ha identificado a los Guardias Civiles en sus patrullas por zonas rurales, expuestas especialmente a los climas adversos.       

        Cuando estalló la Guerra Civil Española, en 1939, algo menos de la mitad de las fuerzas de la Guardia Civil se declararon partidarias de los sublevados, como sucedió con gran parte de las fuerzas de Orden Público, que se mantuvieron fieles al gobierno republicano, constituyendo la espina dorsal de sus ejércitos de operaciones al principio del conflicto, por ser de las pocas unidades instruidas que tenían a su disposición. Posteriormente, y reorganizado el ejército republicano, se convertirían en fuerzas de elite, junto con unidades como las Brigadas Internacionales, en aquellas divisiones a las que fueron asignadas.

        Por ello, al acabar la guerra, los vencedores hicieron balance y decidieron eliminar aquellos cuerpos poco útiles o que se habían mostrado partidarios del régimen de Azaña. Así, la Guardia de Asalto desapareció, el resto del Cuerpo de Seguridad se convirtió en Policía Armada y de Tráfico, el Cuerpo de Carabineros fue disuelto, y se originó un debate en la cúpula del General Franco sobre qué hacer con la Guardia Civil.

        En efecto, en el cuartel general del que sería el Caudillo, se barajaba firmemente la opción de disolver a la Guardia Civil, como castigo por haberse mantenido fiel a la República, pero finalmente, la resistencia de la guarnición del Alcázar de Toledo, al mando de Moscardó, donde un millar de guardias civiles resistieron atrincherados con sus familias el asalto de fuerzas muy superiores en número, con apoyo blindado. Se cuenta que cuando las tropas Nacionales rompieron el largo asedio y pusieron en fuga a los elementos republicanos que cercaban la posición, Moscardó se adelantó a recibir a los libertadores, y cuando se presentó al jefe de la columna, pronunció flemáticamente su famosa frase, "Sin novedad en el Alcázar", como si de un relevo normal se tratase y no hubieran estado todos a punto de morir en el cerco. Destaca el hecho de que su despacho se conserva intacto, tal cual quedó tras los bombardeos con artillería, en el propio Alcázar, que actualmente alberga el Museo del Ejército.

        El gobierno franquista se alegró en el futuro de no haber tomado la decisión de disolver a la Guardia Civil, ya que la institución se dedicó, como por otro lado siempre había hecho, a sus labores policiales de mantenimiento del orden en las zonas rurales, enfrentándose a sus famosos enemigos, los "makis", a los que terminaron por vencer en los años 60.

        Posteriormente, y con la llegada de la Transición y de la Democracia, la Guardia Civil tuvo que sufrir numerosos atentados de las bandas terroristas, principalmente GRAPO (Grupos Revolucionarios Armados Primero de Octubre) y ETA (Euskadi Ta Askatasuna), una lucha que todavía dura hasta nuestros días.

        Finalmente, destacar en cuanto a su organización que la Guardia Civil tiene una doble dependencia administrativa, además de la que tiene del Poder Judicial, al que sirve. Así, en general, depende del Ministerio del Interior, aunque en parte de sus funciones y sobre todo en Estado de Sitio, pasaría a depender del Ministerio de Defensa. Además, debe destacarse que aunque es un instituto militar, no pertenece a las Fuerzas Armadas, teniendo, como bien marcaba su famosa Cartilla de la Guardia Civil, "un universo completamente propio, con sus tradiciones, ritos y símbolos", que hacen de este cuerpo un elemento verdaderamente único.

        Uniforme de la Policía Armada y de Tráfico: La Policía Armada y de Tráfico se crea en 1941, sustituyendo al Cuerpo de Seguridad y a la Guardia de Asalto. En 1959, la competencia de Tráfico pasó a las policías locales y a la Guardia Civil, y la nomenclatura terminó simplemente como Policía Armada. Originalmente, el uniforme era similar al de la Guardia Civil, de cuello cerrado, pero posteriormente se abrió la guerrera para llevarse con corbata. Los correajes con cartucheras para el mosquetón Mauser se usaban en ceremonias y actos institucionales, como cuando se concedió a la Policía Armada del derecho a portar bandera, que fue entregada en la entonces Academia de Canillas, hoy en día sede de la Dirección General de la Policía. En servicio, los agentes llevaban el ceñidor y a veces las trinchas, sin portacargadores, con pistola o revólver y defensa semirígida revestida de cuero.

        En el caso concreto del uniforme de la muestra, se trata de un uniforme original, de un Subteniente de la Policía Armada, que lleva el Distintivo de la Bandera de Protección. Aunque dicha unidad se creó ya cuando era la Policía Nacional y el uniforme había pasado a ser ya por reglamentación el marrón, cuando un cuerpo cambia su uniformidad, las normas van por delante de la operativa, y así, durante un tiempo, ambos uniformes convivieron. Este es el caso del propietario en cuestión que donó el conjunto a la Unidad de Estrategia y Operaciones, y que desea permanecer en el anonimato. También es de justicia destacar la donación de la capa, original de un policía, de nombre Lozano, que se ha jubilado en Getafe recientemente, y que ha vestido cuatro uniformes distintos: gris, marrón, camisa blanca y azul. Desde aquí se aprovecha para agradecer no sólo sus donaciones, sino el esfuerzo de toda una vida dedicada a proteger a sus semejantes.

        La Policía Armada constituyó uno de los cuerpos de la policía gubernativa con más duración en el tiempo, sólo superado por el Cuerpo de Seguridad (El Cuerpo Nacional de Policía no ha llegado a su 30º cumpleaños siquiera, ya que se le ha vuelto a cambiar de uniforme, emblemas de brazo y divisas, pasando a ser Policía Nacional), en un período en el que se vivió un intervalo de paz impuesta por la dictadura que permitió el desarrollo policial. Así, en 1945 se crearon los Guías Caninos, mientras que en 1969 se creaban las CRGs (Compañías de Reserva General), y también en esos tiempos vería la luz el servicio de radiopatrullas. En lo que se refiere al plano político, la Policía Armada se libró en gran medida de esas cuestiones, ya que era el Cuerpo General de Policía, y en concreto la Brigada Político Social, la encargada de investigar a los elementos subversivos.

        Los adversarios de la Policía armada fueron, aparte del inevitable terrorismo, primeramente los maquis, aunque de ellos se ocupó principalmente la Guardia Civil, así como el anarquismo. Ya en los últimos tiempos de la Dictadura se enfrentarían a movimientos sociales y estudiantiles, con escenas de cargas a caballo por dentro incluso de edificios universitarios. Esos movimientos también se adentraron dentro de la propia policía, ya que en esas épocas comenzarían a formarse en la clandestinidad los embriones de lo que luego se convertirían en los primeros sindicatos policiales, aunque hasta los últimos tiempos del uniforme marrón de la Policía Nacional no llegarían a ver la luz.

        Uniforme de las Milicias Universitarias: En un Régimen de dictadura militar, resultaba evidente que prácticamente todos los aspectos sociales iban a estar institucionalizados para su adaptación al ámbito castrense, y en una época en la que los uniformes se expandían por doquier, las universidades no iban a ser una excepción.

        De este modo, los alumnos universitarios colaboraban con la milicia prestando servicio en las Milicias Universitarias, que aportaba cada una de las facultades, distinguiéndose unas de otras en la uniformidad por los colores utilizados por el cordoncillo que colgaba del uniforme.

        En el caso que nos ocupa, el uniforme en cuestión, original en todo el conjunto, pertenece a un antepasado de uno de nuestros miembros, que es quien lo viste, y que sirvió en la época en la que estudiaba Derecho, motivo por el que lleva los correspondientes colores en el cordón. Como puede observarse, el cuello todavía es cerrado, y el conjunto de uniforme es similar al del reglamento de 1943, con el cinturón de tela de la propia guerrera.

        En conjunto, la gama de uniformes descritos es la que en esta ocasión se utilizó para la muestra. Destacaron en especial entre el público los de la Guardia Civil y de la Policía Armada, en especial cuando estuvieron juntos, ya que la temática policial es menos tratada en las ferias de militaria. La imagen de los dos cuerpos policiales constituyeron un verdadero viaje en el tiempo para el público, que de una forma o de otra habían oído hablar o habían visto alguna fotografía de ambas instituciones, sobre todo con los capotes sobre los hombros.

        EL PUESTO DE LA UEO

        Desde su fundación hace ya casi 20 años, la Unidad de Estrategia y Operaciones ha llevado a cabo un gran elenco de actividades y exposiciones enfocadas a la expansión del conocimiento y de la cultura histórico-militar, tanto de nuestro país como del mundo en general. Destacan en este ámbito por su especial importancia diversas Jornadas de Recreación Histórica realizadas en San Pablo de Los Montes, Toledo, las diversas ediciones de las Jornadas de Simulación "Kate Seridan" en Las Rozas, o las exposiciones realizadas con la Brigada Paracaidista, las de temática policial o las de grandes batallas de la historia de la humanidad realizadas en San Lorenzo de El Escorial. Sin embargo, fue esta la primera vez en la que se participó en la Feria de Militaria montando exposición propia, la cual ya ha sido referida en detalle anteriormente.

        Como en varias de nuestras actividades anteriores, colaboró con nosotros la Empire Historical Society, una entidad de la que algunos de nuestros miembros son fundadores, y que al igual que nuestra organización, está enfocada al estudio, conservación y difusión de la historia militar. Esta entidad de hecho cuenta con un museo virtual en internet, especializado en vehículos de emergencia y policiales, cuya dirección web, para los posibles interesados, es www.empire-emergencias.es. En ella se pueden encontrar artículos y fotografías, hechas tanto por el director del museo como por sus colaboradores, sobre policías de todo el mundo.

        Desde que la Unidad de Estrategia y Operaciones realizó sus primeras actividades, se llegó a la conclusión de que era necesaria la creación de una indumentaria que permitiera identificar perfectamente a los organizadores, de tal modo que el visitante pudiera dirigirse a ellos en caso de duda o necesidad, y dado el carácter de nuestras actividades, se consideró que sería bastante más útil y vistoso que, en lugar de vestir una simple camiseta o un polo, como suele ser lo habitual en otras organizaciones, se adoptara un uniforme, que se inspira en el que utilizaba el ejército de los Estados Unidos en la época de Vietnam, aunque adaptado con un sistema de divisas y emblemas propio, tomados de diversas fuerzas armadas, incluidas por supuesto las españolas, pero de modo que su significado fuera interno de la organización. Otra costumbre que se adoptó desde nuestras primeras actividades, dado que varios de nuestros miembros pertenecen a fuerzas de seguridad y a estamentos de las fuerzas armadas, fue el izado de la bandera nacional, que preside todas las exposiciones organizadas desde la UEO, con un panel explicativo, de modo que se difunda su historia y la del escudo, que irónicamente son grandes desconocidos por gran parte de la población de nuestro país. Siempre debe tenerse en cuenta, por supuesto, que nuestra organización es una entidad civil y de iniciativa ciudadana, por lo que ese izado es un mero reconocimiento a quienes sirven y defienden a España, pero obviamente no es una formación llevada a cabo por personal instruido, ni debe ser malinterpretada como tal.

   

        VISITAS Y GRUPOS DE RECREACIÓN

        Los eventos como la Feria de Militaria son siempre una gran oportunidad para interrelacionarse con otros grupos de recreación histórica, así como con entidades con intereses comunes y público en general. Lejos de ser un mero intercambio de artículos militares y una actividad comercial, se ha convertido en un verdadero punto de hermanamiento entre asociaciones, personas y entidades, de modo que se puedan planificar mayores y mejores actividades para el futuro. En concreto, en esta edición de la feria, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se tuvo la oportunidad de entrar en contacto y colaborar con las siguientes asociaciones (está colocadas por orden cronológico en que nos trataron y visitaron):

        3ª División Acorazada US "Spearhead": Dado que uno de nuestros miembros pertenece a esta asociación de recreación histórica, es justo hacerles referencia en primer lugar, ya que estuvo con nosotros desde el principio. Spearhead toma su modelo de referencia para la recreación una de las unidades acorazadas más emblemáticas de la II Guerra Mundial, la 3ª Acorazada del ejército americano. Es una de las asociaciones más espectaculares, ya que con el paso del tiempo han conseguido hacerse con un amplio abanico de vehículos y diversos medios, adquiridos y restaurados por ellos mismos, y que incluyen una pieza de artillería, un carro de combate M-41 (si, como suena, ¡tienen un tanque!), semiorugas y jeeps, etc. Dada la dificultad logística de mover semejantes recursos, su participación en la feria fue más restringida, y no desplegaron todos sus espectaculares medios. Se trata de una asociación totalmente asentada y formada por gente que lleva mucho tiempo en este mundillo, habiendo participado también en eventos internacionales, como el 70º Aniversario del Desembarco de Normandía.

        División SS Wiking: Este pequeño grupo de recreadores cubre varios ejércitos de la II Guerra Mundial dentro de su misma combinación de asociaciones. Así, cuando visten el uniforme alemán, recrean la División de las SS "Wiking", mientras que cuando usan uniforme soviético recrean a la Divisón "Red Star" (Estrella Roja). También recrean el bando aliado en el frente Occidental, con uniformes americanos, que incluyen a la 35º de Infantería y uniformes tan curiosos como piloto de planeadores del ejército norteamericano. Todo este conjunto de grupos es de reciente creación, pero han participado en cuantos eventos se han producido recientemente, con un uniforme u otro según la temática del evento. En concreto desde la UEO ya teníamos la suerte de conocer a los representantes que acudieron a la muestra, y que vistieron uniformes alemanes, y como siempre fue un placer compartir con ellos ambos días.

        Marlene Dietrich: Nuestros amables vecinos de "stand", la asociación Marlene Dietrich hizo un espectacular despliegue de recursos, trayendo a la feria varios vehículos militares, que incluyeron un camión y un jeep. Además montaron una galería de tiro de airsoft, a fin de permitir a los visitantes probar su puntería con reproducciones de aire comprimido que representaban a las armas utilizadas por el ejército americano en la II Guerra Mundial, uniforme que vistieron los componentes de esta veterana asociación. Destacar desde aquí su buen ambiente y amable convivencia que tuvimos oportunidad de comprobar a lo largo de los dos días en que compartimos espacio con ellos.

        División SS Leibstandarte: Colaboraboradores directos de la tienda Soldiers, la Fundación Don Rodrigo y los propios organizadores del evento, fueron las grandes estrellas del evento, dado que desplegaron su última adquisición, una espectacular reproducción de un cazacarros alemán Stugg III, fabricada en Reino Unido, y que atrajo todas las miradas de los asistentes. Esta magnífica joya, junto con su ya clásico Sdkfz 222, fabricado a partir de un todoterreno, fueron traídos en una góndola y desplegados posteriormente desde ella. El mero concepto de su transformación de vehículos demuestra por sí mismo el nivel de compromiso con la historia de los componentes de esta asociación, a la cual es justo agradecer sus esfuerzos por aumentar esta afición.

         International Police Association (IPA) Madrid: La IPA es una asociación formada por componentes de cuerpos policiales de todo el mundo, que se remonta a mediados del siglo pasado. En la actualidad, es extraño encontrar un cuerpo policial en el mundo que no tenga representantes en IPA, y la policía española no es una excepción. Esta asociación se organiza por delegaciones y sedes, que implican primeramente las diferentes naciones y, en caso de que las necesidades lo requieran, delegaciones en las ciudades de esas naciones.

        En el caso español, existe una delegación que es la denominada IPA Madrid, y que de hecho colabora desde hace tiempo en las ferias de militaria, poniendo un puesto en el que se venden artículos de temática policial, en especial divisas y parches. Más aún, la IPA ha llegado más allá y, en colaboración con otras organizaciones y el Ayuntamiento de Madrid, ha creado su propia feria de artículos policiales, el Polibomber, que poco a poco ha ido creciendo desde sus orígenes y que aspira a seguir los pasos de la feria de militaria, dando a conocer el mundo de la policía y de las emergencias. De hecho, en la última edición del Polibomber, la Unidad de Estrategia y Operaciones, que tiene también algunos socios en IPA Madrid, colaboró con la aportación de varios uniformes de exposición y de varios de sus componentes, que acudieron como "reenactors" con el uniforme del Cuerpo de la Policía Nacional, tanto en la versión de patrulleros como de las CRG (Compañías de Reserva General).

        La Legión Española: Como en las anteriores ediciones de la feria de militaria, una de las estrellas del evento fue la participación de los veteranos de la Legión, que realizaron diversas exhibiciones y desfiles de gastadores. Estos veteranos, venidos desde Barcelona, se han convertido en todo un icono de las ediciones de militaria, ya que, aparte de ser una forma de rendir honores a tan sacrificado Cuerpo, demuestran a los aficionados lo que supone la instrucción real, al tiempo que comparten sus experiencias vividas durante su servicio en la milicia, siendo una auténtica oportunidad de excepción de interactuar con ellos. Fueron, como ya es costumbre, de los más aplaudidos, y desde aquí se aprovecha para agradecer su presencia y su sacrificio en el servicio de las armas.

        Asociación de Veteranos (Infantería de Marina): Al igual que otras asociaciones de veteranos, la Armada no fue una excepción, y la Infantería de Marina tuvo su representación en la figura de sus veteranos, que al igual que los legionarios, compartieron encantados sus experiencias con quienes nos acercamos a visitarles y a preguntarles por ellas. La Infantería de Marina española constituye otro de esos elementos que gran parte de la ciudadanía ignora que su país posee, otra de esas joyas históricas olvidadas, ya que es la primera infantería de marina de la historia de la humanidad, teniendo su origen en los llamados "Tercios de Nápoles".

        Emisora de radio: La Voz de Getafe: Esta emisora de radio de ámbito local, que en su día entrevistó a la Unidad de Estrategia y Operaciones sobre las exposiciones que organiza, tenía un programa especializado en emergencias y policía, Emergencias FM, donde diversos profesionales de todos los campos relativos a las mismas aportaban sus experiencias mediante un sistema de entrevistas, dirigidas por Marcos Pires, o "Piru", como se le conoce dentro de esos círculos. Esta emisora, que durante un tiempo se ha mantenido inactiva por problemas presupuestarios, pronto verá de nuevo la luz y en breve emitirá de nuevo, así que les deseamos la mejor de las suertes en su nueva andadura.

        En lo que al propio "Piru" se refiere, su visita no fue ni mucho menos casual o circunstancial, ya que es un auténtico genio del modelismo que está especializado en adaptar, modificar e incluso fabricar vehículos policiales a escala 1/43, con un nivel de detalle y profesionalidad que está a la altura de las fábricas profesionales.

        El plan original cuando la Unidad de Estrategia y Operaciones decidió montar una exposición de tema policial era contar con varios de sus increíbles modelos policiales a escala, pero dado que era la primera actividad que se montaba en un entorno desconocido, se decidió restringir el material a exponer a objetos de mayor tamaño, como los uniformes, ya que los objetos de menor tamaño requieren el uso, transporte y montaje de vitrinas, y los recursos e infraestructuras de transporte de nuestra entidad son limitados. Sin embargo, en posteriores ediciones y exposiciones policiales que organice la UEO, estarán presentes con toda seguridad.

        La División SS Nordland: La Unidad de Estrategia y Operaciones tuvo contacto con esta asociación de reconstrucción histórica por primera vez en la anterior edición de la Feria de Militaria, donde tuvimos oportunidad de ser informados de sus actividades y de sus esfuerzos por llevar a cabo una reconstrucción con cuanto material original puedan conseguir, de modo que sea lo más fidedigno posible, habiendo sido premiados en la edición del evento "Ariete" como mejor grupo de recreación histórica, por su fidelidad con la uniformidad alemana de la época.

         

        Colaboradores también con el "stand" de la Leibstandarte, llevaron a cabo una exhibición cuando se procedió a una demostración en la que el enorme Stugg III puso en marcha sus motores, para deleite de los asistentes, y realizó un pequeño recorrido, que permitió al público hacerse a la idea de lo que debía ser ver a uno de estos espectaculares vehículos avanzar contra ti.

        Asociación de Recreación Histórica Alfonso X "El Sabio": Se trata de una asociación de reconstrucción histórica que recrea diversos períodos históricos de la historia, aunque en el caso que nos ocupa, acudieron con uniformidad americana de la II Guerra Mundial. Este grupo, que tiene su sede en Ciudad Real (Castilla La Mancha) cuenta con su propia tienda de artículos militares, que regenta su presidente, Gagomilitaria, y ha participado en diversas actividades y ediciones anteriores de la feria. De hecho, recientemente organizó un evento en su propia área de influencia, la propia Ciudad Real, de la que según las noticias recibidas por la UEO, fue todo un éxito. Así pues, felicidades por ello.

        CONCLUSIÓN

        Por supuesto, hubo muchos más colaboradores y participantes a lo largo de los 4.000 metros cuadrados del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, que incluyeron otras asociaciones de veteranos, grupos de recreación medievales y de la legión romana, que llevaron a cabo exhibiciones y combates, pero todo ello queda más allá del presente artículo, que se centra en la participación de la Unidad de Estrategia y Operaciones en la edición de la feria, y que por ello se limita a tratar con aquellos grupos con los que nuestros miembros interactuaron de una forma o de otra.

        Como anteriormente se ha explicado, las ediciones de Militaria se han terminado por convertir en algo que va más allá de la mera compraventa de artículos militares, es un encuentro y una oportunidad de hermanamiento entre personas y grupos con la misma afición, y de año en año ha crecido hasta alcanzar proporciones que dudo que sus propios organizadores pudieran imaginarse cuando empezaron su andadura.

        En lo que al aspecto comercial se refiere, es una oportunidad única de conseguir objetos antiguos, modificados o reproducciones, que de otro modo serían imposibles de conseguir, lo que proporciona a estos grupos de recreadores una posibilidad viable de completar sus uniformidades y colecciones, a fin de que las actividades de difusión histórica sean cada vez más fidedignas, y nuestro pasado no caiga en el olvido. En el caso de nuestra temática de este año, la policial, pudimos por ejemplo conseguir una gorra antigua, modificada para convertirse en parte de la uniformidad de la Guardia de Asalto de la República, que estará presente en la siguiente exposición de esta temática que organice la UEO.

        Finalmente, agradecer a Alfonso, de Soldiers, la oportunidad de permitirnos participar en el evento con la exposición sobre la historia policial española, y a todo el equipo de organización sus esfuerzos por un evento que funcionó como un reloj, y que estuvo marcado por el buen ambiente y camaradería, sin que saltara el más mínimo problema o roce, lo que demuestra que cuando se trata de estudiar la historia, sin que se mezcle la política, los españoles podemos ser un ejemplo de convivencia, y que el hecho de que se recree una época o se estudie un período histórico concreto no significa que se simpatice con el mismo, sino que simplemente cuando se aprenda de la forma de no repetir los errores del pasado es conocerlos desde la más estricta objetividad, se conseguirá no repetirlos en el fututo.