Jornadas de Puertas Abiertas del Museo del Aire

    El pasado 8 de mayo de 2016 tuvo lugar en el Museo del Aire una nueva edición de Jornada de Puertas Abiertas, con la que colaboraron diversas asociaciones de reconstrucción histórica, entre las que se encontró la Unidad de Estrategia y Operaciones, que acudió al evento como colaboración de nuestros amigos de Codex Belix, a los que el Ejército del Aire encargó la coordinación del evento.

 

        NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos en el siguiente artículo, ya sean en su aspecto escrito o en las imágenes incluidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        INTRODUCCIÓN

        Situado junto a la Base Aérea de Cuatro Vientos, el Museo del Ejército del Aire constituye uno de los puntos de estudio de historia militar más importantes de los que conforman el patrimonio de las Fuerzas Armadas Españolas. La entrada habitual al mismo se sitúa en la Carretera de Extremadura, en la dirección de entrada a Madrid, aunque también tiene accesos, más restringidos, desde la propia Base Aérea de Cuatro Vientos.

        Desde hace ya algún tiempo, en el que la recreación histórica ha aumentado exponencialmente, el Ministerio de Defensa colabora con varios grupos de "reenactors", entre los que destaca la Asociación Codex Belix, y con los que cuenta para complementar los eventos institucionales abiertos al público que realizan las instituciones militares.

        En ese sentido, las jornadas de puertas abiertas que todos los años realiza el Museo del Ejército del Aire son un ejemplo perfecto de cómo unas actividades complementan a las otras, ofreciendo al público la posibilidad de fotografiar las aeronaves que el museo expone junto con los uniformes de las tripulaciones que los manejaron, ya fueran en el caso español o en el de las fuerzas aéreas de otros países, en especial en la temática relacionada con la II Guerra Mundial, y permiten al público profundizar en el apasionante campo de la historia militar, de una forma dinámica e interactiva.

        En el aspecto histórico que nos atañe, dadas las características concretas del evento, que se buscaba que se realizara al aire libre, se utilizaron aeronaves de varios de los países contendientes, cada uno de los cuáles se convirtió en punto de encuentro para las asociaciones. Así, las fuerzas alemanas se agruparon al pie del mítico Junkers-52, mientras que los norteamericanos, por ejemplo, se juntaban alrededor del mítico avión de transporte Dakota C-47...

        LAS ASOCIACIONES PARTICIPANTES

        Como suele suceder en el caso de los artículos que se ofrecen al lector a través de la web, la relación de grupos de recreación que se mencionan no abarca a todos aquellos conjuntos de "reenactors" que acudieron a la muestra, ya que ello ocuparía un mucho mayor espacio del que se dispone, restringiéndose las crónicas a los grupos con los que se tuvo trato directo y con los que se pudieron intercambiar impresiones.

        Aunque es cierto que puede resultar injusto para con respecto a aquellos grupos y entidades no mencionadas, se debe tener en cuenta, no obstante, que el presente trabajo se realiza no desde un punto de vista profesional, sino desde impresiones personales de los asistentes.

       Asociación de Reconstrucción Histórica Codex Belix: Una de las mayores asociaciones de Recreación Histórica, sino la mayor, que actualmente existen en España, en especial por la importancia y dimensiones de los eventos que organiza, bajo el lema "revive la historia... de cine", debido al enfoque cinematográfico que procura dar a sus mayores proyectos, de modo que los participantes se sientan inmersos en una auténtica película que les permita viajar al pasado, a ellos y al público asistente.

        En el caso concreto que nos atañe, fue el cauce, como en otras ocasiones, a través del cuál la Unidad de Estrategia y Operaciones colaboró en la realización del evento, llevando diversos uniformes históricos, que serán tratados más adelante en este artículo, en su apartado correspondiente.

        La Asociación Codex Belix, en particular, primó en su participación para el evento, aparte de como entidad organizadora, llevando principalmente personal que vistiera el uniforme alemán, en especial en la rama aérea, la llamada Luftwaffe, incluyendo paracaidistas, mandos y estado mayor, y personal de tierra, de modo que se permitiera a los visitantes contemplar una variedad de uniformes del III Reich relacionados con la temática histórica concreta.

        Asociación de Reconstrucción Histórica 3º División Acorazada "Spearhead": Se trata de otra de las "grandes" en el campo de la recreación histórica, aunque en este caso, los componentes de esta asociación suelen especializarse en material y uniformidad norteamericana de la II Guerra Mundial, en especial en la rama acorazada. En ese sentido, disponen de un auténtico parque móvil que incluye varios camiones, semiorugas y hasta un carro de combate M-41 Walker, que, si bien no participó expresamente en el conflicto, por ser un poco posterior, es uno de los tipos de tanques que estamos acostumbrados a ver en las películas bélicas antiguas, como "Patton".

        Asociación Alfonso X el Sabio: Esta asociación de recreación histórica, con la que se ha coincidido en anteriores ocasiones, como las ferias de No Solo Militaria, tiene su sede en Ciudad Real, desde donde opera por toda la Península Ibérica. Aunque trajeron uniformidad de varios países, se centraron principalmente en las norteamericanas, destacando especialmente la 101 División Aerotransportada, durante la II Guerra Mundial.

        LAS JORNADAS DE PUERTAS ABIERTAS

        El objetivo de las jornadas de puertas abiertas es dar a conocer tanto el Museo del Aire como las nuevas innovaciones introducidas en el mismo. De especial importancia, aunque todavía no se encontraba abierta al público, es el nuevo bloque que se está preparando dentro de uno de los hangares, que está enfocado a la participación de las aeronaves españolas en las Guerras de África, y que como asociación participante tuvimos la oportunidad de visitar. Esta nueva muestra, que en pronto abrirá sus puertas, incluye escenarios, maquetas, aeronaves y todo un entorno personalizado, que adentrará al visitante en este apasionante período de nuestra historia.

        En referencia a la participación de las asociaciones de recreación, aparte de las habituales actividades enfocadas a atraer la atención del público, y que incluyeron la simulación de la llegada del Mando Alemán y la revista de las tropas, se permitió a los visitantes contemplar diversos vehículos y uniformes de época, pudiendo interactuar con los recreadores, lo que despertó el entusiasmo del público, en especial de los más pequeños.

        Además, al igual que en la última edición de la feria de No Solo Militaria, los visitantes pudieron disfrutar de la presencia de "Un Mundo entre aves", que trajo un águila adiestrada.

        Esta asociación, a la que se le asignó una zona dentro de uno de los hangares, se especializa en aves de la Península, y en su cuidado y refugio dentro de sus instalaciones, situadas en la zona de El Molar, y como en anteriores ocasiones, su presencia se convirtió rápidamente en uno de los mayores atractivos para el público asistente.

        Aunque el tiempo y la climatología no acompañaron, no obstante la lluvia dio pequeños respiros a lo largo del día, y en uno de ellos, el Servicio Aéreo de Rescate del Ejército realizó una exhibición con uno de sus helicópteros Super Puma, en la que se simulaba un rescate por personal aéreo con la ayuda de la aeronave.

        Todas estas actividades, de diferente importancia, permitieron al público que se atrevió a desafiar a la lluvia y a los elementos disfrutar de un día diferente dentro de las increíbles instalaciones que ofrece el Museo, pudiendo además entrevistarse con los propios voluntarios, guías y personal asignado, y descubriendo curiosidades sobre los aviones expuestos y sobre el material albergado dentro de los hangares.

        LA PARTICIPACIÓN DE LA UNIDAD DE ESTRATEGIA Y OPERACIONES

        Por parte de la Unidad de Estrategia y Operaciones, como se ha mencionado anteriormente, nuestra entidad acudió como ayuda a Codex Belix, aunque ello no impidió otras actividades propias.

        Así, se pudo aprovechar para realizar un doble propósito, aparte del de ayudar a la asociación anfitriona y a las propias Fuerzas Armadas. Por un lado, se buscaba, como en todas las actividades en las que la UEO participa, entrar en contacto con otras asociaciones y personas interesadas en la historia militar, como eran los propios componentes del Ejército del Aire o los guías del mismo museo, de cara a realizar actividades futuras en las que todas las partes estén interesadas, y por otro, se aprovechó la ocasión para realizar diversos reportajes fotográficos con uniformes de varias épocas y ejércitos, junto a las aeronaves correspondientes a su tiempo, a fin de ilustrar futuros artículos.

        En ambos aspectos, fue especialmente relevante el trato y la amabilidad recibidos por parte del guía Juan Carlos Rojas y del Capitán Juan Cid, cuyo trato fue excepcional y cuya competencia, entrega y dedicación son dignos de mención, circunstancia que desde la Unidad de Estrategia y Operaciones queremos aprovechar para resaltar y agradecer.

        En referencia a los uniformes llevados a la muestra, el primero de ellos fue el de la Wehrmacht, ya que desde Codex Belix se solicitó presencia de tropas alemanas para completar el grupo que se desplegó en la zona del Junkers 52, y que incluía fuerzas de diversas especialidades germanas. Junto con el uniforme de un oficial de la Wehrmacht, se llevó la ya utilizada en otras exposiciones alarma de ataque aéreo, que como en anteriores ocasiones resultó especialmente útil para ambientar las actividades con su estridente sonido.

        Sobre lo que al resto de uniformes aportados a la muestra, se incluyeron diversas modalidades de la Marina Norteamericana, que incluyeron el de diario y el de gala de los pilotos navales durante la II Guerra Mundial, aprovechándose a realizar fotografías en varios de los hidroaviones (en especial el PBY Catalina) y otras aeronaves, como el C-47 Dakota.

        De la temática de la II Guerra Mundial, se aprovechó también a llevar en uniforme utilizado por el Cuerpo Aéreo del Ejército, que durante la conflagración a denominarse Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos. No será hasta después del conflicto en que fueran reestructuradas para crear las auténticas Fuerzas Aéreas (USAF), nomenclatura con la que se las conoce en la actualidad, y que las independizó definitivamente del ejército de tierra (US Army).

        Además, dada la circunstancia de encontrarse aeronaves más modernas en la exposición, se aprovechó también a realizar reportaje fotográfico con uniformes de la época de la Guerra de Vietnam y de la Guerra Fría. Sobre esta última, en concreto, se aprovechó para estudiar las aeronaves soviéticas, utilizándose el uniforme de gala de paracaidista de la antigua URSS.

        Como complemento a este último bloque sobre Vietnam y Guerra Fría, se llevaron varias modalidades del uniforme del personal de tierra de la USAF, tanto en su rama Táctica como Estratégica, de color verde oliva, y que con toda seguridad el lector habrá visto en incontables fotografías de época y películas.

        Las instalaciones se mantuvieron abiertas hasta las 19:30 horas, en que se procedió a desalojarlas a excepción del personal de las mismas y de los grupos de recreación y otras entidades colaboradoras, a fin de que pudieran recoger con tranquilidad sus respectivos puestos, aprovechándose estos últimos momentos para intercambiar impresiones sobre la interesante jornada.