Felicitación navideña de 2016

        Como cada año, es costumbre aprovechar la finalización del año en curso para hacer un balance de los sucesos acontecidos a lo largo del mismo en los aspectos en los que afectan a nuestra entidad. En ocasiones anteriores, este comunicado se efectuaba a través del Norad, el foro de la UEO, pero con el cierre del mismo y su sustitución por el desarrollo de la actual página web, la lógica dicta que en lo sucesivo pase a realizarse por este medio.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos en el presente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en el mismo, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

    Estimados compañeros y amigos:

    Como cada año, me dirijo a todos al finalizar el año, primero y más importante, para desearos a vosotros y a vuestros seres queridos, ya sean familiares o amigos, una feliz Navidad y un próspero 2017, con un cariñoso recuerdo hacia aquellos que ya no nos acompañan, y que es muy importante que nunca caigan en el olvido, por todo el sacrificio que hicieron por nosotros a lo largo de toda su vida. Es en parte por ellos por los que siempre debemos ser fieles a nuestros principios y creencias, ya que somos el recuerdo viviente de la educación y la vida que nos proporcionaron, y es nuestra obligación procurar mantenernos a su altura, ya que ellos hoy no pueden hacerlo. Esa responsabilidad, y esos cariñosos recuerdos que de ellos conservamos a lo largo de nuestra vida, son el mejor homenaje que podemos rendirles, puesto que ellos mismo no querrían que nos hundiéramos en la tristeza y en la nostalgia, impidiéndonos alcanzar la felicidad que sin duda nos desearían.

    En lo que a la Unidad de Estrategia y Operaciones se refiere, el año que termina ha sido un año intenso de crecimiento y actividades como entidad, pero ello quizás ha hecho que una parte de nuestro espíritu de hermanamiento original se halla perdido, y debe ser un importante propósito recuperarlo, en especial porque entre los valores fundamentales de nuestra institución es ese espíritu de hermandad que va más allá de otras asociaciones el que más debe caracterizar nuestro proyecto común, para de ese modo servir al resto de nuestros semejantes de una forma más efectiva en los campos en los que la U.E.O. desarrolla sus actividades. Y es que tampoco debemos olvidar que el servicio es otro de los elementos fundamentales de nuestro proyecto.

    Con respecto a su crecimiento, el año 2016 ha sido un período de tiempo que pasará a la historia de nuestra entidad, en especial por los grandes avances logrados por la misma. Estos avances nos han permitido entrar de lleno en campos poco tratados anteriormente por nuestro proyecto, aunque eran convergentes con los intereses de la difusión cultural de la historia militar y policial, y nos han permitido entrar en contacto con nuevas asociaciones e instituciones, y lo que es más importante, nos han permitido conocer a muchas personas cuya valiosa amistad es su activo más profundo, sin necesidad de desmerecer otros méritos vitales de cada uno de ellos. Además, nuestra institución ha tenido la fortuna y el orgullo de añadir nuevas incorporaciones a nuestro proyecto, a las que aprovecho a dar la bienvenida y les deseo que aporten lo mejor de sí mismos a la institución, no desde la perspectiva de ofrecer algo a ella, sino de sentirse parte de la misma, de unirse a esta identidad común que nos genera el grupo y que nos permite alcanzar el grado de felicidad que proporciona hacer felices a los demás, y que sólo conoce aquél que logra conseguirlo. Y es que es nuestro deber hacer del mundo en el que vivimos un lugar mejor, aunque sea en la pequeña esfera de influencia de nuestro entorno...

    Serían muchas más las cosas que me gustaría poder transmitiros, pero como he indicado antes, el verdadero espíritu que mueve la institución es la hermandad entre sus miembros, y considero que es mejor transmitíroslas en persona, en cualquiera de nuestras actividades o simplemente en cualquiera de nuestras reuniones y partidas, en un ambiente distendido y de amistad, que es donde verdaderamente ha de tratarse con la gente. Así pues, me despido de vosotros deseándoos, una vez más, una feliz Navidad y un gran año 2017.

 

 

                                            Raúl Matarranz del Amo, Unidad de Estrategia y Operaciones, desde la Sede Central de la U.E.O., Navalagamella, Madrid, a 31 de diciembre de 2016.