La Playa "Sword"

        La playa denominada como "Sword" fue una de las tres asignadas a las fuerzas anglocanadienses, y se hizo especialmente famosa por dos motivos principalmente: el primero de ellos, porque fue el lugar en el que desembarcaron las unidades de Comandos dirigidos por Lord Lovat, con su inseparable gaitero, que continuamente tocaba marchas militares, y la segunda porque fue uno de los pocos lugares en los que los alemanes atinaron a lanzar contraataques, destacando en concreto la participación de algunas de las escasas unidades acorazadas que tenían en la zona...

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como en las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

            NOTA (II): Algunas de las imágenes empleadas para ilustrar este artículo fueron tomadas durante la recreación del Desembarco de Normandía que realizó la Asociación "Codex Bélix" en Santander en 2019, y han sido incluidas con el permiso de los organizadores, manteniendo el sello de sus fotógrafos como homenaje a ellos y para que el lector pueda, en caso de que sea su interés, visitar sus respectivas páginas web.

        EL APOYO NAVAL

        Cada una de las playas en las que se debía realizar el desembarco habían sido fortificadas por los alemanes, y para debilitar las defensas, a falta de artillería de campaña, los mandos aliados habían previsto el despliegue de buques de guerra que, con sus cañones, eliminarían las piezas de costa enemigas y realizarían esa función de apoyo.

        La playa Sword, por supuesto, no era una excepción, y contó con el apoyo principal de dos acorazados británicos, el HMS "Warspite", de la clase Queen Elisabeth, y el HMS "Ramillies", de la clase Royal Sovereign. Ambos montaban piezas de 381 mm en sus torres de artillería principal, uno de los mayores calibres desplegados por los aliados en Normandía, y proporcionaban apoyo a distancia, siendo proporcionado el apoyo directo y a corta distancia por 5 cruceros y 13 destructores, entre los que se incluían algunos buques noruegos y polacos.

        La denominación de toda esta flota de apoyo era la Fuerza D, encuadrada dentro del llamado Grupo Oeste, que era el responsable del apoyo a las playas británicas.

 

        EL DESEMBARCO BRITÁNICO: LA PLAYA "SWORD" 

        “En los últimos 100 metros de recorrido todo parecía ocurrir de repente”

                                                Cte. A. R. Rouse, Regimiento South Lancaster.

         Al igual que los norteamericanos en Utah, los británicos de la 3º División de Infantería Británica tenían el objetivo de enlazar con las fuerzas aerotransportadas que se habían lanzado en la retaguardia de las defensas alemanas. La playa Sword no sería una excepción en cuanto a la división en sectores, al igual que el resto de zonas de desembarco, estando dividida en Peter y Queen, divididas cada una, a su vez, en subsectores nombrados mediante colores, como White y Red.

         La primera oleada de asalto la componían los carros del 13º y 18º de Húsares, apoyados por el 1º South Lancaster y el 2º East Yorkshire, que se enfrentarían a las unidades blindadas alemanas estacionadas cerca de la ciudad de Caen.

        La mar gruesa, con olas de dos metros de altura, tampoco contribuía a mejorar el desembarco, pero la 8º Brigada de Infantería continuó su avance hacia la playa, desembarcando en una orilla llena de cráteres del bombardeo naval. Una de las primeras bajas fue el mando del South Lancaster, quien hizo portar junto a él la bandera del Regimiento, al más puro y tradicional estilo británico, siendo la única unidad en Normandía que lo hizo.

         Por su parte, efectivos del 41º de Comandos británico penetraron hasta enlazar con los South Staffordshire, cuando se produjo uno de los escasos actos de apoyo de la Luftwaffe a los defensores, apareciendo tres Heinkell 111, que dejaron caer sus bombas sobre la playa. Los Comandos, tras el susto de la que creían eliminada aviación enemiga, continuaron avanzando y limpiaron Lion-Sur-Mer. Mientras tanto, la primera oleada, con los carros supervivientes de las unidades de Húsares, entablaba una dura lucha por detrás de Ouistreham hasta entrada la tarde, en que lograron asegurar sus objetivos. Los hombres del 192º de Panzergranaderos germano detuvieron así mismo el avance de la 8º Brigada Británica, que no pudo ocupar sus objetivos hasta ser reforzada por la 195º, en que desbordaron a los panzergranaderos por la abrumadora superioridad numérica.

         LOS COMANDOS DE LOVAT

        Sin embargo, la intervención más caracterizada y mítica, también digna de la mejor tradición británica, la comandó Lord Lovat, el General al mando de la 1º Brigada de Servicios Especiales, quien seguido de un gaitero, penetró a través de las defensas alemanas en dirección al puente del Canal de Caen en el que le aguardaban los atónitos paracaidistas, que vieron avanzar una columna británica al son de la gaita y con la Union Jack ondeando al viento, una imagen que recordarían el resto de sus días.

       No obstante, al contrario que en otras playas, en Sword sí que se produjo un contraataque de importancia, cuando 40 carros Panzer IV, bajo el mando de Feuchtinger se lanzaron al asalto, penetrando entre los canadienses y los británicos, hasta que fueron finalmente detenidos por los Kings Shropshires y por cazacarros M-10. Al acabar el día D, las tropas de Sword habían quedado estancadas a 5 kilómetros de Caen, su objetivo principal, habiendo sufrido 516 bajas de 28.845 efectivos desembarcados. La toma de Caen y los combates de días sucesivos les saldrían bastante más caros.