Polibomber 2016

        El pasado sábado 27 de febrero de 2016 tuvo lugar en Madrid la IX Edición del Polibomber, la feria de compraventa, intercambio y coleccionismo policial y de emergencias, que reunió a gran cantidad de profesionales de la seguridad, así como a multitud de curiosos, que pudieron disfrutar a lo largo de toda la mañana del sábado de los puestos de tiendas y coleccionistas privados.

        NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos en el siguiente artículo, tanto de texto como de las imágenes, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        ANTECEDENTES

       Desde hace ya nueve años, contando el 2016, se viene celebrando en Madrid un evento que con el tiempo ya se ha consolidado hasta convertirse en una tradicional reunión de coleccionistas y aficionados al mundo policial y de las emergencias: el Polibomber.

        Este encuentro, que con el paso de los años y sus posteriores ediciones se ha convertido en un referente que atrae a coleccionistas de toda España, cada día crece en aficionados, aumentando de ese modo el número de coleccionistas de este cada vez más extendido interés.

        Todo ello ha desembocado en que por un lado, sirva de punto de encuentro anual de personas que comparten esos intereses, de modo que se puedan intercambiar insignias, parches, divisas y demás elementos, y por otro, es una actividad que unifica a profesionales de diversos cuerpos policiales de toda España, ya sean policías locales, autonómicas, o fuerzas de seguridad del Estado. Además, es un método directo e interactivo de acercar a la ciudadanía la profesión policial y de las emergencias, así como su pasado.

        LA ORGANIZACIÓN

        Desde hace ya mucho tiempo, el evento polibomber cuenta con la colaboración para su organización e infraestructura de la International Police Association (IPA) en su Delegación de Madrid, varios de cuyos miembros son los coordinadores de todo el proyecto y de la jornada en general.

        La IPA es una organización a nivel internacional de policías de todos los países del mundo, que a través del lema "Servicio por Amistad" (Servo per amikeko) trata de establecer vínculos y lazos entre agentes de policía de diferentes naciones, creando una hermandad más allá de ideologías, nacionalidades o cualquier otro elemento, ya que el único nexo de unión son los ideales que mueven a la profesión.

        Junto con la colaboración de IPA Madrid, o mejor dicho, a través de ella, se viene consiguiendo a lo largo de los años la cooperación del Ayuntamiento de Madrid, y en especial de la Policía Municipal de dicha ciudad, lo que permite la presencia y exposición de vehículos policiales, así como de material del Museo de la referida entidad policial.

        En este caso, participaron en el evento con la presencia de varios agentes, incluyendo de las recientemente disueltas UCS (la primera de las cuáles ya no existe, y la segunda de las mismas que se encuentra en vías de desmantelamiento), similares a las UIPs de la Policía Nacional, pero a nivel de la capital del Reino.

        Además, su presencia permitió contemplar una de sus furgonetas de intervención, que posteriormente fue sustituida por uno de los nuevos coches patrulla que el Ayuntamiento de Madrid ha puesto recientemente en circulación, con la nueva y no exenta de polémica nueva coloración en los vehículos policiales, acorde, según el consistorio, a la normativa europea.

        Junto a la presencia de los vehículos de la Policía Municipal de Madrid, el Cuerpo Nacional de Policía, o como se denomina ahora, la Policía Nacional, también participó con la presencia de uno de los nuevos radiopatrullas del Distrito de Tetuán, con la nueva nomenclatura en su rotulación, dando así variedad a la presencia de medios motorizados en el evento.

        Finalmente, y en vista del éxito del año anterior, a petición de IPA Madrid, y dada la colaboración con ellos en diversas actividades, la Unidad de Estrategia y Operaciones también participó en el polibomber, llevando varios uniformes relacionados con la exposición, así como estando presentes varios recreadores tanto de nuestra organización como de otras, incluyendo a particulares.

        Con respecto a la localización, como en años anteriores, el Ayuntamiento de Madrid cedió el Centro Cultural Eduardo Úrculo, en la zona Noroeste de Madrid, tanto para la exposición que estuvo montada la semana anterior, como para la feria de compraventa propiamente dicha, de tal modo que el propio Centro Cultural se ha convertido en un verdadero icono relacionado con el propio nombre de polibomber.

        LA EXPOSICIÓN

        Desde el 22 de febrero, por parte de IPA Madrid se organizó una exposición, principalmente fotográfica, con la temática "la mujer en la policía", que cubría tanto los cuerpos policiales españoles como extranjeros.

        Así, distribuidos a lo largo de todas las paredes del salón principal del centro cultural, se encontraban fotografías de agentes de policía del sexo femenino, agrupadas primeramente por continentes, y posteriormente por países, con varias decenas de nacionalidades presentes.

        En ese aspecto, junto a sus banderas, podían verse funcionarias de policía de lugares como Rusia, Alemania, Francia, Italia, y otra gran multitud de naciones europeas, así como de otras partes del mundo tan remotas como la India, Paquistán, diversos países africanos, Australia, Estados Unidos, y así hasta completar todos los rincones del planeta.

        Por supuesto, las fuerzas de seguridad españolas también estaban representadas, estando presentes imágenes de Policía Nacional, Guardia Civil, Ertzaintza, Mossos d'escuadra, Policía Foral Navarra, y varias policías locales, entre las que se encontraba, inevitablemente, la Policía Municipal de Madrid.

        Finalmente, en lo que al propio día de la feria de compraventa se refiere, la muestra fue completada con una veintena de prendas de cabeza de diversas policías de todo el mundo, incluidas españolas, así como por diversos maniquíes, que lucían uniformes traídos desde el Museo de la Policía Municipal y por la propia Unidad de Estrategia y Operaciones, siendo los relacionados con el Cuerpo Nacional de Policía los aportados desde la UEO, todos ellos, por supuesto, relacionados con la uniformidad femenina en la policía.

        LAS ACTIVIDADES

        Como punto de encuentro de coleccionistas, profesionales y simpatizantes de las instituciones policiales venidos de toda España, desde IPA Madrid se organizó una serie de actividades relacionadas con el evento, y enfocadas a potenciar la institución policial.

        Por ello, el día anterior a la feria de compraventa e intercambio, se organizó una visita al Museo de la Policía Municipal de Madrid, para que todos aquellos interesados que acudirían a polibomber 2016 pudieran aprovechar a visitar este relativamente desconocido e interesante museo.

        Junto a la visita al museo, se planificó una cena de hermanamiento con aquellas personas que lo desearan, en especial de los venidos de fuera de Madrid, a fin de que se establecieran lazos y afinidad entre coleccionistas, profesionales y visitantes, de tal modo que los asistentes y colaboradores pudieran ponerse cara tras mucho tiempo de contacto a través de las redes sociales.

        A la exposición anteriormente referida, como en años precedentes, el propio día del evento se sumó un elenco de uniformes y los vehículos policiales antes mencionados, a los que se unió la presencia de "reenactors" con diferentes uniformes, en especial españoles y norteamericanos, donde también se contó con la colaboración de la Unidad de Estrategia y Operaciones.

        LOS RECREADORES

        Para la edición del año 2016 se contó con una mayor presencia de "reenactors" con respecto a la tradición iniciada el año pasado por la UEO. Así, por parte de IPA Madrid se contó con la presencia de varias mujeres uniformadas con diferentes muestras de épocas pasadas de la Policía Municipal, que se unieron a los representantes de las Compañías de Reserva General del Cuerpo de Policía Nacional, que al igual que en 2015 se personaron para colaborar con la organización.

        Sin embargo, lo que destacó por su novedad y aspecto llamativo fue la participación de varios colaboradores venidos desde Jaén, y que hicieron acto de presencia con varios uniformes de policía norteamericana, pertenecientes a los Departamentos de Policía de New York y de Los Ángeles.

        Fue especialmente completa la representación del Departamento de Policía de New York (NYPD), ya que el grupo andaluz trajo dos uniformes antiguos, que fueron utilizados desde los orígenes del Departamento (y que son popularmente conocidos por la época de la Ley Seca en los años 20), uno de Sargento y otro de patrullero, y que fueron utilizados hasta los años 60 y 70 (siendo inmortalizados además por Paul Newman en la película Distrito Apache, que trata de las idas y venidas de una Comisaría de Distrito en New York).

 

 

        Junto a ellos, se trajeron una segunda muestra, también compuesta por dos uniformes, de la estética policial que sustituyó a los anteriores modelos, compuesto por la tradicional camisa azul y la cazadora de cuero, que también hemos podido ver en innumerables filmes de temática policial, y que incluyó además el modelo femenino del Departamento.

        La otra representación uniformológica americana, también traída por el grupo de visitantes venido de Jaén, fue el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), que como en casos anteriores también hemos visto en televisión.

        Finalmente, como colofón final, por parte de la Unidad de Estrategia y Operaciones también se aportó a la muestra de recreadores un uniforme de un mando de la Policía Municipal de Madrid, en la modalidad de gala, que aunque en el caso de la muestra es antiguo (data de los años 80, y fue amablemente cedido por el Sargento Mauro, perteneciente a dicho Cuerpo, para la exposición permanente que la UEO tiene en su Sede Central), todavía hoy en día sigue vigente.

        LA COLABORACIÓN DE LA UNIDAD DE ESTRATEGIA Y OPERACIONES

        Como en el caso de años anteriores, la UEO colaboró con la organización del evento aportando infraestructura, uniformes y muestras para la exposición. En concreto, en este último aspecto, se cedió temporalmente tres maniquíes femeninos con la uniformidad del Cuerpo Nacional de Policía, que incluían una representación de la Unidad de Intervención Policial, otro del actual uniforme de Representación (y que es básicamente el antiguo uniforme de servicio, con camisa blanco grisácea), con divisas de Inspectora Jefe (antiguas), y final e inevitablemente, el modelo de servicio actual.

        Además, para la ambientación de todo el evento se contó con nuestra propia aportación tanto de uniformes como de recreadores, cuyo aporte principal fue la presencia anteriormente mencionada del mando de la Policía Municipal de Madrid y la ya tradicional asistencia de las Compañías de Reserva General, en este caso con ambos uniformes con el pantalón de tipo noruego, en lugar de la modalidad de las Patrullas Urbanas del año pasado. Este uniforme se distingue además del modelo normal de patrulla en las boinas negras, así como en las cazadoras especiales de estas unidades especializadas.

        LOS "STANDS" Y LOS ASISTENTES

        Junto a los ya tradicionales expositores de venta, que año tras año acuden incansables a las sucesivas ediciones que por toda España se dan de ferias de compraventa de material policial (las más conocidas, la de Madrid, seguida de la de Valencia), pudimos contar con la presencia de otros puestos más especializados, como fue la presencia de los transformadores de Playmobil para crear la particular versión de estos tradicionales juguetes en policías de diferentes épocas, o la impresionante Colección de Coches a Escala de 1:43 de Piru, un artista que customiza vehículos por encargo, con la rotulación, numeral y hasta matrícula que le pidamos.

        También pudimos encontrarnos entre los presentes con el Director del Museo Policial de Totana, precursor en España de esta afición que cada vez va cobrando más importancia, y que atrae a coleccionistas de todo el país, como fue el caso de un coleccionista de Cádiz, que fue además uno de los afortunados que el día anterior pudo visitar el Museo de la Policía Municipal con IPA Madrid.

        Se unieron además a la muestra diversos representantes de los cuerpos policiales españoles, varios de ellos verdaderos amigos personales y auténticos ejemplos de conducta profesional, y que incluyeron al encargado de los vehículos históricos del Cuerpo Nacional de Policía.

 

 

   

        También pudimos contar con la asistencia de los representantes del Grupo Meetingcops, un punto de encuentro de Facebook de profesionales del ámbito policial, y con la visita del Presidente de la Asociación de Recreación Histórica Codex Belix, entidad con la que recientemente la UEO ha iniciado un amplio abanico de actividades comunes y de colaboración.

        CONCLUSIÓN

        Aunque de evidente menor repercusión que la Feria de No Solo Militaria, lo cierto es que el evento Polibomber se ha consolidado ya sobradamente en el ámbito del coleccionismo, hasta el punto que ya ha logrado coordinarse a través de la International Police Association con otras ferias similares por toda Europa, contando así ya incluso con la presencia de "stands" extranjeros, en el caso de la edición de 2016, venido desde los Estados Unidos de América.

        Destaca este año el especial aumento presencial de recreadores, que siguiendo el ejemplo del año pasado con la UEO y sus Compañías de Reserva General, se ha multiplicado exponencialmente, acudiendo al evento desde todo el territorio nacional. Además, a ello se ha de añadir el aumento de coleccionistas que gracias a las redes sociales han podido aumentar sus colaboraciones y aportaciones al evento.

        Todo ello augura un cada vez mayor crecimiento de esta feria y sobre todo de esta afición, mediante actividades que cada vez aumentan en cantidad y sobre todo en calidad, y cuyos rápidos avances cada día aumentan en coordinación de los mismos, lo que permite todavía más su mayor espectacularidad.

        Si a todo ello unimos el hecho de que la Recreación Histórica está cada vez más expandida y arraigada en España, lo cierto es que se puede esperar cada vez una mayor evolución del hobby, y unos eventos que de año en año consiguen atraer cada vez a más visitantes a este anteriormente desconocido y sobre todo apasionante mundo que es el coleccionismo policial.