Polibomber 2017

        El pasado sábado 4 de marzo de 2017 tuvo lugar la X Edición de la Feria de Coleccionismo Policial y de Emergencias "Polibomber", organizado con la colaboración de la International Police Association (IPA) en su Delegación de Madrid, y que sirve de punto de encuentro para profesionales y aficionados al coleccionismo de temática policial, así como a los componentes de los diferentes cuerpos que en España colaboran en el mantenimiento de la paz pública.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en el mismo, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        LA FERIA "POLIBOMBER"

        Todos los años, en el primer trimestre, tiene lugar en Madrid, en el Centro Cultural Eduardo Úrculo, la tradicional reunión de aficionados y coleccionistas de artículos policiales y de emergencias, la feria Polibomber, que además reúne a multitud de profesionales del sector, y que sirve de ese modo de punto de hermanamiento de los agentes de diferentes cuerpos policiales, tanto nacionales como extranjeros, en un ambiente cercano y distendido, de modo que ello les permita intercambiar experiencias e impresiones sobre el mundo de la seguridad.

        Como quiera que el año en curso era una fecha emblemática, puesto que se cumple el X aniversario desde que un primer grupo de aficionados diera origen a la feria, en esta ocasión se le trató de dar una mayor vistosidad, enfocándose también mucho hacia la temática de la policía norteamericana, de modo que ello supusiera una innovación con respecto a ediciones anteriores, en que se exhibía una mayor proporción de uniformidad española.

        Aunque ciertamente no reviste la entidad de otros eventos parecidos, lo cierto es que de unos años a esta parte la afición sobre esta temática va en aumento, y cada nueva edición supera a las anteriores en organización y asistencia, alcanzando así una mayor importancia.

        Dado que uno de los elementos principales es la compraventa de parches, emblemas y demás elementos de la uniformidad policial, sobre todo en su aspecto histórico, la presencia de "stands" es un factor decisivo para comprobar el estado de la afición, y este año se contó con la presencia de más de 30 puntos de venta e intercambio, que permitieron a los cientos de aficionados y curiosos que se acercaron a la muestra aumentar sus respectivas colecciones.

        Tanto en la parte de puestos de venta e intercambio como en el caso de los aficionados y coleccionistas, se contó con la presencia de asistentes venidos de todo el territorio nacional, y por tanto de la mayor parte de los cuerpos policiales que en la actualidad conforman el panorama de la seguridad pública en España.

        Dado que además con la organización del evento participan diversas asociaciones y entidades jurídicas, entre las que se incluye la colaboración del Museo de la Policía Municipal y el Ayuntamiento de Madrid, se contó también con la ayuda publicitaria realizada por este último en su página web de cultura, https://www.madridcultura.es/evento/9318/polibomber, así como con la presencia de diversas autoridades locales de la Concejalía del Distrito.

        Por supuesto, y como en ocasiones anteriores, se contó con la presencia de nuestros amigos de IPA Madrid y con la colaboración de la UEO para colaborar con el evento.

        LA INTERNATIONAL POLICE ASSOCIATION

        La IPA (International Police Association) es una asociación de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de todo el mundo, con el fin de establecer lazos de hermanamiento en la comunidad policial. Sus actividades son totalmente altruistas, realizadas por sus componentes bajo el lema "Servo Per Amikeco (Servicio por amistad), lo que ya refleja claramente la idiosincrasia de la asociación, e incluyen actividades culturales, cursos, visitas a otros países, etc, de entre las cuáles destaca, por supuesto, la feria Polibomber.

     

        Por supuesto, una de sus muchas actividades va relacionada directamente con la difusión del acerbo cultural e histórico de las instituciones policiales, y en ese aspecto es en el que más suele colaborar con ellos la Unidad de Estrategia y Operaciones, participando con la difusión de uniformología, organización e historial de los diferentes Cuerpos, todo ello combinado con el hecho de que algunos miembros de nuestra entidad también pertenecen a IPA Madrid.

        LA ORGANIZACIÓN POLICIAL NORTEAMERICANA

        Dado que este año se pretendía dar un nuevo enfoque, desde el punto de vista estético, con el que dar un giro que atrajese a más público, se buscó en esta ocasión reforzar el aspecto internacional de la International Police Association, y se decidió potenciar la uniformidad de los diferentes cuerpos (o Departamentos, más acorde a la terminología USA) policiales norteamericanos, a todos sus niveles de operatividad.

        El organigrama policial norteamericano distingue entre dos aspectos claramente diferenciados, que son la territorialidad y la competencia. En el primero de ellos, los diferentes Departamentos de Policía cubren zonas concretas, como son las propias ciudades, los Condados, los Estados y finalmente todo el territorio Federal, teniendo los agentes competencias en sus respectivas demarcaciones.

        Así, el NYPD (New York Police Department) o el LAPD (Los Ángeles Police Department) actúan en los límites de sus respectivas ciudades, no teniendo competencias en el exterior de las mismas, ya que dichas competencias pasar a depender del Sheriff del Condado, al igual que en el caso español, por ejemplo, la Guardia Urbana cubre la ciudad de Barcelona, mientras que el territorio autonómico fuera de la ciudad es protegido por los Mossos d'Escuadra.

        Por supuesto, ello no significa que en casos de necesidad, los Departamentos no cooperen entre sí en la realización de actividades conjuntas o persecuciones, a fin de favorecer una acción policial eficaz contra la delincuencia. Uno de los casos más famosos fue el de Rodney King, en que las autoridades estatales tuvieron que actuar dentro de la ciudad de Los Ángeles para colaborar con el LAPD en la disolución de los disturbios que se produjeron y en el restablecimiento del orden en el área metropolitana.

        Cuando la acción de la delincuencia abarca territorios mayores, intervienen las autoridades estatales. Los Estados Unidos de América se agrupan como una unión de estados, cada uno de los cuáles cuenta con un grado de autonomía muy elevado, ya que cada uno de ellos fue un territorio independiente que tuvo que solicitar su ingreso en la Unión, pasando a ser una nueva estrella dentro de la bandera. Los dos últimos en unirse fueron Alaska y Hawaii, con excepción del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

        Las policías estatales son especialmente variopintas según unos estados u otros, y entre los nombres más conocidos destacan los Rangers de Texas o la Patrulla de Carreteras de California (Highway Patrol), entre otras muchas fuerzas. Por supuesto, la entidad de cada una de ellas depende de cada uno de los estados y de los fondos que destinen a ellas, en base a la señal identitaria que cada Estado quiera reforzar.

        En general, en cuestiones territoriales, cada una de las fuerzas policiales tiene mando sobre las entidades de menor jurisdicción territorial, y ello se aplica también al caso de las Agencias Federales. En asuntos de especial relevancia, como terrorismo, crimen organizado y otros tipos delictivos, que abarcan más de un estado, el Gobierno Federal tiene competencia para intervenir directamente en el problema a través del FBI (Federal Boureau of Investigation u Oficinal Federal de Investigación), DEA (Drug Enforcement Agency o Agencia contra la Droga), ATF (Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego), etc, que se encargarán de perseguir a los delincuentes por todo el territorio federal, más allá de los simples estados.

             

        Por supuesto, cada uno de los diferentes eslabones territoriales que se han analizado cuentan con sus propios recursos y especialidades, conforme a las necesidades que puedan surgir. Así, por ejemplo, en el caso de las grandes ciudades, lo normal es que los Departamentos cuenten con unidades SWAT (Special Weapons And Tactics), unidades K-9 ("Kanine", esto es, guías caninos), Desactivación de Explosivos, etc, mientras que en localidades de menor población o menor delincuencia, las situaciones espaciales suelen absorberlas los eslabones mayores, como el Departamento del Sheriff, que cubrirán todas las emergencias del Condado, de tal modo que se economicen los recursos.

        En lo que al segundo aspecto de trabajo que nos referíamos, el competencial, determinará qué fuerza policial será la encargada de llevar el caso y arrestar a los culpables del delito. Esto puede significar unas consecuencias importantes para los delincuentes, ya que en función de su el caso es competencia federal o estatal, las penas pueden ser más o menos rigurosas, ya que en algunos estados se encuentra vigente la pena máxima, mientras que las leyes federales, actualmente, no incluyen la pena de muerte.

        Las cuestiones de competencia son especialmente importantes en la mentalidad policial estadounidense, debido a que sus representantes de la ley son también una forma de representación de la administración en la que desempeñan sus funciones, y una seña de identidad de las mismas y de sus poblaciones. Además, la cuestión competencial exige el desarrollo de unidades especializadas, que velan celosamente por su propia supervivencia en un mundo en el que la mayor parte de los empleados públicos no son funcionarios, por lo que las agencias pueden ser disueltas o fusionadas con otras.

        El mejor ejemplo de la referida especialización la conforman las Agencias Federales. Por ejemplo, la CIA (Central Intelligence Agency o Agencia Central de Inteligencia) tiene prohibido actuar dentro de los Estados Unidos, competencia que tiene el FBI.

        Ello se debe a que la especialización y coexistencia de agencias federales encargadas de la lucha en el interior del país (FBI, DEA, ATF, Caza y Pesca, etc) muchas veces choca entre sí, y dado que la mayor parte de las actuaciones de la CIA y de la NSA (National Security Agency o Agencia de Seguridad Nacional) son secretas y no responden a los cauces ordinarios, ello implica que el resto de organizaciones sean especialmente desconfiadas hacia los servicios de inteligencia, cuyas labores además están más enfocadas al espionaje que a la lucha contra la delincuencia.

        LA COLABORACIÓN DE LA UEO

        En base a todo lo expuesto anteriormente, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se decidió que el objetivo de la muestra debía incluir una representación de los diferentes eslabones que componen la organización norteamericana, además de otros uniformes que complementasen la exposición, algunos de ellos llevados por miembros de la propia UEO y otros, como en años anteriores, expuestos en maniquíes. Así, como en anteriores ediciones, los siguientes uniformes quedarían emplazados en sus respectivos soportes, todos ellos relativos a la policía española:

        -Uniforme de la Policía Armada y de Tráfico: Este uniforme en particular, junto con sus dos evoluciones siguientes, se ha convertido ya en un auténtico clásico para los eventos Polibomber, y pertenece a un Subteniente de la Policía Armada y de Tráfico, siendo una pieza original.

        La Policía Armada y de Tráfico se creó en 1941, bajo los auspicios del Régimen de Franco, como sustitución del Cuerpo de Seguridad de tiempos de la República, y estuvo vigente hasta la llegada de la Democracia, en 1978. Mantuvo la competencia de Tráfico hasta 1959, año en que dichas funciones pasaron a la Guardia Civil, y fue conocida por el mundo de la delincuencia como "Los Grises", debido al color del uniforme con el que desempeñaban su función, que además originalmente era de cuello cerrado. Convivió en su existencia con el Cuerpo General de Policía, cuyos miembros iban de paisano, y cuyas intervenciones tenían el carácter de "Secretas".

     

        -Uniforme del Cuerpo de Policía Nacional: Con la llegada de la democracia en 1978, la policía gubernativa española sufrió una inevitable transformación, al efecto de romper con la imagen de represión del Régimen Franquista y adaptarse a los nuevos tiempos. Así, además del cambio de legislación y procedimientos, las modificaciones trajeron aparejada una nueva modalidad para la uniformidad, cambiando del gris al marrón. Mientras que para determinados actos y servicios se mantuvo una guerrera como uniforme de paseo, similar a la de su cuerpo antecesor, pero de color marrón, para la patrulla se adoptó una cazadora corta, que era llevada con una gorra de plato o con una boina, según las circunstancias. Este uniforme se mantendría vigente hasta la promulgación de la Ley Orgánica 2/86 de 13 de marzo, por la que se creaba el Cuerpo Nacional de Policía, adoptándose un nuevo color corporativo.

        -Uniforme del Cuerpo Nacional de Policía: En 1986 entraba en vigor la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, por la que el Cuerpo de Policía Nacional, militar y uniformado, y el Cuerpo Superior de Policía, civil y de paisano, se fusionaban para crear el Cuerpo Nacional de Policía, de carácter civil y uniformado, aunque especificando que el servicio se prestaría de uniforme o sin él según las circunstancias lo requirieran. Al igual que con el cambio del gris al marrón, el nuevo Cuerpo trajo aparejado un cambio de uniformidad, que incluía la camisa blanca-grisácea y el pantalón azul oscuro, colores que también adoptaron los vehículos policiales. El uniforme que se llevó a la exposición lucía las divisas de Inspector Jefe, acordes ya a la nueva nomenclatura y distintivos, que rompían con la anterior imagen militar.

        Además de los uniformes expuestos en los maniquíes, también de temática española, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones se aportaron otros de períodos anteriores a la Policía Armada, reproducciones los referidos a Policía Gubernativa, y original en el caso del aportado sobre la Guardia Civil.

        -Uniforme del Cuerpo de Seguridad: Creado en 1877, el Cuerpo de Seguridad inició la tradicional división entre fuerzas policiales uniformadas y militares, y civiles y de paisano, conviviendo con el Cuerpo de Investigación y Vigilancia (que se llamaría en según qué períodos sólo Cuerpo de Vigilancia).

        Esta nomenclatura se mantendría durante el Directorio del General Primo de Rivera, así como durante el período de la II República, conservando uniformidad y estructura de ambos cuerpos policiales. En concreto, en el caso del Cuerpo de Seguridad, la reproducción del uniforme presentado era en la modalidad de gala, de un Coronel, uno de los más altos mandos del momento, con las divisas en los puños, la hombrera trenzada (la Guardia de Asalto la llevaba lisa) y la C y la S cruzadas en el cuello del uniforme.

        -Uniforme de la Guardia de Asalto: La llegada de la II República española, con los consiguientes desórdenes públicos, dieron como consecuencia la creación de una fuerza policial de restablecimiento del orden, bajo los auspicios del Ministro de Gobernación Maura, durante el Gobierno Provisional. Esta fuerza tuvo un destacado papel durante toda la República, absorbiendo cada vez más parcela del propio Cuerpo de Seguridad, hasta el punto de que en un determinado momento casi la mitad del Cuerpo pertenecía a la Guardia de Asalto. Posteriormente, al estallar la Guerra Civil Española, esta unidad formó parte del Ejército Republicano, siendo en sus primeros momentos una de las pocas unidades organizadas del mismo, por lo que se convirtieron en fuerzas de elite durante el conflicto, en las columnas que se formaron en los distintos frentes, junto con los Carabineros y otros elementos que permanecieron fieles al gobierno. En el caso de la Guardia de Asalto, sólo 500 de los componentes de los más de 10.000 efectivos se pasaron al bando Nacional, siendo todo un icono del régimen republicano.

        -Uniforme de la Guardia Civil: La Guardia Civil fue una institución creada durante el reinado de Isabel II, en el siglo XIX, con el fin de formar una fuerza que, por un lado, restaurara las rutas comerciales en las zonas rurales y, por otro, sirviera de inspiración y modelo a la sociedad española. Sus éxitos fueron rápidos y rotundos, y pronto el prestigio del nuevo Cuerpo le hizo destacar entre las instituciones públicas. En 1929, debido a su larga tradición de ayuda a la sociedad, más allá de la mera persecución de delincuentes, recibió su tradicional sobrenombre de "Benemérita", y su imagen tradicional y ejemplarizante ha permanecido hasta nuestros días.

     

        Con esta referencia queda reflejada la aportación en lo que a la uniformidad de la historial policial española se refiere, tanto en el aspecto de la Policía Guubernativa, como en el de la Guardia Civil. Sin embargo, además de todo lo anteriormente descrito, y dada la temática sobre fuerzas policiales extranjeras, se incluyó también la presencia uniformológica tanto de unidades policiales norteamericanas, ya mencionadas antes, y que serán descritas con detalle más adelante, como de unidades de la Policía Argentina de la Provincia de Buenos Aires.

        -Uniforme de la Policía de la Provincia de Buenos Aires: Al igual que en el caso norteamericano, la policía de Argentina también utiliza una división competencial y territorial. Ello implica que existen unidades distribuidas a lo largo de las Provincias que ejercen sus funciones dentro de las mismas, coordinando sus acciones con la Policía Federal, que además de realizar operaciones por todo el territorio, tiene las competencias de patrulla de la capital. El modelo del uniforme de la Policía de la Provincia de Buenos Aires ha variado con el tiempo, y el modelo que se expuso se utiliza principalmente para actos y ceremonias, en especial de la Banda de Música, utilizándose como prenda de cabeza una gorra de plato del mismo color que el pantalón.

        -Uniforme de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Seguridad Vial: En lo que a las cuestiones competenciales se refiere, una de las propias de la Policía de la Provincia es el control del tráfico rodado, para lo que cuenta con un departamento propio, al igual que existen otras especialidades independientes de las unidades que aporte la Policía Federal. Inspirado en sus homólogos norteamericanos (al igual que el uniforme de patrulla de los propios agentes federales), este uniforme es utilizado, con sus correspondientes distintivos, también por los cadetes de la Academia.

        Una vez concluidos los uniformes referentes a la Policía Argentina de la Provincia de Buenos Aires, se entra de lleno en la temática principal que se pretendía desarrollar a lo largo del evento, que es el de las fuerzas policiales norteamericanas. Como ya se ha comentado anteriormente, el objetivo era representar diferentes unidades y Departamentos, reflejando además los diferentes eslabones jerárquicos y competenciales dentro de la estructura policial estadounidense.

        -Departamento de Policía de New York, uniforme de patrulla: Después de la II Guerra Mundial, el NYPD comenzó a planificar el cambio de su uniformidad hacia un modelo más cómodo y operativo que se adaptase a los nuevos tiempos, en especial en un período en el que cada vez más, la patrulla motorizada iba sustituyendo a la patrulla a pie. Los diversos estudios cristalizaron en la aparición de un nuevo uniforme, que convivió con el modelo "de casaca" anterior durante unos años, y que entró en vigor a finales de los años 60, consistente en pantalón oscuro y camisa azul claro, manteniendo la tradicional gorra de plato y los emblemas y escudos del Departamento. Este uniforme se completaba con una cazadora oscura del mismo color que el pantalón, que en sus primeros modelos era de cuero, y sobre la que se colocaba la placa emblema, con las condecoraciones obtenidas por el agente. Durante todo este período de tiempo, el color azul cielo se convirtió en el elemento identificador del Departamento de Policía de Nueva York, y esa coloración fue aplicada también a los vehículos pertenecientes al mismo.

        -Departamento de Policía de New York, uniforme de mando: Al igual que en el caso del uniforme del patrullero, la uniformidad de los mandos también sufrió una transformación, aunque procuró mantener elementos tradicionales en el cambio, como eran los adornos en dorado de las prendas de cabeza y demás adornos diferenciadores. La principal característica en la uniformidad de los mandos del NYPD es el color de la camisa, que desde su introducción con el uniforme anterior para los patrulleros, ha sobrevivido hasta la actualidad. La estructura de divisas norteamericana utiliza el sistema militar, por lo que en función de las ciudades, podremos encontrar en los uniformes de los mandos distintivos de teniente, capitán, comandante (Mayor), coronel y diversos grados de general (los norteamericanos distinguen a sus generales por el número de estrellas que portan), que según el Departamento, son portados en cuello o en las hombreras.

  

        -Departamento de Policía de New York, uniforme de patrulla: A finales de los años 90, el Departamento de Policía de New York volvió a cambiar la uniformidad de su personal, buscando darle un aspecto más sobrio y operativo, y optó por cambiar el color de la camisa por una del mismo color que la gorra y el pantalón, que además posteriormente incluiría una versión táctica con bolsillos en los laterales, en lugar del modelo recto, que estaba pensado para la imagen más que para la operatividad. Este cambio coincidió con la rotulación de los vehículos, que pasaron del color azul celeste a un esquema blanco, que en climas lluviosos destaca mucho más en el entorno para las labores de disuasión, y que conservaba la rotulación en las puertas, con franja que recorría todo el costado del coche patrulla. Es el modelo utilizado en la actualidad.

        -Departamento de Policía de New York, uniforme del SWAT: La Emergency Service Unit es una unidad especial del Departamento de Policía de New York que fue creada para enfrentarse a situaciones de riesgo, de forma similar a las Unidades de Intervención Policial españolas, y que en situaciones de grave crisis son desplegados para custodiar puntos emblemáticos y estratégicos de la zona metropolitana. Su entrenamiento va más allá de la protección, y cuentan con medios y entrenamiento para realizar y repeler acciones problemáticas o de alto riesgo, incluyendo equipos antibalas y armas largas.

        -Patrulla de Carreteras de California: Los Departamentos del Sheriff y las Policías Estatales cubren jurisdicciones y territorios de varias ciudades, de modo que se puedan centralizar recursos que aporten a las mismas unidades especializadas como K-9, SWAT, etc, al tiempo que permiten una acción coordinada contra la delincuencia que cubra un territorio mucho mayor. Por supuesto, ello incluye diferentes competencias, y el tráfico en algunos estados es una de ellas, en especial en un país como son los Estados Unidos, donde las autopistas cubre inmensas distancias en las que a veces puede haber cientos de kilómetros entre poblaciones. En California, la Highway Patrol es la encargada de cubrir ese vacío, junto con los Sheriffs de los diversos condados, existiendo muchas variantes en la uniformidad de estos últimos, si bien el color beige suele ser el elemento unificador en ese Estado en concreto.

        -ATF (Alcohol Tobacco Firearms): Las Agencias Federales fueron un intento que, pasados los Años 20, se fueron creando con el fin de dar una respuesta adecuada al Crimen Organizado. Originalmente, el FBI (Federal Boureau of Investigation) se formó principalmente a base de Agentes del Tesoro, una de las primeras instituciones que se creó en los Estados Unidos con el fin de perseguir a los criminales por todo el territorio nacional, al igual que el servicio de US Marshalls. En referencia a la uniformidad de las diferentes agencias federales, salvo las unidades de asalto, no tienen uniformes, ya que suelen realizar tareas de investigación que son llevadas a cabo por personal de paisano. Sin embargo, no es extraña la ocasión en que con motivo de una redada o de una detención, los agentes tienen la necesidad de utilizar un elemento que les distinga al margen de la placa emblema, y es por ello que, por cuestiones operativas, se crearon diversas prendas (como cazadoras y chubasqueros) y equipos antibalas con las siglas y escudos de las agencias federales, que han podido verse en innumerables series y películas.

        OTRAS ASOCIACIONES

        No sólo la Unidad de Estrategia y Operaciones colaboró con la exposición de uniformes y demás equipamientos en la feria Polibomber, sino que se contó también con la inestimable aportación de diversos colectivos y asociaciones, algunos veteranos ya, y otros nuevos en la muestra, que se animaron a aportar material que permitiera al visitante profundizar en el mundo policial.

        Por supuesto, la estrella de la feria fue la aportación de un coche patrulla del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), una verdadera joya que además, dado que ha sido matriculado con matrícula histórica, puede circular, y de hecho se trajo desde Valladolid sin necesidad de grúa. Además, junto con el vehículo que trajeron, Sergio y Alberto vistieron sendos uniformes acorde a la temática del Polibomber de este año, que incluía SWAT  de New York y de Los Ángeles, al igual que un uniforme de patrulla del LAPD.   

  

        Junto a todo lo anterior, se contó también con la presencia de diversos uniformes históricos de la Policía Municipal y, este año por primera vez, del Departamento de Bomberos, tanto en el caso español como en el norteamericano, de tal modo que se pudo observar el material y los recursos con los que los profesionales de las emergencias y la lucha contra el fuego emplearon en su día. En relación con ello, una de las introducciones que se realizó este año por parte de la organización fue, previo al tradicional vino español con el que se concluye el acto, una entrega de premios a las organizaciones que colaboraron con IPA, entre las cuáles se hizo entrega de una metopa a la UEO por su aportación a las diferentes ediciones, a manos de don Francisco Sánchez, uno de los principales organizadores del Polibomber desde sus orígenes, y un gran pilar de la Delegación en Madrid de la International Police Association, circunstancia que desde aquí aprovechamos para felicitar y agradecer tanto a su persona como a toda la IPA Madrid por sus esfuerzos en la difusión de la cultura policial.