Evento "Polibomber 2019"

        A principios del pasado mes de marzo de 2019 tuvo lugar en Madrid una nueva edición de la Feria de Coleccionismo Policial y de Emergencias "Polibomber", que como cada año organiza la International Police Association (IPA) en su delegación de la capital, y que sirve de punto de encuentro para profesionales, aficionados y coleccionistas de la temática en cuestión, y que ya se ha convertido en un referente para todos aquellos interesados en la materia, ganándose por derecho propio un lugar en el calendario de eventos.

            NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos incluidos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        EL COLECCIONISMO POLICIAL Y DE EMERGENCIAS

        Desde hace unos años a esta parte, y siempre a remolque de la militaria, el coleccionismo de temática policial ha visto un auge revolucionario, que ha multiplicado el número de aficionados a esta temática.

        En efecto, de un pequeño grupo de aficionados que se dedicaban a recopilar parches y como mucho gorras, el rápido desarrollo del hobby, fomentado por la facilidad que proporciona Internet para conseguir los más extraños recursos, se ha pasado a una mayor afición que incluye ya no sólo uniformes, sino incluso vehículos policiales, ya sean nacionales o extranjeros.

        Por supuesto, sería injusto no mencionar en ese punto la labor que se ha realizado de difusión desde la Unidad de Estrategia y Operaciones, que constituye un verdadero referente en esta materia, tanto por la cantidad de material uniformológico aportado como por mantener en la actualidad diversos vehículos de policía gubernativa española empleados para exposiciones. Además, por primera vez en España, se realizaron diversas exposiciones y eventos relacionados con la historia policial al margen de las realizadas en fechas conmemorativas por la propia Dirección General, lo que constituye un verdadero éxito en la labor de difusión que desde nuestra entidad realizamos para dar a conocer nuestro pasado en un tema verdaderamente desconocido socialmente hablando.

        También es de justicia destacar en esa labor de difusión la labor realizada por la Asociación Codex Bélix, que a lo largo de sus eventos ha mostrado la historia policial española mediante la exhibición de los vehículos del Área de Automoción del Cuerpo Nacional de Policía, que permiten en dichos macroeventos mostrar el pasado de la policía gubernativa a decenas de miles de personas que constituyen la afluencia de público por toda España.

        En otro aspecto, el de conseguir material y uniformes, también ha resultado fundamental la labor de la International Police Association (IPA), que con su evento "Polibomber" ha logrado crear un referente que crece cada año con sus celebraciones en el Centro Cultural Eduardo Úrculo, y que atraen a gente venida de toda España e incluso desde el extranjero, en especial los Estados Unidos de América.

        El paso del tiempo ha demostrado el crecimiento de una afición que cada vez cuenta con más adeptos, y que sin duda se encuentra en un espectacular auge que, de hecho, ya ha dejado los salones del Centro Cultural Eduardo Úrculo pequeños para la afluencia de público y puestos de venta del "Polibomber", y que sin duda obligarán a buscar espacios más amplios en las sucesivas ediciones. La organización del evento ya comentó este mismo año que estaban iniciando ya las pertinentes gestiones para que el cambio de emplazamiento de la feria se realice en otro punto que reúna mejores condiciones de tamaño para el público...

        EL EVENTO "POLIBOMBER 2019"

        Como ya se ha explicado anteriormente, el "Polibomber" es un punto de encuentro de aficionados y coleccionistas, y por ello se constituye en tres bloques de actividades principales, a saber, la venta e intercambio, la presencia de recreadores y finalmente la asistencia de vehículos policiales.

        Con respecto al primer punto, el de compra-venta e intercambio, hasta más de una treintena de puestos fueron colocados en esta edición, con la correspondiente oferta de uniformes, gorras, emblemas y demás material policial y de emergencias.

        Destacó también la presencia de algunos expositores que eran principalmente de difusión, no de venta, como la Colección a Escala 1/43 de Leal, un compañero de profesión que dedica su tiempo libre a la fabricación y conversión de vehículos de juguete para replicar los diferentes modelos policiales empleados en España, principalmente por Guardia Civil y Policía Nacional.

        En la parte de uniformidad, una vez más resultó de gran importancia para la ambientación del evento la colaboración de la Unidad de Estrategia y Operaciones (UEO), que aportó varios de sus uniformes, tanto de temática nacional como internacional, y que será tratado, como siempre, en un apartado propio.

        Quizás fue este año el gran fallo del evento con respecto a años anteriores, la falta de más personal uniformado y en general la ambientación de la feria, ya que el crecimiento de la misma hizo que los organizadores tuvieran que cubrir otros aspectos y dejaran este más carente.

        Por fortuna, además de la presencia de la UEO también acudió a la muestra una pareja venida desde Guadalajara, que aportó, además de su uniformidad del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) un vehículo customizado del mismo modo, que incluía hasta el más pequeño detalle, como el ordenador de a bordo.

        El segundo de los vehículos que estuvieron presentes en la muestra fue un Land Rover Grúa de los empleados en tiempos del Cuerpo de Policía Nacional, cuando la rotulación ya era de color marrón (aunque también se usaron con el gris), y que fue aportado para la ocasión por el Área de Automoción de la Policía Nacional, exponiéndose así uno de los vehículos más peculiares de los que cuenta la Dirección General.

        LA COLABORACIÓN DE LA UEO

        Como en anteriores ediciones, desde la Unidad de Estrategia y Operaciones (UEO) se colaboró con la organización con la exhibición de varios uniformes.

        El primero de los uniformes aportados fue el del Departamento de Policía de New York (NYPD), tal cuál se empezó a utilizar con el cambio de la camisa azul claro al ser sustituida por la camisa azul oscura, que todavía se emplea hoy en la actualidad. Defensores de sus símbolos tradicionales, los Departamentos de Policía norteamericanos rara vez cambian sus emblemas, y el de New York no es una excepción, conservando el mismo modelo de placa en pecho y gorra que ha usado desde sus comienzos (un contraste con España, que ha cambiado su placa cada pocos años. Quizás una excepción sea la actual, que se lleva usando desde 1986, pero que en algunos comités ya se ha llegado a plantear su sustitución...). Este uniforme, originalmente, empleaba pantalón recto, que en la actualidad ha sido sustituido por el modelo de intervención, con bolsillos laterales.

        El segundo de los uniformes, aportado por un colaborador habitual venido desde Jaén, fue el de Departamento de Bomberos (Fire Department) también de New York, que se hizo especialmente famoso por su fatídica intervención en los atentados del 11-S, donde muchos de ellos fallecieron al desplomarse las torres del World Trade Center (aunque a través de series y demás lo cierto es que el NYFD ya gozaba de gran fama). La protección ignífuga empleada por el personal de emergencias de este Departamento incluye el abrigo, el pantalón y el calzado, que unido al casco y a la máscara con oxígeno proporciona a estos profesionales un medio para la extinción de incendios en entorno urbano que ha probado en repetidas ocasiones su eficacia.

        El tercer uniforme llevado a la muestra fue de temática española, el de la Policía Armada, que tuvo vigencia desde 1941, en que sustituye al del Cuerpo de Seguridad (de la República) hasta 1978, en que es sustituido por el marrón del Cuerpo de Policía Nacional. Este modelo de uniformidad, heredero del uniforme de verano de la Guardia de Asalto, que era de color gris, tenía en sus orígenes el cuello de la guerrera cerrado.

        Respecto a la cinta roja de la gorra de plato también es heredera del Cuerpo de Seguridad, que era llevada en especialidades y sobre todo en los mandos de dicho Cuerpo, al igual que el Águila de San Juan, que fue retirada durante la República, aunque la efímera existencia de la misma no permitió su eliminación en todos los uniformes, por falta de tiempo y recursos.

        Finalmente, el último de los uniformes aportado fue de temática británica, siendo una de las modalidades de invierno del Servicio de Policía Municipal. En el caso de la Policía Metropolitana del Reino Unido, el nombre puede infundir a error, ya que, aunque ejercen su jurisdicción en la demarcación territorial a la que son destinados, los policías pertenecientes a este Cuerpo están desplegados por todo el país, al igual que es el caso de, por ejemplo, el Cuerpo Nacional de Policía en España, que en ciertos aspectos funciona igual.

        La principal entidad policial británica es "Scotland Yard", aunque dicha institución se encarga sobre todo de cuestiones de investigación, realizando las funciones de policía judicial, actuando también sobre todo el territorio nacional.

        Con respecto al mito de la ausencia de armamento en la policía británica, ello es exactamente eso, un mito, ya que, si bien es correcto que existen servicios de patrulla que no portan armas de fuego, serían el equivalente de la Policía de Proximidad de otros países europeos, ya que el sistema británico prevé la distribución de fuerzas de reacción, que sí van armadas, para respaldar a estos agentes, cuya función es meramente preventiva. Finalmente, en referencia a la presencia de un uniforme de la Guardia Real, se hizo a efectos meramente ilustrativos para un estudio fotográfico, dicho uniforme no se empleó en la feria.