V Encuentro de Miniaturismo de San Lorenzo de El Escorial

        El pasado mes de Junio de 2011 tuvo lugar en V Encuentro de Miniaturismo de San Lorenzo de El Escorial, en el lugar escogido para su anterior edición, justo enfrente del Monasterio. Dada la colaboración que tuvo la UEO en su anterior edición, nuestra entidad estuvo presente en esta nueva edición, siendo amablemente invitada por los organizadores, que nos permitieron participar en una nueva jornada inolvidable.

        NOTA: Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos expuestos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como en las fotografías incluidas en el mismo, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        LOS ENCUENTROS DE MINIATURISMO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

        Desde hace ya varios años se viene realizando en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial un consolidado evento sobre miniaturismo histórico y militar, organizado por el Ayuntamiento y gracias a la inestimable labor de don Enrique Paris y del Bazar Maria Luisa, meritorio comercio que dedica una gran parte de su espacio a esta temática, pese a encontrarse fuera de las grandes capitales.

        Dados una serie de problemas logísticos y de organización, en la anterior edición, la IV, los organizadores anteriormente mencionados entraron en contacto con la Unidad de Estrategia y Operaciones, a fin de que se colaborara con el mantenimiento del evento mediante una exposición sobre grandes batallas de la historia de la humanidad, situación que fue inmediatamente acogida por la UEO, en especial por los lazos de amistad que le unen con el referido Enrique y con sus esfuerzos por mantener vivo el hobby del miniaturismo y la difusión de la historia militar.

        Dado el éxito de la anterior edición, se solicitó a la UEO que colaborara también en las actividades programadas para 2011, aunque en esta ocasión, dado que se ofreció la posibilidad de realizar un certamen en el que los participantes presentaban sus propias obras, la participación fue de menores dimensiones que el año anterior, lo que permitió hacer uso de unos recursos más discretos y sobre todo pudiendo dar un descanso a nuestro personal, en una época en que las actividades de nuestra entidad aumentaban considerablemente.

        EL CERTAMEN

        Como en todo concurso, diversas fueron las categorías en las que los aficionados podían participar, aunque todas ellas fueron de las llamadas "modelos de exposición", lo que aumenta considerablemente el tamaño de las miniaturas.

        Así, la exposición abierta al público se dividió en dos bloques principales, en base a la característica de las obras expuestas, y que básicamente consistió en un primer apartado, que incluía miniaturas individuales, de diferentes temáticas e incluyendo personajes históricos, y en un segundo área, que ofrecía al visitante la visión de dioramas temáticos de diferentes épocas históricas, entre las que no faltaban las luchas de gladiadores, los Tercios Españoles, las dos Guerras Mundiales o la Guerra de Vietnam, entre otros.

        Hay que decir que el número de participantes permitió reunir una gran cantidad de figuras, abarcando todos los períodos históricos y todas las marcas que en el momento estaban en el mercado, permitiendo así al aficionado y al neófito hacerse una idea del estado del hobby. Quizás una treintena de dioramas y casi dos centenares de miniaturas individuales cubrían la muestra, que además incluía un pequeño área comercial y una zona donde algunos de los pintores daban los últimos retoques o reparaban los daños del viaje de sus obras.

        LA COLABORACIÓN DE LA UNIDAD DE ESTRATEGIA Y OPERACIONES

        Coincidió el año 2011 en el momento en el que el Cuerpo Nacional de Policía cumplía su 25º aniversario, desde su fundación el 13 de marzo de 1986 por la Ley Orgánica 2/86, unificando el Cuerpo Superior de Policía (civil y de paisano, encargado de las labores investigativas) con el Cuerpo de Policía Nacional (militar y uniformado, encargado de la seguridad ciudadana y del orden público), por lo que era de obligado cumplimiento dejar constancia de ese hecho histórico. Ello, unido a que en esa fecha se publicó por parte de uno de nuestros miembros un libro sobre esa temática, permitió exponer uno de los dioramas utilizados para ilustrar la obra, en concreto uno que representa la disposición de un control de carreteras, los llamados DEC (Dispositivo Estático de Control), con una representación de vehículos radiopatrullas "Z" y con un núcleo formado por miembros de una UPR (Unidad de Prevención y Reacción).

        La segunda parte era, por supuesto, y como suele ser en las actividades de la UEO, bastante más participativa, y permitía al público participar en un combate de la II Guerra Mundial en miniatura, en el contexto de la Ofensiva de las Árdenas, que además contaba con el correspondiente panel informativo para cuando no se estaba jugando la batalla y que permitiera documentar el escenario. Se realizaron dos acciones a lo largo de la jornada del sábado, una por la mañana y otra por la tarde, llamando especialmente la atención de los más pequeños, auténticos protagonistas del evento.

        A continuación se expone la información que a disposición del público se exhibió, y que fue aprovechada de la Exposición realizada con la Brigada Paracaidista, utilizando el mismo panel que amablemente el Subteniente Bejarano nos proporcionó.

Batalla de las Árdenas

Diciembre 1944-Enero 1945

 LA ACOMETIDA GERMANA

 A finales de 1944 parecía claro que la II Guerra Mundial estaba próxima a su fin, y desde el Alto Mando Alemán se buscaban formas de lograr una paz que permitiera seguir luchando contra los soviéticos, pactando con los aliados. A tal efecto, Hitler diseñó una ofensiva que, al igual que en la I Guerra Mundial, pudiera favorecer sus planes, logrando una paz con los aliados occidentales.

El ataque implicaría a todas las reservas acorazadas alemanas, y tendría como objetivo final Amberes, en Holanda, rompiendo el frente aliado y ganando así tiempo. Con la ventaja de la sorpresa y de la climatología, las columnas blindadas alemanas penetraron rápida y fácilmente a lo largo de toda la línea en la zona de Bélgica, obligando a retroceder en desorden a varias divisiones aliadas y asilando otras. Una de ellas fue la 101º División Aerotransportada Norteamericana.

 NUTS!

 El 19 de diciembre las tropas acorazadas alemanas del General Von Luttwitz se desplegaban para cercar las posiciones americanas en la zona de Bastogne. Contaba el general alemán con tres divisiones, contra los 18.000 hombres de la 101 Aerotransportada del General Mac Auliffe. Una serie de ataques iniciales fueron rápidamente rechazados en feroces combates cerrados a corta distancia, logrando imponerse las tropas aliadas gracias a la ventaja de la posición.

Para el 22 de diciembre la situación se había tornado crítica, al desplegar los alemanes sus carros de combate y bombardear continuamente las defensas americanas. A las 11 de la mañana, Von Luttwitz, seguro de haber quebrantado la moral de los defensores, envió a cuatro oficiales con una bandera blanca para “acordar una honorable capitulación”, de modo que “se ahorre de ese modo la inevitable pérdida de vidas humanas que seguiría al ataque”. Von Luttwitz esperaba una inmediata rendición americana, o de lo contrario atacaría.

Sin embargo, el testarudo y tenaz Mac Auliffe no estaba dispuesto a pasar a la historia de los paracaidistas como el primer general americano al mando de ellos en rendirse. Indignado por la propuesta alemana, tomó una cuartilla de uno de sus asistentes de Estado Mayor y escribió en ella la palabra “Nuts!” (textualmente “nueces”, pero con un significado similiar  a nuestra expresión popular “¡narices!”). La respuesta dejó perplejos a los cuatro oficiales alemanes, y como quiera que uno de ellos solicitara cortésmente una aclaración, el ayudante de Mac Auliffe le contestó “Diga a sus superiores que Nuts! Significa algo así como Go to Hell! (¡váyase al infierno!)”.

 LA CABALLERÍA AL RESCATE

 Ante la dificultad de los acontecimientos, se ordenó al más agresivo de los Comandantes aliados, el General George S. Patton, avanzar hacia Bastogne y romper el cerco, enlazando con los sitiados paracaidistas. El general americano no se hizo esperar, y sus tropas iniciaron un avance a marchas forzadas a toda la velocidad que le permitían sus vehículos (una frase famosa que refleja el carácter del general fue “mis hombres pueden comerse sus cinturones, pero mis tanques necesitan gasolina”).

La 4º División Blindada, perteneciente al III Ejército, recibió la orden de encabezar el avance y romper el cerco. Los combates a que se vio sometida fueron durísimos. En total, se perdieron 150 tanques y gran cantidad de vehículos de transporte como semiorugas y camiones de suministros. La necesidad de las circunstancias obligó a realizar avances y combates nocturnos, en enfrentamientos acorazados cerrados a cortas distancias, dándose varios de los combates más encarnizados de la campaña.

 LA AYUDA LLEGÓ DEL CIELO

La agresiva respuesta del General Norteamericano Mac Auliffe, unida a la llegada de refuerzos alemanes a las posiciones alrededor del cerco, hizo redoblar los esfuerzos por romper las defensas aliadas, pero una vez más los paracaidistas americanos se aferraron al terreno y lograron mantener sus posiciones, aunque a un alto precio. La noche del 22 al 23 de diciembre fue una de las más frías, sino la que más, de las que ambos bandos tuvieron que soportar, si bien los sitiadores pudieron calentarse y descansar con la calma del que sabe que no será atacado.

La gélida mañana del 23 de diciembre dejó entrever tímidamente los rayos del sol, pero ello bastó para que la Fuerza Aérea Norteamericana hiciera despegar a sus C-47 de transporte para poder lanzar suministros sobre los sitiados. Como un regalo celestial, los paracaidistas lograron conseguir municiones y suministros, dándoles una renovada esperanza en la victoria. En total, 241 aviones de transporte C-47 del Comando de Transporte de Tropas lanzaron 544 kilogramos de suministros cada uno sobre las sitiadas fuerzas aliadas, lanzándolos en un intervalo de cuatro horas, lo que supuso un respiro para las acosadas tropas de Mac Auliffe.

 SANGRE Y AGALLAS

 El día 3, espoleados por la ofensiva de Patton, elementos del II Cuerpo norteamericano se unían a la ofensiva, mientras que el propio Patton, con su III, abría brecha en la dirección de las posiciones de la 101º, con el fin de romper el cerco, mientras que en la sitiada población se lograba resistir el ataque de hasta ocho divisiones SS.

 Las cosas comenzaban a torcerse para el Reich, máxime cuando llegaron noticias de que las fuerzas de la Unión Soviética en el frente Oriental estaban maniobrando para preparar una ofensiva. Ante esta nueva noticia, varias unidades blindadas del VI Ejército SS Panzer del General Dietrich fueron retiradas de la zona para ser redesplegadas en el frente Oriental. Un flaco consuelo a los soldados germanos que se retiraban de un infierno para caer en otro peor.

Las tropas de Patton entraron definitivamente en la ciudad cercada el día 5 de enero, tras una infernal carrera contra reloj en la oscuridad de las largas noches de invierno del Norte de Bélgica. Habían llegado a tiempo, y la 101º se había salvado. Lo más importante es que con ella se había salvado el frente.

                                                                                      Raúl Matarranz del Amo

                                                                       Centro de Estudios. UEO.

CONCLUSIÓN

Aunque la afluencia a la muestra fue de menores dimensiones que en su anterior edición, lo cierto es que cumplió sobradamente sus objetivos, permitiendo la continuidad de un evento que sirve de punto de encuentro a todos los aficionados al hobby y que además sirve de medio para que el público en general se adentre en un mundo poco conocido, pero que cada vez despierta más interés, como es el de la historia militar.

Sea como fuere, desde aquí se quiere aprovechar la oportunidad para agradecer a personas como Enrique Paris su esfuerzo y dedicación para difundir a través de eventos como este esta apasionante temática, y gracias a los cuáles cada vez va ganando fuerza en nuestro país.