Procesión de la Virgen del Carmen 2014

        Como en años anteriores, el pasado mes de julio de 2014 tuvo lugar la tradicional celebración de la Virgen del Carmen, patrona de la Armada y de los marinos en general, siendo realizados los solemnes y ya institucionalizados actos por parte de la Federación Española de Ligas Navales, en concreto la Liga Naval de Castilla La Mancha, en el alcarreño Lago de Bolarque, en el que, acompañada de autoridades y fieles, la Virgen procesionó a bordo de la correspondiente embarcación.

             NOTA: Queda prohibida la difusión total o parcial de los contenidos expuestos en el siguiente artículo, tanto en su aspecto escrito como de las imágenes contenidas en él, sin el consentimiento expreso de la administración del presente espacio web.

        LA VIRGEN DEL CARMEN

        Todos los años, con la llegada del mes de julio, las gentes de la mar reciben con entusiasmo el inicio del nuevo mes, ya que justo en su mitad se celebra su patrona. En efecto, desde tiempos inmemoriales, marinos, pescadores y demás trabajadores de las aguas se han encomendado a la protección de la Virgen del Carmen, para rogarle buenas capturas, buena mar y sobre todo buen retorno al puerto y al hogar.

        Como no podía ser de otro modo, estas tradiciones se han ido transmitiendo de padres a hijos, hasta convertirse en un verdadero acto solemne en todos aquellos lugares de España donde naveguen embarcaciones, siendo la costumbre procesionar a la Virgen a bordo de una de ellas, que será escoltada por las demás.

        Con el tiempo, esta tradición de las zonas marítimas, se ha expandido a las zonas de aguas interiores, que con la construcción de los enormes embalses, han creado pequeños entornos en algunos de los cuáles, por sus espectaculares dimensiones o sus condiciones concretas, se ha desarrollado la navegación en aguas interiores, creándose pantalanes y pequeños puertos, clubs náuticos y demás elementos que les convierten en una alternativa a la distancia para quienes deseen disfrutar de la navegación sin tener que recorrer grandes distancias hasta la costa.

        EL LAGO DE BOLARQUE

        Uno de los puntos anteriormente referidos son los llamados "Mares de Castilla", conformados por los enormes pantanos de Entrepeñas y de Buendía, y unidos por el embalse del Lago de Bolarque. Los dos primeros, aunque de dimensiones mucho mayores, son por desgracia desembalsados con demasiada frecuencia para el envío de agua a la cuenca del Segura, lo que ha debilitado considerablemente la economía de la región  y las actividades náuticas, debido a la construcción del Trasvase Tajo-Segura, dejando por suerte a salvo al Embalse de Bolarque.

        En efecto, esta estrecha pero alargada masa de agua, con más de 30 kilómetros de longitud en las dos vertientes (tiene forma de V), constituye el pantano de trasvase entre ambos embalses y las cuencas, por lo que siempre tiene que mantener un nivel constante de agua. Ello le permite desarrollarse en otros puntos en los que sus hermanos mayores sufren las consecuencias de la falta de agua, y lo convierte así en un entorno único para la navegación en aguas interiores.

        Estos factores han potenciado considerablemente el desarrollo de la zona, mediante las actividades náuticas y recreativas, que se combinan con el estudio de la naturaleza, ya que la zona está protegida y tiene un alto valor ecológico, tanto en flora como en fauna, con especial relevancia de la presencia de aves.

        De entre los bloques de actividades lúdicas que se realizan en el Lago de Bolarque, dos son las principales que atraen la presencia de numeroso público con la llegada del buen tiempo: la navegación, tanto a motor como a vela, y el baño. La primera de las dos tiene su punto de partida con el Club Náutico de Bolarque, que además se convierte en centro de reuniones al contar con las apropiadas instalaciones de hostelería y hasta con un escenario, para la realización de eventos. La segunda de ellas, que también cuenta con su propia infraestructura, se realiza en la llamada Playa de Bolarque, una zona habilitada para el baño dentro de una bahía a la que, por motivos obvios de seguridad, las embarcaciones tienen prohibido el acceso.

    

        Además, junto a todo lo anterior, la empresa Entretenimientos Mares de Castilla, colaboradora fundamental en las procesiones de la Virgen del Carmen (ya que en su catamarán se transporta a la Virgen) y parte integral de las actividades de la Liga Naval de Castilla La Mancha, realiza rutas por el embalse, tanto a la ermita como a otros entornos incomparables de naturaleza, existiendo también la posibilidad de utilizar piraguas y de pescar en el embalse.

        FELAN

        En la actualidad, la Federación Española de Ligas Navales es presidida por don Jose Carlos Tamayo Gálvez, quien además es presidente de la Liga Naval de Castilla La Mancha, y organizador de la ya tradicional Procesión de la Virgen del Carmen en los Mares de Castilla. La organización de FELAN se basa en un proyecto común para aunar esfuerzos de cada una de las Ligas Navales que se crearon a nivel autonómico a raíz de su dislocación de la Real Liga Naval Española, debido a discrepancias de criterios con la Dirección de la misma.

        Así, empezando por Castilla La Mancha, cada Comunidad Autónoma fue creando su propia Liga, hasta que se creó la Federación para coordinar las actividades y de ese modo unificar criterios y esfuerzos, si bien cada una de las diferentes Ligas actúa con criterios propios en su día a día. El hermanamiento generado gracias a este esfuerzo ha permitido que la organización prospere tanto en número como en prestigio, y en la actualidad colabora con la Armada y con la Dirección General de Protección Civil en todo lo relacionado con asuntos náuticos y defensa del medio ambiente.

        Además, siguiendo en esa idea de hermanamiento, aunque cada Liga realiza sus propias actividades, cualquier miembro de la Federación es invitado a participar de ellas, aunque no sea miembro de la entidad autonómica que las realiza.

        LA PROCESIÓN

        Las actividades se iniciaron a las 12 del mediodía, con la solemne misa impartida por el párroco de la localidad, asistiendo a los actos diversos representantes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, así como el Subdelegado del Gobierno y algunos Diputados, a los que acompañaron inevitablemente alcaldes locales.

        Posteriormente, y tras sonar los acordes del Himno Nacional, se procedió a inicial la Procesión propiamente dicha, que fue portada por miembros tanto de la Liga Naval de Castilla La Mancha como por una representación de la Liga Naval de Madrid, que acudieron al acto como miembros de FELAN. Siendo aclamada por el público, se embarcó a la Virgen en el Catamarán, junto con la banda de música, para iniciar así el recorrido hasta el monasterio en ruinas donde es tradición realizar la ofrenda florar.

        Más de una treintena de embarcaciones, todas ellas engalanadas, siguieron el recorrido del catamarán, pasando más allá de la propia presa, y hasta llegar al monasterio, donde, adoptando las adecuadas y oportunas medidas de seguridad, cada una de las embarcaciones procedió a alinearse para cortar por la popa la posición del catamarán y realizar las diferentes ofrendas florales ante la Virgen, mientras continuaban sonando los acordes de la banda de música.

        A continuación, y una vez finalizada la operación, las diferentes embarcaciones aproaron al embarcadero, comenzándose el recorrido de vuelta. Aunque algunas de ellas se adelantaron, la mayoría prefirió esperar al resto, para volver a dejar que el catamarán con la Virgen encabezara la comitiva de nuevo, avanzando lentamente y en medio de un día que acompañó completamente y que añadió esplendor a los actos.

  

        Como colofón final, una vez amarrados los diferentes barcos, y cerrada la procesión la unidad de Protección Civil, que se aseguró de que ninguna embarcación quedase atrás, se realizó la tradicional copa de vino español en el Club Náutico de Bolarque, en el que los asistentes, participantes y público, pudieron degustar un aperitivo y departir sobre el cada vez mayor éxito del evento realizado. Como ya es costumbre, las actividades del día concluyeron con una comida de confraternización marinera en un restaurante de la cercana localidad de Almonacid de Zorita, tras la que los diferentes miembros de FELAN se retiraron a sus respetivos territorios.